Go to Contents Go to Navigation
Vídeos

Corea del Sur lidiará activamente con el vertido de agua radiactiva de la planta de Fukushima

14/08/2019 08:31 replay time01:49

Mira a continuación

Seúl, 13 de agosto (Yonhap) -- Corea del Sur buscará activamente formas de lidiar con el vertido planificado de agua contaminada de Japón como resultado del colapso de la central nuclear de Fukushima en 2011, ha dicho este martes el Ministerio de Asuntos Exteriores de Seúl, en medio de la preocupación de que pronto se agotará el espacio de almacenamiento.

El tratamiento del agua radioactiva almacenada en tanques en Fukushima ha generado preocupación internacional en los últimos meses luego de informes de que el Gobierno japonés está considerando verter el agua en el Océano Pacífico, entre otras opciones.

Tokyo Electric Power Co., la compañía de servicios públicos que administra el almacenamiento, ha dicho que se quedará sin espacio para almacenar el agua tóxica en tres años. Greenpeace advirtió en un informe a principios de este año que Corea del Sur estará entre los países particularmente afectados por el vertido en el mar.

El portavoz del ministerio, Kim In-chul, dijo en una rueda de prensa regular que el Gobierno surcoreano prioriza la salud y la seguridad de sus ciudadanos, y planea solicitar activamente a Japón que divulgue información y que les proporcione una postura concreta sobre el sistema de gestión actual y los planes de eliminación.

Seúl ha propuesto que Tokio mantenga diálogos bilaterales y multilaterales sobre el asunto desde que el Gobierno se enteró en agosto de 2018 de un plan para verter el agua, agregó Kim.

Dos meses después, el Gobierno envió a Tokio una declaración oficial que detalla las preocupaciones y solicitudes nacionales en relación con el asunto, y continuó las negociaciones sobre el tema en varios niveles, tanto bilateral como a través de canales multilaterales, según el ministerio.

El ministerio dijo que Japón solo ha mantenido que la decisión final para la eliminación del agua radiactiva todavía está bajo revisión y que la anunciará a la comunidad internacional cuando esté lista.

Si se considera necesario, el Gobierno surcoreano también cooperará estrechamente con sus vecinos en el Pacífico, a quienes también se teme que se vean afectados, para enfrentar activamente el problema de la descarga de agua contaminada, dijo Kim.

En ese sentido, el Gobierno está reflexionando sobre otras acciones concretas, como plantear el tema en la Conferencia General del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) que se celebrará en Viena el próximo mes y la Reunión de los principales reguladores de Corea del Sur, China y Japón sobre seguridad nuclear, que se realizará en China en noviembre

Si bien todavía no hay otro país que cuestione formalmente la medida reportada por Japón para verter el agua contaminada, las autoridades ambientales de muchas naciones del Pacífico aparentemente la vigilan de cerca, dijo un funcionario del ministerio más tarde.

Los grupos ecologistas internacionales, incluido Greenpeace, también están expresando preocupación por el tema, agregó el funcionario.

Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de que Corea del Sur boicotee los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en relación con el asunto, el portavoz del ministerio evitó una respuesta directa.

Seúl y Tokio están estancados en una creciente disputa económica y política derivada de la larga cuestión de la compensación por el trabajo forzado en tiempos de guerra.

Desde 2013, Corea del Sur ha prohibido todas las importaciones de mariscos de ocho prefecturas japonesas cerca de Fukushima, después de que Japón anunció una fuga de agua contaminada.

Tokio trató de impugnar la decisión de Seúl presentando una queja en la Organización Mundial del Comercio (OMC). En abril de este año, la OMC finalizó el fallo a favor de Seúl, diciendo que las medidas no equivalen a restricciones comerciales injustas o discriminación arbitraria.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir