Go to Contents Go to Navigation
Vídeos

Las ganancias de explotación de Samsung Electronics disminuyen un 55,6 por ciento a US$5.580 millones en el 2º trimestre

31/07/2019 15:57 replay time02:06

Mira a continuación

Seúl, 31 de julio (Yonhap) -- Samsung Electronics Co. ha anunciado, este miércoles, que sus ganancias de explotación han caído un 55,6 por ciento interanual, hasta los 6,59 billones de wones (5.580 millones de dólares), en el segundo trimestre del año.

Asimismo, sus ventas han descendido un 4 por ciento, hasta los 56,1 billones de wones (47.500 millones de dólares), en el período abril-junio, dijo la firma.

El beneficio neto de Samsung Electronics cayó un 53,1 por ciento en el segundo trimestre frente a un año antes, debido a los flojos precios de los chips de memoria y una caída en el negocio de móviles.

Las ganancias netas del mayor fabricante mudial de chips de memoria y teléfonos móviles fueron de 5,18 billones de wones (4.400 millones de dólares) en el período abril-junio, en comparación con los 11 billones de wones (9.300 millones de dólares) de un año antes, dijo la firma en un informe presentado ante los reguladores.

Samsung dijo que los precios de los chips de memoria más bajos de lo esperado afectaron a su balance final pese a una ligera recuperación en la demanda en el segundo trimestre.

El negocio de semiconductores registró 3,4 billones de wones (2.900 millones de dólares) en ganancias de explotación en el segundo trimestre, siendo el nivel más bajo desde el tercer trimestre del 2016.

La firma espera que la demanda para las memorias DRAM, utilizadas en servidores y ordenadores, se recupere en el tercer trimestre a medida que los centros de datos ajustan sus niveles de inventario y reanudan la compra en la temporada alta.

En cuanto a las NAND, utilizadas principalmente en dispositivos móviles, Samsung espera que el mercado se estabilice gradualmente desde el tercer trimestre por la creciente demanda de productos de alta densidad.

La firma tecnológica surcoreana se enfrenta a crecientes incertidumbres en el comercio, en medio de una prolongada guerra comercial entre Estados Unidos y China, y, más recientemente, por las restricciones de exportación de Japón contra Corea del Sur.

Japón empezó, el 4 de julio, a adoptar unas normas de exportación más duras sobre algunos materiales clave necesarios para fabricar chips de memoria, en medio de una confrontación diplomática sobre el tema del trabajo forzado en tiempos de guerra.

Samsung también se está preparando para la decisión de Japón de retirar a Corea del Sur de su lista blanca de compradores fiables, esta semana como muy pronto, lo que podría afectar a una mayor variedad de materiales de alta tecnología.

Por el contrario, la división de pantallas fue un aspecto positivo inusual para la firma tecnológica surcoreana, que cuenta con fuerza en las pantallas OLED flexibles utilizadas en los teléfonos inteligentes de gama alta.

Samsung dijo, sin entrar en detalles, que la división de pantallas, que experimentó pérdidas operativas en el primer trimestre, registró un superávit con unas ganacias operativas de 750.000 millones de wones (635 millones de dólares), gracias a unas ganancias de una sola vez.

Los observadores del mercado estiman que las ganancias de una sola vez están relacionadas con el reembolso de Apple de las ventas no realizadas de pantallas OLED debido a unas ventas más flojas de lo esperado de iPhones.

La división de móviles también registró unas ganancias pobres a pesar de unas fuertes ventas de la serie de teléfonos económicos, Galaxy A, en los mercados emergentes, ya que el precio de venta medio de los teléfonos inteligentes de gama media es más bajo que el de la línea insignia.

A pesar de que Samsung ha subido el listón para dinamizar el mercado apagado de los teléfonos inteligentes lanzando los teléfonos inteligentes 5G en Corea del Sur y Estados Unidos, no logró reforzar sus beneficios en la división de móviles.

Para fomentar la demanda en el segmento de lujo, la firma planea lanzar su último tabléfono, el Galaxy Note 10, en agosto, y el Galaxy Fold en septiembre. Samsung planeaba lanzar el dispositivo plegable en abril, pero ha retrasado el lanzamiento hasta septiembre para arreglar algunos problemas de durabilidad.

El negocio de redes mostró unos resultados sólidos en la comercialización del servicio 5G en Corea del Sur, dijo la firma, añadiendo que redoblará los esfuerzos para ampliar la presencia global en el mercado de 5G.

La división de productos electrónicos de consumo fue impulsada por las fuertes ventas de nuevos electrodomésticos, pero los beneficios de los televisores cayeron ligeramente frente a un año antes debido al aumento de la competencia.

La firma se enfrenta a retos derivados de las incertidumbres no solo en las áreas empresariales, sino también procedentes de los cambios en el entorno macroeconómico global, dijo Samsung, prometiendo promover nuevos motores de crecimiento para el desarrollo a largo plazo.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir