Go to Contents Go to Navigation
Vídeos

Seúl solicita el apoyo de Washington en medio de la disputa comercial con Tokio

26/07/2019 16:51 replay time01:56

Mira a continuación

Seúl, 26 de julio (Yonhap) -- Los funcionarios clave de Estados Unidos y su comunidad empresarial han expresado preocupaciones de que las restricciones de exportación de Japón contra Corea del Sur dañen la cadena de suministro tecnológico global, además de a las firmas estadounidenses, dijo, este viernes, el Ministerio de Comercio, Industria y Energía de Seúl.

La jefa negociadora de comercio de Corea del Sur, Yoo Myung-hee, visitó Washington, esta semana, para subrayar que las restricciones de Tokio podrían interrumpir las cadenas mundiales de suministro y han tenido un impacto negativo no solo en las firmas asiáticas, sino también en la mayor economía global.

Yoo se reunió con diversos representantes políticos y empresariales, incluidos el secretario de Comercio de EE. UU., Wilbur Ross, y el representante Eliot Engel, presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes.

El ministerio dijo que el secretario de Comercio Ross reconoció y entendió el impacto negativo de las medidas de Japón sobre la cadena global de suministro y las industrias de EE. UU.

Yoo también pidió al Gobierno de EE. UU. que tome los pasos necesarios para inducir a Japón a retractar la medida, pese a que Washington no ha expresado planes para mediar la disputa entre los dos aliados asiáticos, dijo el ministerio.

Asimismo, sostuvo reuniones con un grupo de asociaciones comerciales de Estados Unidos, que envió una carta, esta semana, a los ministros de Comercio de Seúl y Tokio, afirmando que las restricciones de exportación de Japón debilitarían la cadena global de suministro, además de dañar a largo plazo el sector manufacturero mundial.

Desde comienzos de este mes, sin previo aviso, Japón implementó regulaciones estrictas para las exportaciones de tres materiales clave a Corea del Sur, que se espera que afecten a la producción de semiconductores y pantallas, los dos principales productos de exportación para la cuarta economía más grande de Asia.

Tokio reclama que la medida tiene lugar en respuesta al sistema poco estricto de control de exportaciones de Corea del Sur sobre los productos que pueden ser desviados para fines militares por terceros países, insinuando Corea del Norte.

El Gobierno surcoreano, que niega la acusación, cree que la medida es una represalia económica contra la sentencia de un tribunal de Seúl que ordenó a las firmas japonesas compensar a las víctimas surcoreanas del trabajo forzado durante la Segunda Guerra Mundial. La península coreana estuvo bajo el dominio colonial explotador de Japón de 1910-45.

Japón está tratando actualmente de eliminar a Corea del Sur de una "lista blanca" de importadores fiables, que podría afectar a 1.000 artículos industriales adicionales. Una vez aprobado por el Gabinete japonés, Seúl quedará fuera de la lista blanca, lo que indica que los procedimientos de exportación preferenciales no serán aplicados para Corea del Sur.

Seúl envió esta semana una carta a Japón protestando dicha exclusión, y urgió el levantamiento inmediato tanto de las restricciones de exportación actuales como futuras.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir