Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Vídeos

Los doctores realizan una huelga general a nivel nacional desobedeciendo la orden del Gobierno de regresar al trabajo

27/08/2020 11:52 replay time03:19

Mira a continuación

Seúl, 27 de agosto (Yonhap) -- Miles de doctores han iniciado, el miércoles, una huelga general a nivel nacional, pese a la orden gubernamental para que vuelvan al trabajo, mientras que se reportaron interrupciones en los servicios médicos de los hospitales principales.

La acción colectiva, de tres días, de los doctores, incluidos los internos y residentes en hospitales generales, así como los médicos en clínicas comunitarias, se produjo debido a su oposición al plan del Gobierno de aumentar el número de estudiantes en las facultades de medicina.

La huelga es la segunda de su tipo y fue organizada por la Asociación Médica de Corea del Sur (KMA, según sus siglas en inglés), que cuenta con alrededor de 130.000 miembros.

El miércoles por la mañana, el Gobierno ordenó a los doctores huelguistas del área capitalina que volvieran al trabajo, a medida que los casos diarios de coronavirus en el país volvieron a superar los 300. Es la primera vez que Seúl ha ordenado a los doctores que regresen a sus labores, mientras que las acciones previas se centraron en lograr la reapertura de los hospitales y clínicas.

El Ministerio de Salud y Bienestar Social dijo que, de las 32.787 clínicas en el país, 3.549, o el 10,8 por ciento, se encontraban cerradas, a fecha del miércoles al mediodía. El número total de clínicas que no recibieron pacientes es ligeramente superior a las 2.097 que informaron al Gobierno que cerrarían sus puertas. La cifra es menor que el 33 por ciento registrado en la primera de las huelgas, realizada a inicios de este mes.

Tras el comienzo de la huelga, el ministerio emitió una orden conminatoria de regreso al trabajo para los doctores de los hospitales en el área metropolitana de Seúl, citando las preocupaciones sobre el incremento de casos de COVID-19.

A fecha del miércoles, a las 8:00 a.m., el Gobierno ha ordenado a los doctores en prácticas y médicos becarios, que trabajan en los hospitales de Seúl, la provincia de Gyeonggi e Incheon, que regresen inmediatamente a su trabajo, según el ministro de Salud y Bienestar Social, Park Neunghoo.

Las autoridades podrían revocar las licencias de aquellos que no obedezcan la orden gubernamental, sin necesidad de causa probable, así como imponer penas de prisión de hasta tres años o una multa de un máximo de 30 millones de wones (25.000 dólares).

El ministerio afirmó que el sector médico y el Gobierno han llegado al acuerdo de suspender el plan de reforma hasta que se controle la pandemia en el área metropolitana de Seúl.

Sin embargo, la Asociación de Internos y Residentes de Corea del Sur (KIRA), que representa a los doctores en prácticas, rechazó el pacto, según el ministerio.

La KIRA dijo que sus miembros no obedecerán la orden del Gobierno de regresar al trabajo, calificándola como una "mala ley".

Asimismo, la KIRA indicó que, como parte de su postura, algunos doctores que lo deseen, presentarán su renuncia a los hospitales este jueves.

Luego mencionó que algunos doctores en prácticas se ofrecerán a trabajar en el tratamiento de pacientes de coronavirus.

La asociación dijo que esta medida no significa que los doctores cumplirán las órdenes y que participarán en diálogos serios con el Gobierno si descarta el plan de reforma del sector médico.

La KMA dijo que la orden gubernamental para que los doctores terminen la huelga será impugnada en el tribunal y argumentó que la medida viola el derecho de acción colectiva.

Miles de doctores en prácticas ya han estado realizando un paro indefinido desde finales de la semana pasada, instando al Gobierno a cancelar el plan.

Los doctores en prácticas sostuvieron una huelga de un día, el 7 de agosto, y también participaron en el paro a nivel nacional de la KMA, celebrado una semana después.

La huelga ya ha causado trastornos en el sistema de atención sanitaria, en un momento en el que el país se enfrenta a dificultades en la contención de un nuevo aumento de casos de coronavirus.

Corea del Sur reportó, el miércoles, 320 casos nuevos de COVID-19, incluidas 307 infecciones locales, elevando el total de casos en el país a 18.265, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC).

Un total de 163 de 200 instalaciones médicas con doctores en prácticas, o el 58,3 por ciento, participaron en la huelga, según una encuesta realizada por el Ministerio de Salud y Bienestar Social. La proporción de los médicos becarios fue del 6,1 por ciento.

El número de cirugías en los hospitales generales principales del área metropolitana de Seúl casi se redujo a la mitad, a medida que el paro provocó que los doctores redujeran el horario de atención en los consultorios y retrasaran sus operaciones quirúrgicas.

El Hospital de la Universidad Nacional de Seúl dijo que se realizaron alrededor de 60 cirugías, lo que supone una fuerte disminución frente a la media diaria de 120, mientras que se pospusieron más de 110 cirugías en el Centro Médico Samsung.

Los hospitales generales sustituyeron a los encargados de los horarios nocturnos, normalmente cubiertos por los internos y residentes, por médicos de nivel de profesores, para prevenir cualquier trastorno en las salas de emergencia y las salas para los pacientes en estado crítico.

También se estima que la huelga de los médicos en las clínicas comunitarias interrumpa el servicio médico, obligando al Gobierno a preparar un sistema de emergencia en los centros de salud pública de todo el país.

Como parte del plan de reforma de la plantilla médica del país, el Ministerio de Salud y Bienestar Social planea expandir en 4.000 las cuotas de admisión en las escuelas de medicina, durante los 10 próximos años, a partir de 2022, y abrir una nueva escuela de medicina pública, dado que trata de ampliar el alcance de los servicios de atención médica.

Conforme al plan, aumentará el número de estudiantes admitidos anualmente en las escuelas de medicina a 3.458 en el período 2022-2031, con respecto a los 3.058 actuales.

Llamando la medida del Gobierno una decisión "precipitada y unilateral", los doctores en prácticas lanzaron, el viernes, una huelga indefinida de forma escalonada, y dichos médicos de todos los niveles están realizando ahora la acción colectiva.

Ambas partes acordaron, el martes, lanzar consultas de trabajo. Sin embargo, las conversaciones todavía no han logrado un gran avance, provocando que la KMA siga adelante con la huelga general.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir