Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Vídeos

Moon pide el apoyo de los legisladores para frenar los precios de la vivienda y lanzar una agencia de investigación anticorrupción

06/07/2020 19:12 replay time01:52

Mira a continuación

Seúl, 6 de julio (Yonhap) -- El presidente Moon Jae-in ha presionado, este lunes, a la Asamblea Nacional para que ayuden en los esfuerzos del Gobierno para estabilizar el mercado inmobiliario y establecer una unidad especial para investigar los casos de corrupción entre los funcionarios de alto rango, mientras los legisladores abrieron una sesión parlamentaria extraordinaria temporal.

Moon estaba haciendo referencia a dos de las principales y urgentes tareas de política de su Administración, hablando frente a los reporteros del cuerpo de prensa al comienzo de su reunión semanal con los altos asesores de la oficina presidencial, Cheong Wa Dae.

"La tarea principal por ahora para ayudar a las personas son las medidas inmobiliarias", enfatizó el presidente, señalando la liquidez global "más abundante" y las tasas de interés más bajas hasta la fecha. Los precios de las viviendas han seguido aumentando en muchas partes de Corea del Sur, en particular en Seúl y las ciudades cercanas.

Moon reafirmó la determinación de su Administración liberal de frenar la especulación inmobiliaria y proteger a aquellos que necesitan casas con fines residenciales, especialmente para familias de clase media y baja, además de los jóvenes, a través de medidas políticas fuertes.

El presidente dijo que le gustaría que la Asamblea Nacional cooperara también, citando proyectos de ley pertinentes, que incluyen aumentar los impuestos a la propiedad de las personas con dos o más casas.

Moon tomó nota de la responsabilidad fundamental del Parlamento y dijo que espera que la Asamblea Nacional cumpla con sus obligaciones básicas de acuerdo con los procedimientos establecidos por la propia Asamblea Nacional, añadiendo que la legislatura no debería cometer el error de alterar la ley por sí sola y señaló que espera que la demanda del pueblo de que la Asamblea Nacional opere con normalidad no sea ignorada.

Moon también señaló que hay muchas cosas que los legisladores deben decidir para el lanzamiento de la unidad independiente de la fiscalía especializada en investigaciones de corrupción de los principales fiscales y otros funcionarios de alto rango. La legislación sobre la iniciativa políticamente controvertida exige el establecimiento de la unidad, llamada provisionalmente Oficina de investigación de corrupción de funcionarios de alto rango, dentro de julio.

La medida es un elemento central del impulso del Gobierno de Moon para la reforma de la fiscalía estatal, acusada de tener un excesivo poder y autoridad.

Se espera otro combate feroz entre el gobernante Partido Democrático y el principal partido opositor, el Partido Futuro Unido (UFP, según sus siglas en inglés), en el próximo proceso para a recomendación de dos candidatos para dirigir la nueva agencia. El UFP se ha opuesto firmemente a la creación de la nueva organización, alegando que sería explotada como un órgano para reprimir a la fiscalía y ocultar posibles irregularidades de Moon y sus asesores.

El mes pasado, Moon envió un documento formal al presidente de la Asamblea Nacional, Park Byeong-seug, solicitando que el Parlamento elija candidatos para que el Gobierno pueda nombrar al jefe de la agencia antes del 15 de julio como lo estipula la ley.

El presidente también enfatizó la importancia de acelerar el gasto de los presupuestos de estímulo, aprobado por los legisladores la semana pasada.

El presupuesto suplementario de 35,1 billones de wones (29.300 millones de dólares) representa el tercer presupuesto adicional de Corea del Sur para la respuesta a la crisis del coronavirus.

Moon dijo que el Gobierno está uniendo fuerzas con los trabajadores médicos y el pueblo para superar las dificultades en medio de las crecientes preocupaciones sobre una segunda ola de brotes.

El mandatario dijo que el papel y la responsabilidad de la Asamblea Nacional tampoco son pequeños e instó al Parlamento a respaldar los planes para reforzar el sistema de control de enfermedades de Corea del Sur.

Por ejemplo, Moon añadió que es urgente elevar el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC) a una organización administrativa independiente con poder para manejar su propio presupuesto y asuntos de personal.

Suh Hoon, el recién nombrado director de la Oficina de Seguridad Nacional presidencial, asistió a la reunión. El exjefe del Servicio de Inteligencia Nacional (NIS) reemplazó a Chung Eui-yong en la reforma de Moon de su equipo de seguridad. La reorganización se anunció el viernes pasado, en busca de un avance en los esfuerzos para revitalizar los lazos entre Seúl y Pyongyang y poner en marcha el proceso de paz intercoreano.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir