Go to Contents Go to Navigation
Vídeos

La fiscalía comienza la investigación sobre el presunto abuso de drogas del heredero de Samsung

14/02/2020 08:03 replay time00:38

Mira a continuación

Seúl, 13 de febrero (Yonhap) -- Los fiscales han lanzado una investigación sobre el presunto abuso de drogas del heredero de Samsung, Lee Jae-yong, mientras que el conglomerado ha negado rotundamente la acusación.

La Oficina de la Fiscalía del Distrito Central de Seúl comenzó la investigación después de que un informante reportara el caso al organismo de control anticorrupción, demandando que se indagara sobre la acusación, de acuerdo a fuentes jurídicas.

Se sabe que la Comisión Anticorrupción y de Derechos Civiles, que remitió el caso a la fiscalía, comentó que no había evidencia específica, tal como transacciones por teléfono, aparte de algunos mensajes de un chat móvil y una llamada telefónica grabada.

El caso surgió, por primera vez, después de que el medio de comunicación local Newstapa publicara una entrevista con el informante, quien afirma ser el novio de una auxiliar de enfermería que presuntamente inyectaba propofol de forma regular a Lee, vicepresidente de la compañía surcoreana.

Los reportes de Newstapa presentaron acusaciones de que, en 2017, Lee visitó un hospital de cirugía plástica, en el distrito de Gangnam, en el sur de Seúl, para recibir varias inyecciones de propofol.

El informe contenía mensajes entre el jefe del hospital, de apellido Kim, y la auxiliar de enfermería, apellidada Shin, así como los mensajes intercambiados entre Shin y una persona que afirmaba ser el vicepresidente de Samsung.

El propofol es una sustancia con receta médica, que se usa para inducir la anestesia durante ciertas operaciones quirúrgicas y exámenes; sin embargo, con frecuencia ha sido consumido abusivamente por muchas personas en el país, debido, al parecer, a que se puede obtener con relativa facilidad en comparación con otras sustancias ilegales.

La fiscalía planea emplazar al informante, así como a Kim y Shin, para interrogarles.

El hospital de cirugía plástica cerró a finales del año pasado, después de que Kim y Shin fueran imputados y detenidos por inyectar propofol a un miembro de la familia dueña del conglomerado surcoreano Aekyung.

Samsung ha negado rotundamente la acusación, diciendo que considerará tomar medidas legales contra aquellos que hayan planteado y publicado la acusación.

Lee dijo que solo se le había suministrado el sedante para exámenes y tratamientos legítimos y que "la acusación de consumo ilegal es completamente falsa".

Añadió, en un comunicado publicado por la compañía, que contemplará medidas legales contra Newstapa por su reportaje falso malicioso.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir