Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Vídeos

Corea del Sur y EE. UU. realizarán un ejercicio combinado de verano reducido el próximo mes

26/07/2020 14:35 replay time00:30

Mira a continuación

Seúl, 26 de julio (Yonhap) -- Corea del Sur y Estados Unidos han acordado llevar a cabo un importante ejercicio combinado el próximo mes de manera reducida, en lugar de cancelarlo, en medio de la continua propagación del nuevo coronavirus, dijeron, este domingo, fuentes del Gobierno surcoreano.

Debido a que los ejercicios de primavera se pospusieron indefinidamente por la pandemia de coronavirus, los ejercicios de verano entre los dos países han estado en el centro de atención sobre si se llevarían a cabo y cómo lo harían.

Los dos conjuntos de ejercicios, que generalmente se realizan en marzo y agosto, también son observados de cerca por Corea del Norte y están relacionados con los preparativos para que Seúl recupere el control operativo (OPCON, según sus siglas en inglés) en tiempos de guerra de las tropas surcoreanas por parte de EE. UU.

"Corea del Sur y EE. UU. compartieron la necesidad de hacer lo que se supone que debemos hacer y podemos hacer (en cuanto al ejercicio de verano) después de tener plenamente en cuenta la situación actual del coronavirus", dijo una fuente del Gobierno de Seúl.

Es prácticamente imposible realizar el ejercicio a gran escala, ya que las tropas estadounidenses necesarias para el ejercicio no pudieron venir a Corea del Sur en gran cantidad debido al COVID-19.

Si un despliegue de tropas desde EE. UU. no fuera una necesidad, no se tendría que posponer tanto el ejercicio, dijo otra fuente.

El ejercicio se suponía que tendría lugar durante unas dos semanas a partir del 10 de agosto. Los aliados ahora están pensando en llevarlo a cabo a mediados o finales de agosto, añadió la fuente.

Un oficial militar dijo que las autoridades estaban completamente preparadas para el próximo ejercicio con la premisa de que se realizará con normalidad, diciendo que "como se basa en el ejercicio del puesto de mando simulado por ordenador, no en ejercicios al aire libre, hemos estado trabajando arduamente para implementar medidas de prevención completas contra el COVID-19".

El ejercicio, si se lleva a cabo, se centrará en una prueba de capacidad operativa completa (FOC) para verificar si Seúl está en camino de cumplir con las condiciones para la transición del OPCON prevista. Al mismo tiempo, se programará la verificación y el fortalecimiento de su postura combinada de preparación, según las fuentes.

Las autoridades surcoreanas han pedido que la prueba FOC sea un aspecto clave del ejercicio, como las dos partes acordaron con anterioridad. Pero, según los informes, el Ejército de EE. UU. ha sostenido presuntamente que debería ser para mejorar su postura conjunta como un reemplazo del entrenamiento de primavera.

Corea del Sur y EE. UU. se encuentran en la etapa final de consultas para llegar a un camino óptimo. Ambas partes entienden por completo la postura del otro y han estado trabajando para afinar sus diferencias, dijo un funcionario del Gobierno.

Durante el ejercicio de verano realizado en agosto de 2019, Seúl y Washington llevaron a cabo una prueba de capacidad operativa inicial (COI), y sus ministros de Defensa decidieron pasar a la prueba FOC. Después de la prueba FOC, los aliados llevarán a cabo una prueba de Capacidad de Misión Completa (FMC).

El Gobierno de Seúl busca retomar el OPCON bajo la actual Administración Moon Jae-in, cuyo mandato finalizará en mayo de 2022, aunque la transición no se basa en el tiempo sino en las condiciones.

El martes, el ministro de Defensa surcoreano, Jeong Kyeong-doo, dijo en una sesión parlamentaria que el ejercicio es "necesario para proteger la seguridad nacional y la postura de preparación combinada".

Cuando se le preguntó sobre las discusiones en curso sobre el ejercicio combinado, el coronel Lee Peters, director de asuntos públicos de las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK), dijo que, "como cuestión de política de las USFK, no comentamos sobre el entrenamiento planificado o ejecutado, aunque consideramos el entrenamiento como una rutina y continuamente ejecutado por todos los Ejércitos profesionales para mantener la confianza, el dominio y la preparación".

Anteriormente, el nominado a ministro de Unificación, Lee In-young, dijo que él personalmente espera que Corea del Sur y Estados Unidos pospongan el ejercicio, y señaló que esa flexibilidad podría servir como un nuevo mensaje para Corea del Norte.

El régimen comunista ha arremetido durante mucho tiempo contra los ejercicios combinados de los aliados, llamándolos un ensayo para la invasión de Pyongyang.

El mes pasado, el régimen aumentó drásticamente las tensiones en la península coreana explotando el edificio de la oficina de enlace intercoreana en la ciudad fronteriza norcoreana de Kaesong y amenazando con tomar medidas militares contra el Sur.

Corea del Norte suspendió esos planes siguiendo las instrucciones del presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, aunque ha insinuado los continuos movimientos para impulsar "un elemento disuasorio de guerra" para hacer frente a "la potencial amenaza militar".

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir