Go to Contents Go to Navigation
Vídeos

Corea del Sur impulsa la visita del líder norcoreano a Seúl para celebrar una cuarta cumbre con Moon

29/03/2019 16:49 replay time00:30

Mira a continuación

Seúl, 29 de marzo (Yonhap) -- Corea del Sur tratará de lograr la visita a Seúl del presidente del Comité de Asuntos de Estado de Corea del Norte, Kim Jong-un, para celebrar este año la cuarta cumbre con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, a fin de mejorar las relaciones intercoreanas y ayudar en el avance del proceso de desnuclearización, según ha dicho, este viernes, el Ministerio de Unificación.

El ministerio dijo que también intentará regularizar dichas cumbres a fin de mantener una comunicación estrecha entre las dos Coreas para tratar efectivamente todas las cuestiones transfronterizas.

La medida forma parte de los planes y objetivos de 2019 del ministerio en cuanto al Norte y está en consonancia con el plan maestro quinquenal del Gobierno, publicado el año pasado, que se centra en la desnuclearización total de la península coreana, el establecimiento de la paz duradera y la confianza mutua con el Norte.

"Planeamos encontrar una oportunidad para crear un círculo virtuoso sólido en las relaciones intercoreanas, la desnuclearización y la mejora de los lazos entre Corea del Norte y EE. UU. mediante la visita del líder Kim Jong-un a Seúl, que prometió en la declaración de Pyongyang del pasado mes de septiembre", dijo el ministerio.

Mediante la regularización de tales cumbres, se busca sentar las bases más firmes para el avance en las relaciones intercoreanas y ayudar a que los jefes de Estado se comuniquen cuando surjan cuestiones pendientes, según añadió el ministerio.

Durante la tercera y última cumbre intercoreana, en Pyongyang, en septiembre del año pasado, el líder norcoreano acordó visitar Seúl, en una fecha próxima, para su cuarta cumbre con el presidente surcoreano. Estaba previsto que Kim realizase una visita sin precedentes a Seúl a finales del año pasado, pero el evento no se materializó.

Tras la infructuosa cumbre de febrero entre el líder norcoreano y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Hanói, Corea del Sur ha estado esperando mediar la situación entre ambas partes y mantener vivos los diálogos de desnuclearización. El Gobierno de Seúl espera que una visita de Kim al país ayude a hacer frente al estancamiento.

El Ministerio de Unificación dijo que busca un avance en las relaciones intercoreanas, no solo mediante tales diálogos, sino también mediante los intercambios y la cooperación entre las dos Coreas, bajo la creencia de que pueden contribuir al avance de las conversaciones sobre la desnuclearización, actualmente estancadas.

Sin embargo, el ministerio destacó que todos los proyectos intercoreanos que se lleven a cabo mediante la "consulta estrecha" con la comunidad internacional serán realizados en base al consenso público.

Entre los posibles proyectos de cooperación, el Gobierno planea crear un ambiente para la reanudación del complejo industrial intercoreano suspendido, en la ciudad norcoreana de Kaesong, al norte de la frontera, y un programa turísitico a la montaña norcoreana Kumgang, en la costa oriental del régimen comunista.

Corea del Sur suspendió el Complejo Industrial de Kaesong en 2016, como medida de represalia ante las continuas provocaciones nucleares y de misiles del Norte. El programa turístico a la montaña Kumgang fue suspendido en 2008, después de que una turista surcoreana falleciese tiroteada por un guarda norcoreano cerca del complejo hotelero.

Seúl quiere reanudar los dos proyectos intercoreanos ante la esperanza de que podrían animar a Pyongyang a regresar a la mesa de diálogo. Washington aún considera que su reanudación podría socavar las sanciones internacionales contra Pyongyang, mientras que se registra un escaso avance en los diálogos de desnuclearización.

En el frente humanitario, el ministerio dijo que está trabajando para regularizar las reuniones de las familias separadas por la Guerra de Corea de 1950-53 mediante diferentes formatos, como reuniones cara a cara y el intercambio de cartas. En particular, el ministerio dijo que está trabajando para lograr, este año, el intercambio de videomensajes de 1.000 familias separadas.

Corea del Sur está preparándose para la celebración de videoconferencias de las familias divididas, para las que consiguió, recientemente, una exención de sanciones estadounidenses y del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU, según sus siglas en inglés). Si el evento se celebra, las videoconferencias serán las primera en organizarse desde el año 2007.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir