Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Vídeos

Corea del Sur expresa 'profundo pesar' por las ofrendas de Kishida al santuario de guerra

17/10/2021 15:54 replay time00:38

Mira a continuación

Seúl, 17 de octubre (Yonhap) -- Corea del Sur ha expresado su profundo pesar, este domingo, por el envío de ofrendas del primer ministro japonés, Fumio Kishida, a un polémico santuario de guerra en Tokio, en la última medida que subraya los desafíos para mejorar las relaciones bilaterales, dos días después de que sus líderes acordaran desarrollar sus lazos de una forma orientada al futuro.

Previamente en el día, Kishida envió un árbol "masakaki" al santuario Yasukuni para celebrar su festival de otoño, de dos días de duración, que termina el lunes, según la agencia de noticias japonesa Kyodo y funcionarios del Ministerio de Asuntos Exteriores de Seúl.

Es la primera vez que Kishida envía una ofrenda al santuario, que es visto como un símbolo del pasado militarista del país, desde que tomó posesión a principios de este mes. Aunque Kishida no visitó el lugar en persona, su predecesor inmediato, Yoshihide Suga, se presentó en el santuario previamente en el día.

La Cancillería surcoreana dijo, en un comunicado de prensa, que el Gobierno surcoreano expresa una profunda decepción y lamenta el hecho de que los líderes japoneses volvieron a enviar ofrendas o repetir sus visitas al santuario Yasukuni.

El santuario Yasukuni, en el centro de Tokio, honra a los 2,5 millones de caídos japoneses en la guerra, incluidos 14 criminales de clase A de la Segunda Guerra Mundial.

Las visitas al santuario realizadas por los líderes japoneses han sido una fuente clave de tensiones en la región, ya que los vecinos asiáticos de Japón, como Corea del Sur y China, que experimentaron sufrimientos de la agresión japonesa a inicios y mediados del siglo XX, las consideran un intento de glorificar el pasado militarista del país insular.

Corea del Sur también presionó a los líderes japoneses para que enfrenten la historia "honestamente" y muestren con acciones su "humilde introspección y genuina autorreflexión" sobre el pasado.

Corea del Sur y Japón son socios económicos cercanos y aliados clave de Estados Unidos, aunque durante mucho tiempo han estado en conflicto por disputas territoriales e históricas derivadas del dominio colonial de Japón sobre la península coreana de 1910-45.

El viernes, el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y Kishida mantuvieron su primera llamada telefónica y acordaron acelerar las consultas diplomáticas bilaterales para resolver una disputa prolongada sobre el trabajo forzado en tiempos de guerra y desarrollar sus vínculos "de una manera orientada al futuro".

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir