Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Vídeos

El líder norcoreano visita un pueblo afectado por las inundaciones y ordena la entrega de granos de reserva para las víctimas

07/08/2020 22:57 replay time02:02

Mira a continuación

Seúl, 7 de agosto (Yonhap) -- El presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, ha visitado un pueblo afectado por las inundaciones en la provincia de Hwanghae del Norte, luego de que las fuertes lluvias recientes dejaran más de 900 casas inundadas o destruidas en el lugar, ha dicho, este viernes, la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA, según sus siglas en inglés).

La KCNA dijo que, durante la visita a la comarca de Unpha, en el área de Taechong-ri, Kim ordenó a los funcionarios a enviar su reserva especial de granos a los damnificados por las inundaciones y facilitar el uso de los suministros necesarios, como el cemento para reconstruir los sitios dañados.

Kim fue citado diciendo que es prioritario proveer rápidamente artículos para dormir, de primera necesidad, medicinas y otros productos necesarios para las personas afectadas por las inundaciones, a fin de estabilizar su vida lo antes posible.

La KCNA dijo que Kim ordenó al campo relacionado presentar un documento sobre el suministro para cada hogar del área afectada con el grano de reserva de alimentos del presidente del Comité de Asuntos de Estado.

Aunque la KCNA no especificó la fecha de la visita de Kim, es probable que el líder norcoreano haya inspeccionado los sitios dañados el jueves, ya que los medios estatales informaron que se emitieron advertencias especiales por fuertes lluvias en la provincia de Hwanghae durante dos días a partir del martes.

Más tarde en el día, la Estación Central de Televisión de Corea del Norte (KCTV) publicó clips de vídeo que mostraban a Kim saliendo del asiento del conductor de un, presumiblemente, vehículo utilitario deportivo (SUV) Lexus, un artículo prohibido para las exportaciones al país.

La inusual escena del poderoso líder detrás del volante del vehículo manchado de barro parece reflejar un esfuerzo por crear su imagen como un líder campechano que cuida a los residentes desplazados que sufren por las repercusiones de las lluvias torrenciales, según los observadores.

La KCNA dijo que cerca de 730 casas y 600 hectáreas de arrozales sufrieron inundaciones y que 179 casas quedaron destruidas, después de la rotura de un dique tras los días de fuertes lluvias, aunque no hubo víctimas mortales.

El mandatario instó a los funcionarios a llevar a cabo responsablemente el trabajo de colocar a las personas que perdieron sus casas en las oficinas, incluidas las de los comités del Partido de los Trabajadores y del pueblo, que se encuentren en la comarca, así como en edificios públicos y casas individuales, a fin de estabilizar su vida y darles un alivio.

Kim ordenó que utilizaran sus "suministros estratégicos de reserva" para asegurarse de que Pyongyang tenga suficientes materiales de construcción, como cemento, para restaurar los edificios y carreteras dañados.

Asimismo, el líder norcoreano movilizó al Ejército, ordenando su despliegue urgente a las casas, carreteras y zonas destruidas.

La visita de Kim a las regiones dañadas por las inundaciones es la segunda de este tipo desde que asumió el poder en 2011, tras la inspección de la provincia de Hamgyong del Norte, que se vio afectada por una inundación en 2015.

La visita de Kim y su decisión de abrir sus reservas de granos para las víctimas de la inundación parecen tener la intención de calmar las quejas públicas, ya que el régimen empobrecido está luchado para evitar un brote del coronavirus durante más de seis meses con una economía que ya se estaba tambaleando, bajo las sanciones internacionales.

El jueves, los medios estatales informaron que Kim convocó una reunión del consejo de políticas ejecutivas del Partido de los Trabajadores y ordenó una asistencia especial para la ciudad de Kaesong, bajo un bloqueo por las preocupaciones del COVID-19.

Corea del Norte emitió, anteriormente, alertas especiales por las fuertes lluvias en las provincias de Pyongan, Hwanghae y Jagang, así como en Kaesong y otras partes del territorio.

Corea del Norte es vulnerable a los desastres naturales debido a su falta de infraestructura, con las fuertes lluvias, en particular, dejando a miles de personas desplazadas en el régimen empobrecido.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir