Go to Contents Go to Navigation
Vídeos

Moon presiona a Japón para que detenga sus restricciones de exportación antes de llegar a un 'punto muerto'

10/07/2019 15:56 replay time03:19

Mira a continuación

Seúl, 10 de julio (Yonhap) -- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha redoblado, este miércoles, su presión contra Japón, para que deje de dirigirse hacia un "punto muerto" con las restricciones de exportación "con motivación política" contra Corea del Sur.

En su intervención durante una reunión con decenas de líderes empresariales surcoreanos, celebrada en la oficina presidencial, Cheong Wa Dae, en el centro de Seúl, Moon destacó que el Gobierno está haciendo todo lo posible para una resolución diplomática del problema.

"Espero que el Gobierno japonés responda a la misma", dijo el presidente. "Espero que no avance más hacia un punto muerto", añadió Moon.

El líder surcoreano señaló que Japón ha tomado tal medida para dañar la economía nacional por motivos políticos, incluso relacionándola con las sanciones contra Corea del Norte, sin ningún fundamento.

La medida "nunca es deseable" para los lazos amistosos y la cooperación en seguridad entre los dos países, además de ser dañina para su propia economía y la economía mundial, añadió el mandatario

Moon dejó claro que su Administración está buscando la cooperación internacional para hacer frente a la medida de Japón, mientras se prepara para todas las posibilidades, como un estancamiento prolongado del comercio bilateral.

El presidente programó rápidamente una reunión con los jefes de los principales conglomerados del país para discutir sobre las formas de abordar la situación de emergencia.

Los líderes de las 30 mayores firmas nacionales, cuyos activos totalizan unos 10 billones de wones (8.500 millones de dólares) o más, fueron invitados a la reunión. Entre ellos se encontraban los líderes de: Samsung, Hyundai, SK, LG y Lotte, junto con los representantes de cuatro asociaciones empresariales.

El presunto heredero de Samsung, Lee Jae-yong, quien dirige la principal firma de semiconductores de memoria del mundo, y el presidente del Grupo Lotte, Shin Dong-bin, estuvieron ausentes en el evento, dado que se encuentran de viaje en Japón. En su lugar, a la reunión de Cheong Wa Dae se presentaron los altos directivos de ambas firmas.

La semana pasada, Japón eliminó el tratamiento preferencial para las exportaciones de tres materiales clave a las firmas surcoreanas, en una aparente protesta contra Seúl por su manejo de la cuestión del trabajo forzado de los coreanos durante el período colonial sobre la península coreana.

Los tres materiales restringidos son: la poliimida fluorada, utilizada para crear pantallas flexibles de diodos orgánicos emisores de luz (OLED, según sus siglas en inglés), la resina fotosensible, una capa fina empleada para transferir el patrón de un circuito a un sustrato de semiconductores, y el fluoruro de hidrógeno gaseoso, necesario para el proceso de fabricación de semiconductores.

En adelante, los exportadores japoneses deben solicitar una licencia independiente para cada envío de cargamento a Corea del Sur, un procedimiento que puede demorarse hasta 90 días. Previamente, el Gobierno japonés autorizaba la exportación de los materiales a Corea del Sur sin una aprobación separada.

Moon describió la situación como una "crisis sin precedentes".

El mandatario planteó la necesidad de establecer un "sistema de respuesta ante crisis entre el Gobierno y el sector privado", a fin de mantener la comunicación entre las autoridades y el sector corporativo.

El presidente dijo que el Gobierno apoyará activamente la diversificación de los canales de importación de las materias y su producción local.

Asimismo, el mandatario prometió el apoyo administrativo para un procedimiento aduanero mínimo en las importaciones de los tres materiales y la asignación de más fondos para ayudar a las firmas a acelerar el desarrollo de la tecnología en el presupuesto adicional propuesto ante el Parlamento.

Moon indicó que, a largo plazo, las firmas nacionales deben buscar una menor dependencia en las importaciones para el abastecimiento de las principales tecnologías, materiales y dispositivos.

El presidente dijo que el Gobierno movilizará todos los recursos disponibles, incluidos beneficios tributarios y financiación, para respaldar la iniciativa de las firmas pertinentes, especialmente de los conglomerados.

El presidente liberal ha hecho campaña para una economía justa, centrada en la reforma de los "chaebol" -las familias adineradas de los conglomerados surcoreanos- y la coprosperidad entre las pymes y los conglomerados.

Sin embargo, en medio de las crecientes preocupaciones económicas y el último problema comercial con Japón, el presidente y los funcionarios de alto rango de Cheong Wa Dae han estado contactando recientemente, sobre todo, con los líderes empresariales.

Esta supone la primera reunión grupal, en seis meses, con los líderes empresariales del país en la Oficina del Presidente.

La oficina presidencial dijo que la reunión tuvo como fin "escuchar las opiniones sobre la reciente situación económica y discutir la forma de lograr la cooperación entre el Gobierno y el sector privado".

paola@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir