Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Vídeos

Unas 2.500 personas son desplazadas forzosamente tras una semana de fuertes lluvias en la región central

07/08/2020 16:20 replay time01:47

Mira a continuación

Seúl, 7 de agosto (Yonhap) -- Las lluvias inusualmente intensas de la última semana han desplazado a alrededor de 2.500 personas en la región central de Corea del Sur, ha dicho, este viernes, la Sede Central de Contramedidas por Desastre y de Seguridad.

Los torrentes han dejado un saldo de 10 personas muertas y otras 17 desaparecidas, y han causado estragos en 6.162 edificios, según informó el centro nacional de control de desastres, añadiendo que el 60 por ciento de los daños han sido reparados hasta el momento.

El conteo, realizado a las 6:00 a.m. de este viernes, no incluyó a las víctimas del accidente del día anterior, en el que se volcaron tres botes en la presa Uiam, en Chuncheon, provincia de Gangwon, dejando un muerto y cinco desaparecidos.

La provincia de Chungcheong del Sur registró el mayor número de personas desplazadas por las fuertes lluvias, con 748, seguidas por 636 de la provincia de Chungcheong del Norte, 628 en la provincia de Gangwon, 479 en la provincia de Gyeonggi, seis en Seúl y tres en la provincia de Gyeongsang del Norte.

Entre los desplazados, 1.139 se vieron obligados a tomar un refugio temporal en casas de familiares, gimnasios o centros comunitarios. Más de 4.700 personas fueron evacuadas temporalmente de sus viviendas para alejarlas de posibles inundaciones y deslizamientos de tierra.

Las lluvias torrenciales también han destruido 6.162 edificios e infraestructura en el país -3.297 viviendas e instalaciones agrícolas y 2.865 instalaciones públicas, incluidas carreteras, vías ferroviarias, sistemas de drenaje y faroles-.

La agencia dijo que se ha finalizado el trabajo de reparación de daños de 4.085 casos, o el 65,5 por ciento del total, pese a que los continuos aguaceros obstaculizaron el trabajo de restauración.

El jueves, las principales carreteras que atraviesan Seúl fueron parcialmente cerradas y se emitieron las primeras alertas de inundación en nueve años para la principal parte del río Hangang, ya que su nivel de agua subió de forma considerable debido a la liberación de agua de las presas Paldang y Soyang, en medio de las fuertes lluvias.

Este viernes por la mañana, se permitió la circulación vehicular en varias carreteras y autopistas urbanas, a lo largo del río, que habían sido desconectadas o bloqueadas en la capital, mientras que algunos tramos de la carretera Olympic-daero y el puente Jamsu, que conecta la región meridional y septentrional de la ciudad, aún permanecen cerrados.

Las alertas de inundación fueron levantadas para las partes inferiores del río, que cruza la ciudad, y su afluente, Tancheon, que fluye a través de Yongin, al sur de Seúl, así como por los distritos de Songpa y Gangnam.

Sin embargo, se espera que continúen las lluvias durante el fin de semana en la mayoría del país, y que algunas partes sean afectadas por precipitaciones de hasta 300 milímetros.

felicidades@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir