Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Vídeos

Corea del Sur extenderá los préstamos relacionados con el arrendamiento para inquilinos e incentivos fiscales para propietarios

21/06/2022 13:59 replay time00:44

Mira a continuación

Seúl, 21 de junio (Yonhap) -- El Gobierno de Corea del Sur ha prometido, este martes, aliviar regulaciones sobre préstamos para el alquiler de viviendas a través de contratos de "jeonse" y elevar las tasas de deducción fiscal para los arrendadores de alquier mensual, en un intento de ayudar a aliviar las cargas financieras a los inquilinos y estabilizar el mercado inmobiliario.

En virtud del primer paquete de medidas sobre el mercado de bienes raíces de la Administración del presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, el Gobierno surcoreano también prometió reformar el sistema de límite del precio de preventa, implementado en los apartamentos del sector privado, y ofrecer un recorte fiscal a los propietarios que vendan sus viviendas tras haber arrendado a largo plazo, en un intento de expandir el suministro de las mismas.

El Gobierno de Yoon prometió una reforma general de la política de bienes raíces, diciendo que el ejercicio del Gobierno anterior de regulaciones endurecidas y un aumento de impuestos para contener la especulación causó más bien un repunte de los precios de las viviendas.

En detalle, el Gobierno decidió conceder incentivos fiscales a los propietarios que eleven el alquiler, de forma voluntaria, en menos del 5 por ciento, según el Ministerio de Economía y Finanzas.

Se podrán pedir préstamos de hasta 180 millones de wones (139.211 dólares) para aquellos que necesitan realizar un nuevo contrato de "jeonse" en el transcurso del año posterior a la expiración de su contrato de cuatro años. Actualmente, el monto máximo es de 120 millones de wones (93.044 dólares).

Bajo el sistema de "jeonse", de varias décadas de implementación en Corea del Sur, los inquilinos pagan un depósito único, de un valor alto, conocido como dinero clave, al arrendador, el cual es devuelto al finalizar el contrato, cuyo vigor es, en general de dos años. Durante el período de arrendamiento, los inquilinos no pagan el alquiler mensual.

El Gobierno también elevará la tasa de deducción fiscal por alquiler mensual de vivienda, del 12 por ciento hasta un máximo del 15 por ciento.

Asimismo, el límite de la deducción fiscal sobre ingresos por la amortización de los préstamos para el alquiler de viviendas se extenderá de 3 millones de wones (2.326 dólares) a 4 millones de wones (3.101 dólares).

El Gobierno prometió elaborar una hoja de ruta detallada para suministrar más de 2,5 millones de nuevas viviendas para mediados de agosto, o en el transcurso de los 100 días posteriores a la investidura de la nueva Administración.

Un plan integral, diseñado a respaldar mejor a los jóvenes y hogares de clase medida para la compra de viviendas, también será formulado este año.

El ministro de Economía y Finanzas surcoreano, Choo Kyung-ho, dijo, al presidir una reunión con los ministros relacionados con bienes raíces, que dado que permanecen los riesgos a corto plazo en el mercado de arrendamiento, el Gobierno busca crear respuestas preventivas al ampliar los beneficios fiscales y financieros e impulsar el suministro.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir