Go to Contents Go to Navigation
Vídeos

Moon y los jefes de cinco partidos políticos se unen contra las restricciones de exportación de Japón

19/07/2019 07:34 replay time01:47

Mira a continuación

Seúl, 18 de julio (Yonhap) -- El presidente Moon Jae-in y los jefes de los cinco principales partidos políticos han acordado, este jueves, lanzar un grupo de trabajo bipartidista para hacer frente al uso del comercio por parte de Japón como medio de represalia por una cuestión histórica.

La decisión se produjo durante las conversaciones de tres horas de duración que Moon mantuvo con los líderes del partido gobernante y de la oposición en la oficina presidencial, Cheong Wa Dae, el primera de estos diálogos en 16 meses.

Ellos "compartieron la percepción de que las medidas de restricción de exportaciones de Japón son represalias económicas injustas que contravienen el orden del libre comercio", dijeron los portavoces de los partidos.

Instaron a Japón a que retire inmediatamente el control de exportación más estricto de los materiales principales utilizados en pantallas digitales y semiconductores, que entró en vigencia hace un par de semanas.

El Gobierno y los partidos del Gobierno y de la oposición acordaron establecer y operar un organismo de cooperación de emergencia para una respuesta pannacional, al mismo tiempo que esforzarse por fortalecer los fundamentos de la economía de la nación y la competitividad de la industria de materiales, partes y equipos, se lee en el comunicado.

Al prometer la cooperación bipartidista al respecto, Moon y los líderes de los partidos dejaron en claro que la decisión de Japón de eliminar a Corea del Sur de la "lista blanca" de importadores de confianza está poniendo en peligro no solo los lazos entre Seúl y Tokio, sino también la cooperación de seguridad en el Nordeste Asiático.

Se espera que Tokio anuncie la decisión de si eliminar a Seúl de la lista el 31 de julio o el 1 de agosto, fue citado Chung Eui-yong, director de seguridad nacional de Cheong Wa Dae, al informar a los funcionarios de los partidos.

En respuesta a una solicitud para reconsiderar la extensión del pacto de intercambio de información militar con Japón, Chung dijo que el Gobierno podría hacerlo, de acuerdo con situaciones futuras. Sin embargo, agregó que la posición actual de Seúl es mantener el Acuerdo General sobre la Seguridad de la Información Militar (GSOMIA, según sus siglas en inglés) bilateral.

Algunos de los asistentes sugirieron que el presidente despachara un enviado especial a Japón. En respuesta, Moon dijo que puede ser una opción, pero se mostró cauteloso con el tiempo, dijo a los periodistas la portavoz de Cheong Wa Dae, Ko Min-jung.

Si un enviado especial o conversaciones de alto nivel pueden ser una solución, es posible en cualquier momento, dijo, añadiendo que, pese a esto, un envío incondicional de un enviado no tiene sentido y debería discutirse como una resolución al final de las negociaciones con Japón.

En el último enfrentamiento entre los países vecinos, Japón está molesto por el manejo por parte de Corea del Sur de un asunto delicado para compensar a las víctimas del trabajo forzado en Japón en tiempos de guerra.

Moon señaló la necesidad de tomar una lección de la gestión del asunto de las llamadas "mujeres de consuelo" por parte de la anterior Administración surcoreana, dijo Ko.

La ocasión supsuso la primera reunión grupal oficial de Moon, desde marzo de 2018, con los líderes de los cinco partidos principales de Corea del Sur: Lee Hae-chan, del gobernante Partido Democrático (DP, según sus siglas en inglés); Hwang Kyo-ahn, del principal partido opositor, el Partido de Libertad Surcoreana (LKP); Sohn Hak-kyu, del Partido Bareunmirae, de centro derecha; Sim Sang-jung, del progresista Partido para la Justicia; y Chung Dong-young, del Partido para la Democracia y la Paz, de centro izquierda.

La sesión tiene lugar después de meses de disputas políticas, principalmente, por el impulso de reforma de la Administración Moon, la política económica y la estrategia sobre Corea del Norte.

El líder del LKP, Hwang Kyo-ahn, aceptó la oferta para una reunión entre los jefes de los partidos y el presidente, dado que Seúl se ha enfrentado a una restricción más dura de las exportaciones de Tokio, en una aparente medida de represalia por cuestiones históricas.

Contrariamente a las intenciones de Moon, el presupuesto adicional no se discutió en detalle durante la reunión, según la portavoz.

Al comienzo, Moon dijo que esperaba centrarse en dos asuntos urgentes: las relaciones con Japón y el proyecto de ley de presupuesto multimillonario que ha estado pendiente durante meses en la Asamblea Nacional.

Después de la sesión de grupo, Moon habló por separado con el jefe del LKP durante unos 90 segundos, dijo Ko.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir