Go to Contents Go to Navigation
Vídeos

Moon insta a una transición audaz hacia el 'régimen de la nueva península coreana'

01/03/2019 15:39 replay time01:53

Mira a continuación

Seúl, 1 de marzo (Yonhap) -- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha expuesto, este viernes, su visión de un "régimen de la nueva península coreana", calificándolo de comunidad para la cooperación pacífica y económica que rompe con la historia accidentada del país de conflicto y división ideológica.

En su intervención en una ceremonia para conmemorar el centenario del Movimiento por la Independencia del 1 de Marzo de 1919 contra el dominio colonial japonés, celebrada en la plaza de Gwanghwamun, en el centro de Seúl, Moon dijo que el régimen creará un orden pacífico en el próximo siglo, en el que Corea del Sur "asumirá un papel de liderazgo".

Asimismo, prometió fortalecer la cooperación con Tokio, diciendo que la declaración histórica de 1919, emitida por 33 destacados luchadores por la independencia, no fue motivada por la enemistad, sino que estuvo destinada a promover la "coexistencia armoniosa de toda la humanidad".

El presidente dijo que los próximos 100 años diferirán del pasado en calidad, añadiendo que se impulsará una transición audaz hacia un régimen de la nueva península coreana y se realizarán preparativos para la unificación.off-limits

Añadió que el régimen de la nueva península coreana se refiere al orden del próximo siglo, en el que Corea del Sur asumirá el papel de líder, y que, trabajando juntos con el pueblo, y también con Corea del Norte, se creará un nuevo orden de paz y cooperación que ponga fin a las confrontaciones y conflictos.

Moon señaló que se establecerá, sin falta, un régimen de paz permanente, basándose en la voluntad inquebrantable, la coordinación estrecha entre Corea del Sur y EE. UU., el acuerdo en los diálogos entre Corea del Norte y EE. UU. y el apoyo de la comunidad internacional.

Sus comentarios tuvieron lugar un día después de que la segunda cumbre entre el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, acabase en Hanói sin producir ningún acuerdo, que se creía, de forma generalizada, que crearía un nuevo impulso para los esfuerzos de paz actuales con Pyongyang.

Aunque Kim y Trump comenzaron su segunda cumbre alardeando de su relación "muy especial", no lograron encontrar un término medio debido a las diferencias sobre el alivio de las sanciones de Washington y el alcance de la desnuclearización de Pyongyang.

El presidente Moon dijo que el régimen de la nueva península coreana será una nueva comunidad de cooperación económica, para lo cual, su Gobierno consultará con EE. UU. sobre las formas de reanudar dos proyectos intercoreanos que se encuentran paralizados desde hace mucho tiempo: los viajes turísticos a la montaña Kumgang, en la costa este de Corea del Norte, y la operación del polígono industrial conjunto en la ciudad fronteriza norcoreana de Kaesong.

El líder norcoreano ha estado ansioso de reiniciar los viajes turísticos y el complejo industrial, que habían sido una fuente principal de divisas fuertes para el país escaso de recursos. En su discurso de Año Nuevo, Kim expresó su voluntad de reabrirlos "sin condiciones previas".

Corea del Sur desea apoyar la iniciativa de Kim para la reanudación, pero las sanciones internacionales y de EE. UU. han sido un gran impedimento. Washington ha mantenido que los proyectos económicos intercoreanos deberían proceder en consonancia con los progresos en la desnuclearización norcoreana.

El programa turístico a la montaña escénica del Norte ha estado suspendido desde que una turista surcoreana fue muerta a tiros, en julio de 2008, en los alrededos del complejo hotelero, por un guarda norcoreano, al parecer por entrar ilegalmente en un área prohibida.

El polígono de Kaesong fue cerrado en febrero de 2016, después del cuarto ensayo nuclear y las pruebas de misiles de Pyongyang.

Durante su discurso, Moon también dijo que cuando haya un progreso en la desnuclearización, se establecerá un comité económico intercoreano para producir "logros económicos que beneficien a las dos Coreas".

Añadió que el progreso en las relaciones intercoreanas conducirá a la normalización de las relaciones del Norte con EE. UU. y Japón, ampliándola, posteriormente, a un nuevo orden de paz y seguridad en el Nordeste Asiático.

elena@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir