Go to Contents Go to Navigation
Vídeos

El principal enviado de Corea del Norte ante la ONU repite los llamamientos para el retorno por parte de EE. UU. del buque de carga incautado

22/05/2019 07:36 replay time00:45

Mira a continuación

Nueva York, 21 de mayo (Yonhap) -- Kim Song, el principal enviado de Corea del Norte ante las Naciones Unidas (ONU) ha redoblado este martes los llamamientos para que Estados Unidos devuelva rápidamente un buque de carga norcoreano incautado bajo sospecha de violar las sanciones internacionales.

Kim, representante permanente del Norte ante la ONU, también dijo que Pyongyang "observará con agudeza cada movimiento de EE. UU.", al tiempo que enfatizó que EE. UU. debería pensar en las consecuencias que podría tener la incautación en futuros desarrollos.

El 9 de mayo, el Departamento de Justicia de EE. UU. dijo que había incautado al granelero Wise Honest, de 17.061 toneladas, un buque sospechoso de violar la legislación nacional de EE. UU. y las sanciones internacionales, en la primera incautación directa de un barco norcoreano por parte de las autoridades estadounidenses.

En una conferencia de prensa en la sede de la ONU en Nueva York, Kim dijo que "Estados Unidos debe deliberar y pensar en las consecuencias que su escandaloso acto podría tener en los desarrollos futuros, y también Estados Unidos debería devolver nuestro buque de carga sin demora".

Kim también dijo que su país está condenando "en términos firmes" la toma del barco porque es un "producto temprano de la política hostil extrema de EE. UU. contra el Norte".

Las sanciones unilaterales y la aplicación extraterritorial de la jurisdicción nacional de un tercer país no pueden justificarse en ningún caso, en ninguna circunstancia ni en el derecho internacional, dijo Kim.

El viernes pasado, Kim envió al secretario general de la ONU, António Guterres, una carta en la que pedía "medidas urgentes" al tiempo que describía la incautación como un acto "ilegal y que infringe la soberanía", diciendo que EE. UU. es "de hecho un país mafioso".

Washington dijo que el Wise Honest se usaba para enviar ilícitamente carbón desde el Norte y para entregar maquinaria pesada al régimen comunista, mientras que los pagos por mantenimiento, equipo y mejoras de la embarcación se realizaban en dólares estadounidenses a través de bancos estadounidenses inadvertidos.

Las sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) prohíben al Norte las transferencias de carbón y otros bienes. Una ley de sanciones de EE. UU. de 2016 prohíbe a las entidades o personas norcoreanas involucradas en actividades de proliferación de armas ilícitas utilizar el sistema financiero de EE. UU.

En abril del año pasado, las autoridades indonesias primero interceptaron e incautaron el Wise Honest, que luego fue puesto bajo custodia por EE. UU.

Los analistas dicen que el enviado parece estar haciendo un llamamiento implícito para eliminar o aliviar el régimen general de sanciones que ha afectado a la economía del Norte y ha amenazado con descarrilar el impulso político del presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, para hacer frente a los problemas cotidianos

También dijeron que la incautación del buque se ha sumado a las crecientes incertidumbres sobre los esfuerzos en curso para reanudar las conversaciones nucleares entre Pyongyang y Washington, en medio de temores de que el régimen podría virar hacia una táctica provocativa.

Las conversaciones han llegado a un estancamiento desde que la segunda cumbre entre Kim Jong-un y el presidente de EE. UU., Donald Trump, en Hanói en febrero, fracasó debido a las diferencias en el alcance de la desnuclearización de Pyongyang y el alivio de las sanciones de Washington.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir