Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

La OCDE reduce al 1,8 por ciento la perspectiva de crecimiento surcoreano para 2023

Economía 22/11/2022 22:45
La OCDE reduce al 1,8 por ciento la perspectiva de crecimiento surcoreano para 2023 - 1

Seúl, 22 de noviembre (Yonhap) -- La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha reducido, este martes, su perspectiva de crecimiento de Corea del Sur para el próximo año, citando las incertidumbres en la economía mundial.

En su informe sobre la economía mundial del próximo año, la organización con sede en París dijo que se espera que el producto interior bruto (PIB) de Corea del Sur crezca un 1,8 por ciento en 2023, por debajo de su pronóstico anterior del 2,2 por ciento.

La perspectiva más reciente está por debajo de la estimación de crecimiento del 2,1 por ciento del Banco de Corea (BOK, según sus siglas en inglés) y la del 2 por ciento del Fondo Monetario Internacional (FMI).

La OCDE dijo que se espera que la economía de Corea del Sur crezca un 2,7 por ciento este año.

Entretanto, la perspectiva de crecimiento para la economía global en 2023 se situó en un 2,2 por ciento, manteniéndose sin cambios con respecto a la estimación anterior.

La OCDE dijo que los altos precios energéticos, provocados por la guerra entre Rusia y Ucrania, están provocando una inflación y un crecimiento ralentizado en todo el mundo.

La organización dijo que se espera que la economía mundial comience a recuperarse en 2024, llegando a crecer hasta un 2,7 por ciento.

En cuanto a Corea del Sur, la OCDE dijo que se espera que el consumo privado sienta los efectos de la inflación en el futuro, a pesar de su reciente recuperación.

También se prevé que las exportaciones se vean afectadas por el débil desempeño de los chips y la baja demanda mundial.

La OCDE aconsejó a Corea del Sur que mantenga su política de ajuste monetario para hacer frente a la inflación.

Al respecto, la organización dijo que debería continuar un estricto ajuste monetario, para volver a sujetar las expectativas de inflación, y agregó que la consolidación fiscal debe seguir adelante, sugiriendo que la regla fiscal propuesta sea adoptada por la Asamblea Nacional, para ayudar a reducir las presiones inflacionarias y en preparación ante el rápido envejecimiento de la población.

El mes pasado, el BOK elevó su tasa de política monetaria (TPM) en 0,5 puntos porcentuales, al 3 por ciento, para hacer frente a la inflación. El incremento supuso el segundo mayor aumento en la historia y el octavo más grande, desde agosto del año anterior, en los costos de los préstamos, en medio de la presión inflacionaria.

Se espera ampliamente que el banco central surcoreano lleve a cabo otra subida de la TPM en la que será su última reunión de política monetaria de este año, prevista para el jueves.

La OCDE también aconsejó a Corea del Sur que reduzca la brecha entre las empresas grandes y las pymes, en términos de productividad.

Al respecto, dijo que las reformas estructurales deberían facilitar una reasignación de la mano de obra y de capital a los sectores en expansión, y fortalecer la competencia para abordar las brechas de productividad entre empresas grandes y pymes.

Agregó que reducir las estrictas regulaciones del mercado de productos ayudaría a reducir la brecha de productividad entre las empresas grandes y las pymes, así como el dualismo del mercado laboral.

elias@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir