Go to Contents Go to Navigation
Vídeos

Un museo alemán retira una estatua de una esclava sexual ante la presión de Japón

04/08/2019 15:43 replay time00:34

Mira a continuación

Berlín, 4 de agosto (Yonhap) -- Japón presuntamente ha presionado a un museo alemán para que retirara de su exposición la estatua de una niña que representaba a las víctimas de la esclavitud sexual de la era de la Segunda Guerra Mundial de Japón, dijo este domingo un grupo cívico surcoreano en medio de las crecientes tensiones políticas y comerciales entre los dos países vecinos.

Según Korea Verband, una asociación sin fines de lucro con sede en Berlín, su presidente Han Jung-hwa donó una pequeña estatua de una niña al Memorial a las víctimas de Ravensbrück, ubicado en Brandeburgo, en el norte de Alemania, en 2017.

El museo alemán, que fue construido para conmemorar el mayor campo de concentración para mujeres en suelo alemán durante la Segunda Guerra Mundial, había exhibido la estatua desde entonces.

Pero el año pasado, la embajada japonesa exigió al Gobierno del Estado de Brandeburgo y a la sala conmemorativa que retirara la estatua de bronce de la exhibición.

Han, el presidente de Corea Verband, dijo que escuchó que el Gobierno de Brandeburgo y el museo han estado bajo presión de Japón.

El museo sucumbió a la presión japonesa y la eliminó, dijo.

La estatua simboliza a las mujeres coreanas que fueron obligadas a servir como esclavas sexuales para soldados japoneses de primera línea durante la guerra. Según los historiadores, hasta 200.000 mujeres, en su mayoría coreanas, fueron forzadas a la servidumbre sexual en burdeles japoneses de primera línea durante la guerra cuando la península coreana era una colonia japonesa. Estas esclavas sexuales fueron eufemísticamente llamadas "mujeres de consuelo".

El Gobierno japonés se ha sentido incómodo con la estatua, ya que las esclavas sexuales son uno de los asuntos más emocionales que aún no se han resuelto entre Corea del Sur y Japón.

Los intentos de Japón de perturbar las exposiciones locales de tales estatuas han continuado durante años en Alemania.

La embajada japonesa ante Alemania protestó ante el GEDOK, un museo de mujeres artistas en Berlín, que decidió exhibir una escultura de la esclava sexual en su exposición "Toys Are Us" a partir del viernes.

La misma estatua también provocó una solicitud del Gobierno japonés para su eliminación cuando se exhibió en Dortmund, Alemania occidental, en junio.

En 2017, el Gobierno japonés exigió a las autoridades locales que retiraran una estatua de una edición diferente instalada en un parque en la ciudad de Wiesent, en el sur de Alemania.

Hace un año, Japón evitó que el Gobierno municipal surcoreano de Suwon estableciera una estatua en Friburgo de Brisgovia, en el sur de Alemania.

Mientras tanto, un festival internacional de arte en la prefectura de Aichi, en el centro de Japón, detuvo la exposición en curso de una estatua bajo la orden del Gobierno japonés.

La Trienal de Aichi 2019, que comenzó sus 75 días de exhibición el jueves pasado, instaló algunas pantallas para cerrar una sección que muestra la "estatua de una niña de la paz". Es una de las exhibiciones en la sección del festival de arte titulada "Después de 'Libertad de expresión'".

El acto se produjo a medida que las tensiones entre Corea del Sur y Japón aumentan debido a asuntos de la historia en tiempos de guerra y la política comercial.

Los organizadores del festival dijeron que tomarán una medida legal contra las instrucciones del Gobierno, mientras que un grupo de escritores y poetas japoneses dijeron en un comunicado que el Gobierno de Tokio ha infringido la libertad de expresión.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir