Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Vídeos

El CSNU adopta nuevas sanciones contra Corea del Norte

06/08/2017 11:46 replay time02:06

Mira a continuación

Nueva York, 5 de agosto (Yonhap) -- El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) ha adoptado, el sábado (hora local), nuevas sanciones contra Corea del Norte, privándola de los ingresos por sus exportaciones, que son un recurso clave para el país comunista, como castigo por sus últimas pruebas de misiles balísticos intercontinentales (ICBM, según sus siglas en inglés).

La nueva Resolución 2371 tiene por objeto reducir drásticamente, en un tercio, los ingresos por exportaciones, valorados en 3.000 millones de dólares anuales, prohibiendo todas las exportaciones de carbón, hierro, mineral de hierro, plomo, mineral de plomo y marisco.

La resolución, elaborada por Estados Unidos, también insta a limitar el número de trabajadores norcoreanos en el extranjero, restringir las nuevas empresas conjuntas con Corea del Norte y la inversión adicional en las actuales.

Además, congela los activos e impone una prohibición de viaje a nueve individuos y cuatro entidades norcoreanos.

Sin embargo, las restricciones en el suministro de petróleo para el Norte fueron excluidas, debido, al parecer, a las preocupaciones de China y Rusia de que podrían intensificar la crisis humanitaria en el país.

La embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, dijo que las nuevas sanciones elevan a un nuevo nivel el castigo para Corea del Norte por su actividad de misiles balísticos, señalando que se trata del conjunto de sanciones más severas impuestas contra un país en una generación.

Las negociaciones sobre la nueva resolución comenzaron poco después de que Pyongyang llevase a cabo su primer ensayo de un ICBM, el 4 de julio. Tras la segunda prueba del 28 de julio, Estados Unidos llegó a un acuerdo sobre las sanciones con China, el mayor aliado y socio comercial del Norte.

Pese a su oposición inicial, Rusia terminó aprobando la resolución. El consentimiento de China y Rusia es crucial, dado que forman parte de los cinco miembros permanentes con derecho a veto del CSNU.

El embajador surcoreano ante la ONU, Cho Tae-yul, acogió con agrado la resolución, diciendo que el Norte debe hacer frente a las consecuencias de su flagrante violación de las resoluciones existentes y añadió que sus programas nucleares y de misiles solo servirán para reforzar la determinación de la comunidad internacional.

Por su parte, el embajador chino, Liu Jieyi, señaló que la resolución no tiene por objeto perjudicar al pueblo norcoreano y urgió a Pyongyang a poner fin a las actividades que puedan elevar aún más las tensiones. Asimismo, instó a que se detenga el despliegue del sistema de defensa contra misiles estadounidense en Corea del Sur, diciendo que el mismo no resolverá el problema nuclear norcoreano. El Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD) es considerado por China como una amenaza a sus intereses de seguridad regional.

El embajador ruso, Vasily Nebenzia, dijo que las sanciones no constituyen un fin en sí mismas, sino que solo son un medio para hacer que el Norte regrese al diálogo constructivo.

La última resolución es la octava adoptada por el consejo contra Corea del Norte desde el año 2006, como castigo por sus cinco pruebas nucleares y las constantes pruebas de lanzamiento de misiles de largo alcance.

elena@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir