Go to Contents Go to Navigation
Vídeos

Los surcoreanos se despiden de la ex primera dama Lee Hee-ho

14/06/2019 15:58 replay time02:29

Mira a continuación

Seúl, 14 de junio (Yonhap) -- Los surcoreanos se han despedido este viernes de la ex primera dama Lee Hee-ho, en honor a su contribución a los esfuerzos para la reconciliación intercoreana y la mejora de los derechos de las mujeres.

Lee falleció el lunes tras luchar contra el cáncer de hígado, a la edad de 96 años. Era la viuda del difunto expresidente liberal Kim Dae-jung, el arquitecto de la "política del sol", de compromiso con Corea del Norte, y ganador del Premio Nobel de la Paz.

El servicio funerario se celebró en el Cementerio Nacional de Seúl, en el sur de Seúl, al que asistieron unas 2.000 personas, incluidos líderes políticos, funcionarios y ciudadanos.

El servicio se llevó a cabo en el formato de un "funeral de sociedad", una ceremonia para lamentar la muerte de un personaje con influencia que hizo contribuciones a la sociedad.

El primer ministro, Lee Nak-yon, comentó, en su panegírico para Lee, que ha fallecido una gran líder de nuestros tiempos, símbolo de las adversidades y gloria de la historia moderna.

Añadió que se avanzará sin cesar hasta lograr la felicidad del pueblo y la unificación pacífica que Lee soñó.

Lee, primera dama del presidente liberal Kim de 1998 a 2003, no fue una primera dama en la sombra. Fue feminista y sirvió como compañera política de Kim a lo largo de la vida tumultuosa del expresidente. Asimismo, fue promotora de los esfuerzos de paz de Kim con Corea del Norte. Su marido falleció en 2009.

El ganador del premio Nobel de la Paz fue el diseñador de la "política del sol", con el fin de comprometerse con Corea del Norte a través de intercambios intercoreanos vibrantes y la reconciliación.

Sostuvo la primera cumbre con el entonces líder norcoreano, Kim Jong-il, en el año 2000, en Pyongyang, después de más de 50 años de animosidad entre las dos Coreas. En aquel entonces, Lee acompañó a su marido a Pyongyang.

Después de la muerte de Kim, visitó Corea del Norte en 2011 y 2015.

Corea del Norte no despachó una delegación de luto al Sur, pero el presidente del Comité de Asuntos de Estado envió, el miércoles, a Corea del Sur un mensaje y flores de condolencias por la muerte de Lee, a través de su hermana menor, Kim Yo-jong.

Lee apoyó activamente la carrera política de su marido y se mantuvo a su lado para que estuviera adherido a su lucha por la democracia cuando estuviera bajo la represión política.

Kim aguantó secuestros, tortura y múltiples arrestos mientras impulsó el movimiento prodemocrático. Sobrevivió diversos intentos de asesinato y fue sentenciado a muerte después de ser acusado de fomentar el levantamiento de Gwangju en mayo de 1980, pero más tarde fue indultado.

Lee fue una pionera que precedió los tiempos y una líder que leyó la corriente de los tiempos, dijo el presidente de la Asamblea Nacional, Moon Hee-sang, en su panegírico para Lee.

Esta mañana se celebró un servicio funerario cristiano en una iglesia de Seúl a la que había asistido Lee desde 1960.

La caravana que llevaba el ataúd de la difunta también hizo una visita a su casa privada en el distrito de Donggyo, en el oeste de Seúl.

Lee dejó un testamento que dice que rezará en el cielo por el pueblo coreano y por una unificación pacífica de las dos Coreas.

También ordenó a su familia y asesores que utilicen su casa privada como una sala conmemorativa para el expresidente y empleen el dinero del Premio Nobel de la Paz como fondos para proyectos que conmemoren el legado de Kim.

Lee descansará junto con su difunto esposo en el cementerio nacional.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir