Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Vídeos

El Tribunal Supremo ratifica los 20 años de prisión para la expresidenta Park

14/01/2021 16:17 replay time02:40

Mira a continuación

Seúl, 14 de enero (Yonhap) -- El Tribunal Supremo de Corea del Sur ha ratificado, este jueves, la sentencia de 20 años de prisión para la expresidenta Park Geun-hye, por un caso de corrupción de alta repercusión mediática, concluyendo una saga de varios años que al final la removió del poder, en 2017.

En la audiencia para sentencia sobre una apelación presentada por la fiscalía contra un fallo, en julio, que redujo la pena de prisión de Park, el Tribunal Supremo mantuvo su veredicto previo, incluida una multa de 18.000 millones de wones (15 millones de dólares), y la decisión de eliminar los cargos de extorsión y parte de los cargos de abuso de poder contra Park.

Park tendrá que pasar 22 años en prisión, que incluye una pena de prisión de dos años por su condena, en 2018, sobre su intromisión ilegal en un proceso de nominación del entonces gobernante Partido Saenuri. Considerando el tiempo que ya pasó en prisión, será liberada en el año 2039.

El veredicto final, de este jueves, concluyó uno de los mayores escándalos políticos del país, tres años y nueve meses después de que fuese inculpada por primera vez, por tráfico de influencias.

Park fue destituida de su cargo en marzo de 2017, por su involucración en un escándalo masivo de abuso de poder y soborno.

La exmandataria fue acusada de conspirar con su confidente de toda la vida, Choi Soon-sil, para obligar a los grandes conglomerados, como Samsung y Lotte, a donar 77.400 millones de wones (70 millones de dólares) a dos fundaciones bajo el control de Choi.

Asimismo, Park fue sentenciada bajo los cargos de haber aceptado fondos ilegales, por valor de 3.500 millones de wones (3,19 millones de dólares), de tres jefes del Servicio de Inteligencia Nacional (NIS, según sus siglas en inglés), entre mayo de 2013 y septiembre de 2016, coludiendo con sus secretarios.

En el nuevo juicio, en julio, el Tribunal Superior de Seúl sentenció a la expresidenta a 15 años de prisión por cargos de soborno y a otros 5 años por abuso de poder y otros cargos penales. Park recibió también una multa de 18.000 millones de wones (15 millones de dólares) y el decomiso de 3.500 millones de wones (3,19 millones de dólares).

La sentencia contrasta con las decisiones del tribunal de apelaciones, en 2018 y 2019, que la condenó a 30 años de prisión, una multa de 20.000 millones de wones (18 millones de wones) y el decomiso de 2.700 millones de wones (2,4 millones de dólares).

La pena reducida refleja el fallo, que dictó el Tribunal Supremo en agosto de 2019, en el cual Park fue exculpada parcialmente de las acusaciones de abuso de poder y un cargo de extorsión presentado por su presunto acto de haber hecho que los conglomerados pagasen donaciones a dos fundaciones controladas por Choi.

El nuevo juicio de julio tuvo lugar tras las decisiones del Tribunal Supremo de volver a enviar los dos casos al Tribunal Superior de Seúl, para su reconsideración, en agosto y noviembre de 2019, respectivamente, ordenando que maneje las acusaciones de soborno independientemente del resto de las acusaciones. El Tribunal Superior de Seúl ha combinado los dos casos desde entonces.

Park se convirtió en el cuarto expresidente en ser condenado por actos delictivos.

Su predecesor inmediato, Lee Myung-bak, fue encarcelado, a principios de noviembre, después de que el Tribunal Supremo ratificara su sentencia, de 17 años de prisión, por malversación y soborno.

Es la segunda vez que se encarcela a dos expresidentes de forma consecutiva en el país.

Los expresidentes Roh Tae-woo y Chun Doo-hwan fueron encarcelados durante alrededor de dos años, de forma simultánea, por insurrección y un golpe de Estado, hasta que fueron indultados en diciembre de 1997.

Los simpatizantes de Park, utilizando mascarillas negras con el eslogan "destitución inválida", expresaron su frustración y decepción con el fallo y dijeron que no podían aceptar el resultado.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir