Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Vídeos

Los casos nuevos de coronavirus vuelven a superar los 200 y el país considera endurecer las medidas en el área metropolitana de Seúl

18/08/2020 11:27 replay time00:23

Mira a continuación

Seúl, 18 de agosto (Yonhap) -- El número de casos adicionales del nuevo coronavirus en Corea del Sur ha vuelto a subir drásticamente, este martes, dado que las infecciones ligadas con las iglesias de la capital no han mostrado señales de desaceleración, por lo que el país podría endurecer las medidas de prevención contra el virus en el área metropolitana de Seúl.

El país reportó 246 casos adicionales de COVID-19, incluidas 235 infecciones locales, lo que elevó el total de casos en el país a 15.761, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés).

Es el quinto día consecutivo en que se registra una cifra de tres dígitos, tras las 166 infecciones del sábado y las 103 del viernes.

El domingo, Corea del Sur reportó nada menos que 279 infecciones, lo que supuso la primera vez, desde inicios de marzo, en que se reportan más de 200 infecciones. La cifra volvió a caer a 197 el lunes.

El país añadió cerca de 1.000 casos durante los últimos cinco días.

Entre los casos nuevos de trasmisión local, se reportaron 131 infecciones en la capital y 52 en la provincia circundante de Gyeonggi.

Incheon, al oeste de Seúl, agregó 18 casos.

Las infecciones ligadas a la Iglesia Sarang Jeil, en el norte de Seúl, llegaron a 319, a fecha del lunes al mediodía, mientras que los casos relacionados con la Iglesia Woori Jeil, en Yongin, al sur de Seúl, se incrementaron a 131.

Se confirmó, el lunes, un total de 13 infecciones ligadas con una cafetería Starbucks en Paju, al norte de Seúl, lo que elevó la cifra de casos vinculados a 42.

Corea del Sur, que no ha llegado a implementar un bloqueo severo, ha estado intentado contener la propagación del virus sin suspender la mayoría de las actividades cotidianas y comerciales.

Sin embargo, debido al repunte de las infecciones, las autoridades sanitarias decidieron elevar un peldaño, al nivel 2, el grado distanciamiento social, cuyo esquema es de tres niveles, en Seúl y sus áreas aledañas, por dos semanas, desde el domingo.

El plan aún permite que los ciudadanos mantengan la mayoría de sus actividades rutinarias; sin embargo, está prohibida la organización de reuniones con más de 100 personas y la asistencia de espectadores a los eventos deportivos.

Las autoridades sanitarias dijeron que podrían adoptar unas pautas más estrictas de distanciamiento social, salvo que el ritmo de las nuevas infecciones en el área metropolitana de Seúl, donde reside casi la mitad de la población del país, llegue a niveles manejables esta semana.

El ministro de Salud y Bienestar Social surcoreano, Park Neunghoo, dijo, durante una reunión a todos los niveles gubernamentales sobre la prevención de infecciones, que la situación actual es tan grave que hay que considerar la adopción de medidas endurecidas de prevención epidemiológica. Agregó que cualquier persona en la capital y sus áreas circundantes podría sufrir una infección y que es preocupante que el brote del virus pueda propagarse en todo el país.

Si se implementa el nivel más alto de distanciamiento social, quedarán prohibidas las reuniones con más de 10 personas y los surcoreanos se enfrentarían a las restricciones más intensas en sus vidas cotidianas desde que se detectó, el 20 de enero, el primer caso de COVID-19 en el país.

Las autoridades sanitarias están preocupadas por el último repunte en el número de los casos relacionados con las iglesias, ya que se asemeja a lo que sucedió con la Iglesia de Jesús Shincheonji, el Templo del Tabernáculo del Testimonio, una secta minoritaria que fue el epicentro de la primera ola del brote del nuevo coronavirus en el país.

Miles de feligreses, cuya mayoría son miembros de la unidad de Shincheonji en la ciudad sudoriental de Daegu, sufrieron infecciones. Debido a las infecciones grupales, los casos diarios del virus en el país alcanzaron su máximo de 909, el 29 de febrero.

Mientras tanto, Corea del Sur reportó una muerte adicional por el nuevo coronavirus, elevando la cifra de fallecidos a 306.

El número total de personas dadas de alta de cuarentena tras recuperarse completamente se situó en 13.934, lo que representa un aumento de 17 personas con respecto al día previo.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir