Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Vídeos

Corea del Sur está en alerta por los casos importados de virus procedentes de Irak

17/07/2020 08:19 replay time00:25

Mira a continuación

Sejong, 16 de julio (Yonhap) -- Las autoridades sanitarias de Corea del Sur han dicho, este jueves, que están vigilando de cerca a los trabajadores que regresan desde Irak después de que muchos de ellos dieran positivo para el nuevo coronavirus, en medio de la creciente preocupación por los casos importados.

Corea del Sur reportó, este jueves, 61 infecciones adicionales por COVID-19, de las cuales 47 fueron casos importados, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés).

De los nuevos casos importados identificados, 20 de ellos eran trabajadores de la construcción surcoreanos que regresaron de Irak, según las autoridades sanitarias.

Yoon Tae-ho, un funcionario de alto rango del Ministerio de Salud y Bienestar Social, dijo a los periodistas que están recibiendo informes de que se han producido infecciones grupales en la región de Oriente Medio, especialmente alrededor de sitios de construcción en Irak, y que creen que los surcoreanos que trabajan en las obras de construcción iraquíes podrían haber estado expuestos al virus.

Yoon añadió que el Gobierno propondrá medidas para proteger a los surcoreanos que trabajan en obras de construcción en Oriente Medio.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Irak ha reportado 81.757 casos de COVID-19, y el número de muertos alcanzó los 3.345, hasta el miércoles. El aumento diario en los casos de coronavirus en Irak es de casi 3.000, según añadieron los funcionarios de salud surcoreanos.

Las autoridades sanitarias dijeron que hasta el momento 34 trabajadores surcoreanos de la construcción procedentes de Irak dieron positivo para el COVID-19, con 28 de ellos detectados en los puntos de control de cuarentena en el aeropuerto.

Todos los trabajadores infectados con el virus partieron de Irak en aviones fletados y tomaron vuelos de conexión desde Doha y Catar, para llegar a Corea del Sur.

Kwon Jun-wook, subdirector del KCDC, dijo en una conferencia de prensa que Irak ha cerrado su aeropuerto internacional, por lo que la única forma de volar desde el país es utilizando un avión fletado, pero que creen que no hubo controles de cuarentena antes de que los trabajadores subieran al avión.

Las autoridades sanitarias dijeron que el número de casos procedentes de Irak podría aumentar a medida que más trabajadores regresen a sus hogares.

Corea del Sur ha estado lidiando con un aumento de casos importados recientemente. Las infecciones procedentes del extranjero han estado registrando incrementos diarios, de dos dígitos, por 21 días consecutivos.

El número de casos importados en Corea del Sur alcanzó 1.966 este jueves, con el total de casos de COVID-19 en el país siendo de 13.612.

Entre tanto, Seúl ha extendido su prohibición de viaje a seis países de Oriente Medio y África por otros seis meses, debido a los incesantes riesgos de seguridad en las regiones.

Según el Ministerio de Asuntos Exteriores, la extensión se aplica desde el 1 de agosto para Irak, Siria, Yemen, Somalia, Afganistán y Libia, además se incluye parte de Filipinas.

La decisión fue tomada en base a que las regiones se encuentran expuestas a una inestabilidad política y a riesgos constantes de ataques terroristas, que se estima que continúen por un período considerable.

Corea del Sur ha prohibido el viaje a Irak, Siria, Somalia y Afganistán desde el 2007. Asimismo, Seúl impuso medidas de restricción para Yemen en 2011 y Libia en 2014.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir