Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Vídeos

El presupuesto de Corea del Sur para 2017 supera los 400 billones de wones por 1ª vez

30/08/2016 16:39 replay time02:09

Mira a continuación

Sejong, 30 de agosto (Yonhap) -- El Gobierno surcoreano planea expandir su gasto para el próximo año en un 3,7 por ciento en comparación con este año, superando los 400 billones de wones (357.600 millones de dólares) por primera vez en la historia, con el fin de estimular la cuarta economía más grande de Asia, que ha estado sufriendo un descenso de las exportaciones y la demanda interna, dijo este martes el Ministerio de Estrategia y Finanzas de Corea del Sur.

El Gobierno pedirá a la Asamblea Nacional que apruebe un presupuesto de 400,7 billones de wones (358.200 millones de dólares) para gastar en 2017, lo que supone un aumento frente a los 386,4 billones de wones (345.500 millones de dólares) asignados para este año.

El volumen supone cerca de 5 billones de wones (4.500 millones de dólares) más que lo planeado inicialmente.

La propuesta, que fue refrendada este martes en una reunión del Gabinete, será entregada al Parlamento antes del viernes, el cual, conforme a la Constitución, deberá aprobar el proyecto de ley para el 2 de diciembre.

Es la primera vez que el presupuesto del Gobierno supera los 400 billones de wones, a medida que el Gobierno surcoreano ha mantenido una línea expansionista durante más de una década.

El presupuesto superó la marca de los 200 billones de wones (1.800 millones de dólares) en 2006 durante la Administración Roh Moo-hyun, y la de 300 billones de wones (2.700 millones de dólares) en 2011, con el Gobierno de Lee Myung-bak.

El presupuesto expansionista tiene lugar en medio de las elevadas preocupaciones de que la recuperación de la economía pierda su ímpetu en el futuro, debido a las alicaídas exportaciones y una demanda interna poco entusiasta, factor temido por la posibilidad de que conduzca al país a un ciclo de crecimiento de bajo nivel.

Según los últimos datos del Banco de Corea (BOK, según sus siglas en inglés), el producto interior bruto (PIB) del país creció un 0,7 por ciento en el segundo trimestre en comparación intertrimestral, permaneciendo por debajo del 1 por ciento por segundo trimestre consecutivo.

Las exportaciones de Corea del Sur, el motor de crecimiento clave de la nación, cayeron un 10,2 por ciento en julio frente al año anterior, alargando su caída a un récord histórico de 19 meses seguidos desde enero de 2015, debido, principalmente, a la demanda contraída del mundo y los bajos precios del petróleo.

Se espera que la cifra registre también un crecimiento negativo en agosto, dado que cayó un 0,3 por ciento interanual en los 20 primeros días del mes, por la ralentización global y una moneda local reforzada.

El gasto de los consumidores, otro motor de crecimiento del país, ha seguido por un camino favorable gracias a la implementación del programa del Gobierno de recorte de impuestos y el elevado gasto fiscal en la primera mitad del año.

Las ventas minoristas aumentaron un 8,9 por ciento interanual en julio, frente al 5,3 por ciento registrado en mayo, gracias a las grandes ventas de coches de pasajeros. El programa de recorte de impuestos encabezado por el Gobierno, que acabó el 30 de junio, dio como resultado un incremento de un 20 por ciento en las ventas de coches en el último mes de junio.

Sin embargo, esto no es suficiente para equilibrar completamente la caída en las exportaciones en el segundo semestre y el próximo año, ya que el efecto de la reducción tributaria se disipa y la reforma de las empresas está afectando negativamente.

El Ministerio de Finanzas prevé que la economía surcoreana crezca un 2,8 por ciento interanual en 2016, un 0,3 por ciento menos que su estimación previa del 3,1 por ciento, y también espera un crecimiento del 3 por ciento para el 2017.

El ministro de Finanzas, Yoo Il-ho, ha estado enfatizando la importancia del papel del Gobierno en apuntalar la floja recuperación invirtiendo más dinero en la economía real.

El Gobierno elaboró presupuestos adicionales para estimular la economía el año pasado y este año, dijo el viceministro de Finanzas, Song Eon-seog, en un informe regular. Apuntó que el presupuesto del 2017 se centra en crear puestos de trabajo y recobrar el impulso de crecimiento, además de en conseguir un nuevo motor de crecimiento.

Como resultado, una gran parte del presupuesto se destinó a los sectores de salud, bienestar social y empleo, con alrededor de 130 billones de wones (116.200 millones de dólares). En particular, 17,5 billones de wones (15.600 millones de dólares) fueron asignados a proyectos para crear trabajo y 29.600 millones de wones (26,4 millones de dólares) para vacunas gratuitas contra la gripe para todos los niños menores de 59 meses.

Los presupuestos para los sectores de educación y defensa nacional se incrementaron un 6,1 y 4 por ciento, a 56,4 billones de wones (50.400 millones de dólares) y 40,3 billones de wones (36.000 millones de dólares), respectivamente. Asimismo, incluyen un plan para gastar 39.900 millones de wones (35,6 milloes de dólares) en instalar sistemas de aire acondicionado en todos los cuarteles del Ejército.

Para los campos de la cultura, deportes y turismo, el Gobierno gastará 7,1 billones de wones (6.300 millones de dólares), un 6,9 por ciento más, como parte de sus esfuerzos para prepararse para las Olimpiadas Invernales de Pyeongchang 2018.

Asimismo, pidió 19,4 billones de wones (17.300 millones de dólares) y 18 billones de wones (16.100 millones de dólares) para la investigación y desarrollo, y la seguridad pública, respectivamente.

El Gobierno planea reducir sus gastos en inversión en obras públicas en un 8,2 por ciento, hasta los 21,8 billones de wones (19.500 millones de dólares), con el fin de promover la eficiencia del presupuesto fiscal.

El monto destinado para los asuntos intercoreanos y la unificación nacional también disminuirá un 1,5 por ciento, hasta los 4,6 billones de wones (4.100 millones de dólares), debido al cierre del Complejo Industrial de Kaesong.

El Gobierno espera recaudar, el próximo año, 414,5 billones de wones (370.600 millones de dólares), un 6 por ciento más, incluidos 241,8 billones de wones (216.200 millones de dólares) en impuestos nacionales. Se prevé que el impuesto sobre la renta de las personas físicas aumente un 3,1 por ciento y el impuesto de sociedades un 5,1 por ciento, mientras que se espera que el impuesto sobre el valor añadido (IVA) y los aranceles experimenten un crecimiento de un 3 y 8,4 por ciento, respectivamente.

El ministerio dijo que también considera mantener el estatus fiscal sólido a largo plazo con el fin de manejar las finanzas nacionales de manera más eficaz.

El viceministro Song dijo que el gasto fiscal se ha organizado de una manera más expansionista, pero que, al mismo tiempo, la efectividad fiscal y el control de la deuda son también importantes, por lo que se está gestionando la deuda de manera más estricta.

Para cubrir el aumento del gasto del próximo año, el ministerio dijo que planea emitir, en 2017, bonos del Estado por valor de cerca de 28 billones de wones (25.000 millones de dólares).

Se estima que el déficit fiscal registre un 1,7 por ciento del PIB del país el próximo año, 0,3 puntos porcentuales menos que el año anterior, mientras que se prevé que la proporción del endeudamiento doméstico con respecto al PIB caiga 0,6 puntos porcentuales hasta el 40,4 por ciento en 2017.

Esto reducirá la proporción del déficit fiscal frente al PIB a un 1 por ciento para el 2020 y mantendrá la deuda nacional en un 40,7 por ciento del PIB en los próximos cuatro años.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Vídeos más vistos
Inicio Subir