Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Vídeos

El Tribunal Supremo confirma la pena de prisión de 17 años contra el expresidente Lee Myung-bak por el caso de corrupción

29/10/2020 15:20 replay time01:57

Mira a continuación

Seúl, 29 de octubre (Yonhap) -- El Tribunal Supremo ha ratificado, este jueves, el fallo de un tribunal de apelaciones, que sentenció una pena de 17 años de prisión contra el expresidente Lee Myung-bak, por los cargos de soborno y malversación de fondos.

El expresidente, de 78 años de edad, fue sentenciado, en febrero, a una pena de 17 años de prisión, una multa de 13.000 millones de wones (10,9 millones de dólares) y un decomiso de 5.780 millones de wones (5 millones de dólares) por un caso notorio de corrupción.

El expresidente, quien gobernó el país de 2008 a 2013, fue acusado, en abril de 2018, de 16 cargos de acusaciones criminales, incluidos la malversación de fondos relacionados con la empresa de piezas de automóviles DAS y la aceptación de sobornos.

En octubre de dicho año, un tribunal de distrito lo declaró culpable o parcialmente culpable de siete cargos, y lo sentenció a 15 años de cárcel, convirtiéndolo en el cuarto expresidente surcoreano en ser inculpado en un caso penal.

También concluyó que Lee era el propietario de facto de DAS, una acusación que Lee ha negado consistentemente.

El Tribunal Superior de Seúl dictó, en febrero, una pena de prisión más larga, de 17 años, debido al aumento en el monto del soborno del que Lee resultó ser culpable.

El tribunal falló que Lee desfalcó 25.200 millones de wones (22 millones de dólares) de DAS, y también concluyó que Lee es efectivamente el propietario, y lo condenó por aceptar sobornos por un monto total de 9.400 millones de wones (8 millones de dólares), unos 800 millones de wones (704.000 dólares) más que en el dictamen anterior.

El tribunal descubrió que Lee utilizó su poder presidencial para beneficiar a la empresa DAS y a sí mismo. A lo largo de su carrera política, a Lee le persiguieron las sospechas sobre si era el propietario real de DAS.

Lee será encarcelado de nuevo, puesto que el Tribunal Supremo dijo que pasó a ser inválido el recurso del tribunal inferior que le permitió ser puesto en libertad bajo fianza, en febrero.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir