Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Vídeos

Comienza la clausura de sitios turísticos y la prohibición de reuniones privadas en la temporada navideña en medio del empeoramiento de la pandemia

23/12/2020 16:34 replay time02:34

Mira a continuación

Seúl, 23 de diciembre (Yonhap) -- Este año será una temporada navideña moderada para muchos surcoreanos, ya que ha comenzado la clausura de los destinos de invierno y la prohibición de aceptar grupos de cinco o más personas para los restaurantes, de conformidad con las restricciones endurecidas contra el nuevo coronavirus.

Las autoridades han urgido reiteradamente a los ciudadanos que cancelen sus reuniones y viajes de fin de año para reducir el riesgo de infecciones por COVID-19; sin embargo, algunas personas han encontrado lagunas en las directrices de distanciamiento social para ir a las estaciones de esquí y celebrar fiestas privadas en hoteles y otros recintos.

El área metropolitana de Seúl se encuentra actualmente bajo el nivel 2,5 de distanciamiento social, el cuarto del sistema de cinco niveles, y el resto del país bajo el nivel 2.

Como parte de los esfuerzos para minimizar las actividades públicas sin tener que adoptar el nivel 3 -la directriz máxima- se han implementado medidas cercanas al bloqueo y una nueva serie de reglas especiales contra el virus en los recintos populares de la temporada navideña, las cuales entraron en vigor, este miércoles, en el área metropolitana de Seúl y serán impuestas, el jueves, en el resto del país. Las medidas estarán vigentes hasta el 3 de enero, en todo el país.

De conformidad con las nuevas restricciones a nivel nacional, quedan prohibidas las reuniones privadas de cinco o más personas en los restaurantes. Los propietarios y clientes se enfrentarán a multas de hasta 3 millones de wones (2.710 dólares) y de un máximo de 100.000 wones (90 dólares), respectivamente, en caso de que violen la norma.

Los salones de bodas y funerarias podrán operar todavía con un límite de capacidad de 30 personas, en Seúl, y de 50 en otras regiones.

Las instalaciones de deportes invernales, incluidos las estaciones esquí y los sitios para andar en trineo, así como los lugares turísticos para contemplar la salida del sol, serán clausurados, y las instalaciones de alojamiento solo podrán operar al 50 por ciento de su capacidad, durante el período designado.

A lo largo del país, 16 estaciones de esquí, 35 pistas de hielo y otros recintos turísticos de invierno, incluidas playas populares para ver el amanecer en Año Nuevo, serán clausurados.

En virtud del nivel 2,5, se requiere que las iglesias de toda la nación celebren sus servicios religiosos exclusivamente en línea y tienen prohibido ofrecer comidas.

Las autoridades sanitarias estuvieron considerando elevar las medidas de distanciamiento social al nivel 3, a fin de desacelerar el ritmo alarmante de propagación del virus; sin embargo, se mantuvieron cautelosas sobre la aplicación del mismo debido a las preocupaciones sobre su impacto de gran alcance en la economía local.

El país añadió, este miércoles, 1.092 casos de COVID-19, lo que elevó el total a 52.550 infecciones, según la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés). Un total de 739 personas han fallecido por el virus, desde que se detectó el primer caso, el 20 de enero.

Durante la última semana, el país reportó más de 1.000 casos diarios por cinco días consecutivos, lo que supone el peor período de la pandemia en el país.

Las autoridades advirtieron sobre el crecimiento exponencial de las infecciones antes de la temporada navideña y estimaron entre 1.000 y 1.200 casos diarios durante la próxima semana, si continúa la tendencia actual.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir