Go to Contents Go to Navigation
Vídeos

El jefe del Pentágono hace un llamamiento para la renovación del GSOMIA

15/11/2019 22:28 replay time02:42

Mira a continuación

Seúl, 15 de noviembre (Yonhap) -- El secretario de Defensa de EE. UU., Mark Esper, ha instado a Corea del Sur y Japón, este viernes, a que trabajen juntos para renovar el Acuerdo General sobre la Seguridad de la Información Militar (GSOMIA, según sus siglas en inglés) entre los dos países, argumentando que la terminación del pacto solo beneficiará a Corea del Norte y China.

Esper realizó el llamamiento durante una conferencia de prensa conjunta con el ministro de Defensa surcoreano, Jeong Kyeong-doo, después de celebrar la Reunión Consultiva de Seguridad (SCM) en Seúl.

A menos que Seúl revoque su decisión de poner fin al acuerdo, el GSOMIA expirará el 23 de noviembre.

Corea del Sur anunció en agosto su decisión de terminar el acuerdo, luego de que Tokio impusiera unas regulaciones económicas en contra de Seúl, en una aparente represalia por las sentencias del Tribunal Supremo surcoreano, del año pasado, que ordenaron a las compañías japonesas compensar a las víctimas surcoreanas de los trabajos forzados durante los tiempos de guerra nipones.

Esper dijo que el GSOMIA es una herramienta importante para que las tres partes compartan eficazmente la información, particularmente en tiempos de guerra, e instó a todos los involucrados a dialogar y resolver sus diferencias.

El jefe del Pentágono agregó que los únicos que se beneficiarán de la terminación del acuerdo y la fricción continua entre Seúl y Tokio son Pyongyang y Pekín, la cual considera una razón, que por sí sola, es lo suficientemente importante para dialogar y restaurar la alianza trilateral a su estado anterior, con el objetivo de trabajar juntos para hacer frente a los retos y amenazas comunes.

Washington ha estado presionando a Seúl para que reconsidere su decisión, ya que considera el pacto, de tres años de historia, como un mecanismo clave para la cooperación de seguridad trilateral con sus dos aliados asiáticos, que sirve para hacer frente a las amenazas de Corea del Norte y una China cada vez más asertiva.

Seúl ha manifestado que cualquier tipo de reconsideración será posible solo si Japón cambia su postura y elimina los obstáculos de exportación contra Seúl.

El ministro surcoreano dijo que espera que se mantengan unos buenos diálogos con Japón, en una dirección positiva, para que se pueda mantener el GSOMIA.

Al abordar el tema de las negociaciones sobre el reparto de los gastos de defensa entre Corea del Sur y EE. UU, o el Acuerdo de Medidas Especiales (SMA), Esper instó a Corea del Sur a aumentar su contribución, argumentando que el país asiático es lo suficientemente rico como para incrementar el monto de su participación. El secretario, que no mencionó la cifra exacta, añadió que es crucial que ambas partes concluyan las negociaciones pertinentes para finales de año.

Al mismo tiempo, señaló que Corea del Sur ha proporcionado una "cantidad de apoyo justa" en el pasado y subrayó que es importante saber que, ciertamente, más del 90 por ciento de las contribuciones de Seúl se quedarán dentro del país.

Las negociaciones en curso sobre el SMA estipulan cómo repartir los costos para el mantenimiento de los 28.500 soldados estadounidenses estacionados en Corea del Sur.

Algunos informes señalan que Washington quiere que Corea del Sur pague 5.000 millones de dólares anuales, a partir del próximo año. Bajo el acuerdo actual, que expirará a fin de año, Seúl paga 870 millones de dólares al año.

Cuando se le preguntó si los aliados planean seguir adelante con los próximos ejercicios militares conjuntos ante las quejas de Corea del Norte, Esper dijo que el objetivo de tales maniobras no solo es disuadir y derrotar a los adversarios sino fomentar la diplomacia.

El secretario añadió que ambas partes se mantienen flexibles en cuanto a la forma de apoyar a sus diplomáticos para asegurar que no se pierda ninguna oportunidad que pueda permitir el progreso en el frente diplomático. Sin embargo, no detalló sobre lo que los aliados harán específicamente respecto a los próximos ejercicios aéreos.

A pesar de que los funcionarios han dicho que la escala de los ejercicios aéreos combinados se ha reducido en comparación con los ejercicios a gran escala Vigilant Ace -llevados a cabo hasta 2017 y suspendidos el año pasado-, Corea del Norte ha seguido protestando con indignación y amenazando con tomar represalias.

En su camino a Seúl, Esper realizó una declaración similar en cuanto a la posibilidad de que Seúl y Washington modifiquen su postura en cuanto a los ejercicios militares. Como respuesta, el jueves, Corea del Norte expresó su apreciación por los esfuerzos de Estados Unidos para mantener sus diálogos sobre la desnuclearización.

Sin embargo, el Norte también advirtió sobre una "mayor amenaza" para Estados Unidos en caso de que los ejercicios se lleven a cabo como están previstos.

Desde hace tiempo, Corea del Norte ha denunciado los ejercicios militares de Seúl y Washington como ensayos para su invasión, a pesar de que los aliados dicen que son de naturaleza defensiva.

Seúl y Washington también acordaron reforzar la coordinación para la desnuclearización completa y verificable de Corea del Norte e implementar las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) contra Pyongyang para alcanzar el objetivo.

Funcionarios de alto rango de los dos países asistieron a los diálogos de este viernes, incluido el jefe del Estado Mayor Conjunto (JCS) de Seúl, el general Park Han-ki; el vicecomandante del Comando de Fuerzas Combinadas de los dos aliados, el general Choi Byung-hyuk; el jefe del JCS estadounidense, el general Mark Milley; el comandante de las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK), el general Robert Abrams; el comandante del Comando Indo-Pacífico de EE. UU., el almirante Phil Davidson; el embajador de EE. UU. ante Corea del Sur, Harry Harris; y el subsecretario de Estado adjunto de EE. UU. para Asuntos de Corea y Japón, Marc Knapper.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir