Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Vídeos

El aumento de casos nuevos representa un peligro para Corea del Sur y las áreas fuera de la capital se encuentran bajo amenaza

03/07/2020 21:37 replay time03:37

Mira a continuación

Seúl, 3 de julio (Yonhap) -- Los casos adicionales diarios del nuevo coronavirus han alcanzado, este viernes, el nivel más alto en dos semanas, mientras que las infecciones fuera del área metropolitana de Seúl han mostrado un constante aumento, elevando las preocupaciones de que las infecciones en el país podrían regresar a la tendencia alcista.

Las autoridades sanitarias advirtieron de que el país podría necesitar prepararse para un aumento de los casos del virus en el otoño e invierno.

El país añadió 63 casos nuevos, incluidas 52 infecciones locales, elevando el número total de infecciones a 12.967, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés).

La cifra supuso el número diario más alto desde que Corea del Sur reportó 67 casos adicionales el 20 de junio, y un aumento en comparación con los 54 registrados el día previo.

Se trata de la primera vez que la cifra de infecciones locales sobrepasa el umbral de 50, desde el 18 de junio.

Entre los casos de transmisión local, 6 casos nuevos fueron identificados en la ciudad de Gwangju, a 330 kilómetros al suroeste de Seúl, donde se ha registrado una cifra de dos dígitos de casos adicionales del virus durante los dos días anteriores.

El incremento en la ciudad fue atribuido, principalmente, a un templo budista. El número de los casos ligados a dicha instalación aumentó en 8, sumando, este viernes, un total de 57.

Se registraron 12 casos nuevos del COVID-19 en el área metropolitana de Seúl, mientras que la provincia circundante de Gyeonggi añadió 16 casos nuevos de infecciones.

Un total de 21 casos del nuevo coronavirus han sido ligados a un edificio de apartamentos en Uijeongbu, al norte de Seúl, lo que supone un incremento de siete casos frente al día anterior.

La ciudad de Daegu, que una vez fue un caldo de cultivo del brote del nuevo coronavirus en el país, registró 13 casos nuevos. Daegu representa más de la mitad de los casos de COVID-19 del país, debido a miles de infecciones del virus vinculadas con una secta religiosa en la ciudad.

Este constituye la primera vez, en casi tres meses, que Daegu registra una cifra de dos dígitos de casos nuevos de infecciones. El reciente repunte fue atribuido a las infecciones grupales en una escuela de actuación.

Un total de 11 pacientes de COVID-19 estuvieron vinculados con la escuela de actuación. Las autoridades sanitarias dijeron que están llevando a cabo, actualmente, las pruebas a cerca de 1.500 estudiantes y docentes de 4 escuelas de secundaria, en las cuales están matriculados los pacientes.

En la ciudad central de Daejeon, a 164 kilómetros al sur de Seúl, se reportaron 4 casos adicionales.

A principios de esta semana, dos estudiantes de una escuela primaria en Daejeon dieron positivo en la prueba del nuevo coronavirus, después de tener contacto con un compañero.

Las autoridades sanitarias dijeron que es probable que uno de los dos estudiantes haya sido infectado en la escuela. Si se confirma, se trataría del primer caso de coronavirus transmitido en una escuela en Corea del Sur.

En junio se dio el visto bueno a las escuelas para celebrar clases presenciales; sin embargo, algunas escuelas se vieron obligadas a cerrar debido a las infecciones grupales esporádicas. Un nuevo semestre escolar comienza, usualmente, en marzo, en el país.

Hasta el momento, no se han reportado más infecciones secundarias de las escuelas; no obstante, los padres están cada vez más preocupados por la seguridad de sus hijos. El número de escuelas que cerraron temporalmente sus puertas debido al brote del nuevo coronavirus ascendió, este viernes, a 523 a nivel nacional.

En los dos últimos meses, la mayoría de los casos nuevos fueron detectados en Seúl y sus áreas circundantes, donde reside casi la mitad de la población del país, de un total de alrededor de 52 millones de habitantes.

La tendencia ha incitado a las autoridades sanitarias a enfocarse en contener la propagación del virus en el área metropolitana de Seúl. Las autoridades sanitarias decidieron, el mes pasado, implementar, de manera indefinida, medidas de prevención epidemiológica estrictas en la región, debido al creciente número de pacientes de clubs y negocios puerta a puerta.

Sin embargo, a medida que se registran nuevas infecciones grupales en otras ciudades principales, las autoridades sanitarias están bajo una presión cada vez mayor para considerar el tomar de nuevo las medidas endurecidas en las demás regiones.

El viceministro de Salud y Bienestar Social, Kim Ganglip, dijo, durante una sesión informativa, que ha habido una serie de pequeñas infecciones grupales a nivel nacional, lo que ejerce una gran presión sobre los Gobiernos provinciales y las autoridades sanitarias, señalando que el país se está enfrentando a una situación "crítica".

Asimismo, Kim expresó preocupaciones de que las personas de edad avanzada hayan sido algunas de las víctimas principales en el último repunte del número de casos nuevos en la ciudad de Gwangju.

Las autoridades sanitarias mencionaron que es preocupante que cerca del 12 por ciento de los pacientes nuevos, detectados durante las dos últimas semanas, hayan sido infectados a través de rutas desconocidas.

El país podría tener que prepararse para un repunte en los casos de coronavirus en las estaciones de otoño e invierno, ya que el virus podría activarse aún más.

La directora del KCDC, Jeong Eun-kyeong, dijo, en una entrevista de una radio local, que el virus podría volverse más activo con las bajas temperaturas, señalando que la pandemia podría extenderse aún más durante el otoño y el invierno, ya que la gente pasa más tiempo bajo techo.

Jeong añadió que, dado que la mayoría de los surcoreanos todavía no es inmune al COVID-19, habrá algunos brotes, pequeños o grandes, antes de que haya una vacuna.

El país no reportó ninguna muerte adicional por el virus, lo que mantuvo el total de fallecimientos en 282. La tasa de mortalidad llegó al 2,17 por ciento.

El país reportó 11 casos importados adicionales, lo que supone un incremento de dos dígitos por octavo día consecutivo.

El número total de personas dadas de alta de la cuarentena después de recuperarse completamente se situó en 11.759, lo que constituye un aumento de 75 en comparación con el día anterior. Es decir, dicha cifra indica que más del 90 por ciento de los pacientes se han recuperado del COVID-19 en el país.

El país ha realizado 1.307.761 pruebas del coronavirus desde el 3 de enero.

elena@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir