Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Vídeos

Corea del Sur y EE. UU. inician el ejercicio conjunto de verano en medio de las preocupaciones sobre el coronavirus

18/08/2020 13:56 replay time00:29

Mira a continuación

Seúl, 18 de agosto (Yonhap) -- Corea del Sur y Estados Unidos han empezado, este martes, su ejercicio conjunto anual de verano, de manera reducida, ante las preocupaciones sobre la pandemia del nuevo coronavirus, han dicho los oficiales militares.

El entrenamiento de puesto de mando combinado (CCPT) simulado por ordenador, que se llevará a cabo hasta el 28 de agosto, es el primer ejercicio importante que se efectúa entre ambos países este año, dado que su ejercicio anual de primavera fue suspendido debido al COVID-19.

Según los oficiales, la primera parte del ejercicio, que se estará realizando hasta el sábado, se centrará en la forma de defender a Corea del Sur contra una invasión de Corea del Norte y la segunda parte, que se llevará a cabo del 24 al 28 de agosto, se basará en el escenario del contraataque de respuesta.

En el período previo al ejercicio, los dos países sostuvieron, la semana pasada, una capacitación de gestión de crisis para el personal, que duró cuatro días.

El ejercicio estaba programado inicialmente para comenzar el domingo; sin embargo, se aplazó después de que un oficial del Ejército surcoreano, quien iba a participar en el ejercicio, diera positivo en la prueba del nuevo coronavirus, según los oficiales.

Un oficial militar dijo que todos los soldados que tuvieron contacto estrecho con el oficial dieron negativo en la prueba del nuevo coronavirus, agregando que han estado monitorizando de cerca la situación del COVID-19 e implementando esquemas de prevención epidemiológica más estrictos, a fin de garantizar la seguridad de los participantes.

En Corea del Sur, se registró un repunte de infecciones en los últimos días, cuya mayoría surgió en Seúl y las áreas circundantes, alcanzando, el domingo, su máximo diario en cinco meses.

El ejercicio de verano se efectuará de manera reducida, en comparación con las maniobras anteriores, ya que los soldados estadounidenses necesarios para proceder con el programa de forma completa no pudieron venir a Corea del Sur debido a las restricciones relacionadas con el nuevo coronavirus. El oficial señaló que ambos países también decidieron omitir los programas de entrenamiento nocturno debido a las preocupaciones sobre el virus.

Dado que el ejercicio se efectuará, de manera reducida, Seúl y Washington no pueden llevar a cabo completamente la prevista prueba de capacidad operativa completa (FOC), cuyo fin es que Seúl recupere de EE. UU. el control operativo (OPCON) en tiempos de guerra de las tropas surcoreanas.

A medida que la prueba FOC es una de los pasos cruciales para verificar si Seúl está en rumbo para cumplir las condiciones de la transición, es poco probable que la transferencia tenga lugar durante el Gobierno de la Administración del presidente Moon Jae-in, cuyo mandato termina en mayo de 2022.

Aunque no está programada una fecha límite específica, ya que no se basa en tiempo sino en condiciones, muchos piensan que ambas partes consideran el año 2022 como fecha objetivo.

Durante el ejercicio de verano del año pasado, Seúl y Washington realizaron una prueba de capacidad operativa inicial (COI) y sus ministros de Defensa decidieron pasar a la prueba FOC. Después de la prueba FOC, los aliados llevarán a cabo una prueba de capacidad de misión completa (FMC).

Asimismo, llama la atención la forma en que reaccionaría Corea del Norte ante el ejercicio combinado.

El régimen comunista ha criticado, durante mucho tiempo, los ejercicios conjuntos entre Corea del Sur y EE. UU., tildándolos como un ensayo para invadir al Norte.

En junio, el régimen norcoreano intensificó drásticamente las tensiones en la península coreana, demoliendo una oficina de enlace intercoreana, en la ciudad fronteriza de Kaesong, y amenazando con tomar acciones militares contra el Sur.

Sin embargo, Corea del Norte suspendió sus planes siguiendo las instrucciones del presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, y, desde entonces, no ha tomado medidas provocativas notables.

Actualmente, Pyongyang también ha estado llevando a cabo ejercicios militares de verano, aunque a una escala más pequeña porque las autoridades se están concentrando en los esfuerzos de prevención epidemiológica contra el nuevo coronavirus, así como en las operaciones de restauración de los daños causados por las fuertes lluvias de los últimos días, según los oficiales militares surcoreanos.

Corea del Norte aún no ha realizado ningún comentario oficial sobre los ejercicios combinados entre Corea del Sur y EE. UU. de este año, aunque algunos medios de propaganda norcoreanos exigieron suspender el programa, emitiendo advertencias de guerra.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir