Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Vídeos

La región central de Corea del Sur presencia la temporada de lluvias más duradera de la que se tenga registro

11/08/2020 16:37 replay time01:45

Mira a continuación

Seúl, 11 de agosto (Yonhap) -- La temporada anual de lluvias en Corea del Sur ha cumplido 49 días de duración, convirtiéndose en la más larga de la que se tenga registro, y está a punto de establecer un nuevo récord dado que se pronostican más precipitaciones hasta mediados de agosto.

La temporada de monzones, la cual comenzó el 24 de junio, empató el récord previo de 49 días, establecido en 2013, según la Administración Meteorológica de Corea del Sur (KMA, según sus siglas en inglés), y continuará hasta el 16 de agosto en Seúl, la provincia de Gyeonggi y la región occidental de la provincia de Gangwon.

En la isla turística de Jeju, en el sur del país, la temporada de lluvias duró 49 días, del 10 de junio al 28 de julio, rompiendo el récord previo de 47 días, establecido en 1998.

La temporada de lluvias inusualmente prolongada está provocada por el cambio climático y el resultante calentamiento del aire, que retiene más humedad y provoca lluvias más fuertes.

La lluvia estacional, que ha azotado particularmente la región central, con fuertes aguaceros, en agosto, ha tenido graves consecuencias. Las fuertes lluvias han provocado 42 muertes y desapariciones, así como causado daños en 17.958 instalaciones. Asimismo, casi 7.000 damnificados han sido desplazados de sus hogares.

Mientras tanto, el tifón Jangmi, el primero en afectar el país esta temporada, tocó tierra en la isla suroriental de Geoje, el lunes por la tarde, provocando intensas lluvias en las regiones central y del sur. El tifón menguó hasta convertirse en un ciclón extratropical, alrededor de las 5:00 p.m., mientras que se movió más de 10 kilómetros al noroeste de la ciudad cercana de Ulsan. No se reportaron daños graves.

El tifón se disipó unas 38 horas después de haberse formado el domingo, cuando surgió en aguas a unos 600 kilómetros al suroeste de Okinawa, Japón.

Sin embargo, para este martes se prevén más precipitaciones en la región central, las provincias de Jeolla del Norte y del Sur y Gyeongsang del Norte, debido, en parte, al nuevo tifón, Mekkhala, que se formó en el mar de China Meridional, el día previo. La KMA dijo que es poco probable que la tormenta pase por la península coreana.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir