Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(4ª AMPLIACIÓN) Corea del Norte dispara un ICBM hacia el mar del Este

Corea del Norte 18/11/2022 15:31
La foto de archivo, publicada por la Agencia Central de noticias de Corea del Norte, muestra el lanzamiento de un misil de Corea del Norte. (Uso exclusivo dentro de Corea del Sur. Prohibida su distribución parcial o total)

Seúl, 18 de noviembre (Yonhap) -- Corea del Norte ha disparado, este viernes, un misil balístico intercontinental (ICBM, según sus siglas en inglés) hacia el mar del Este, según dijo el Estado Mayor Conjunto (JCS) surcoreano, en una aparente protesta contra la campaña de Estados Unidos de reforzar su protección de "disuasión extendida" para Corea del Sur y Japón.

El Estado Mayor Conjunto (JCS) surcoreano dijo que detectó el lanzamiento desde el área de Sunan, en Pyongyang, a las 10:15 a.m., y que el misil voló unos 1.000 kilómetros a una altitud de apogeo de alrededor de 6.100 kilómetros y una velocidad máxima de Mach 22.

Aparentemente, se trata de un ICBM Hwasong-17, según dijo una fuente de defensa surcoreana, bajo la condición del anonimato. Corea del Norte realizó, el 3 de noviembre, el disparo de prueba de un ICBM de este tipo, pero el lanzamiento fue considerado un fracaso.

El presidente de EE. UU., Joe Biden, ha sido informado sobre la última provocación norcoreana.

La Casa Blanca dijo, en un comunicado, que el lanzamiento es una violación descarada de múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, aumenta innecesariamente las tensiones y corre el riesgo de desestabilizar la situación de seguridad en la región. Agregó que Washington tomará todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad del territorio nacional de EE. UU. y de sus aliados, Corea del Sur y Japón.

El Hwasong-17 es apodado "monstruo" por su gran tamaño. Es conocido por ser capaz de cargar múltiples ojivas y tener un alcance de unos 15.000 kilómetros, lo cual es suficiente para atacar cualquier lugar del territorio continental estadounidense.

El JCS dijo, en un mensaje de texto enviado a los reporteros, que el último lanzamiento de un ICBM norcoreano supone una provocación "significativa" y un acto amenazante grave que socava la paz y estabilidad, no solo de la península coreana, sino también de la comunidad internacional, y es una clara violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Agregó que el Ejército surcoreano mantendrá una firme postura de preparación, capaz de responder, de forma "abrumadora", a cualquier provocación de Corea del Norte, mientras rastrea y monitoriza las medidas correspondientes de Pyongyang, en estrecha cooperación con EE. UU.

El general Kim Seung-kyum, jefe del JCS, y el general Paul LaCamera, comandante del Comando de Fuerzas Combinadas de Corea del Sur y EE. UU., sostuvieron consultas virtuales sobre el lanzamiento y reafirmaron su compromiso de mantener una postura de defensa más sólida entre los aliados, según el JCS.

El lanzamiento se produjo un día después de que la ministra de Asuntos Exteriores de Corea del Norte, Choe Son-hui, advirtiera que Pyongyang tomará acciones militares "más feroces" si Estados Unidos refuerza su compromiso de utilizar todas sus capacidades militares, tanto nucleares como convencionales, con el fin de defender a sus aliados.

La declaración de Choe provocó preocupaciones de que Pyongyang esté pasando la responsabilidad de la escalada de las tensiones regionales a EE. UU. y sus aliados, en una señal preocupante de que el Norte se encamina a realizar una provocación mayor, como una prueba nuclear.

Poco después de la declaración de Choe, el Norte lanzó un misil balístico de corto alcance hacia el mar del Este.

La reacción del Norte se produjo tras una cumbre trilateral entre el presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, y sus homólogos de EE. UU., y Japón, Joe Biden y Fumio Kishida, respectivamente, al margen de encuentros regionales anuales celebrados, el domingo, en Nom Pen, Camboya.

En dicha ocasión, el trío acordó esforzarse, de manera conjunta, para fortalecer la disuasión, mientras Biden reiteró el compromiso "férreo" de EE. UU. con la seguridad de Seúl y Tokio.

El Comando Indopacífico de EE. UU. también dijo que Washington condena el lanzamiento de este viernes y urge a Pyongyang a abstenerse de más actos "ilegales y desestabilizadores".

Agregó que el compromiso de Washington con Corea del Sur y Japón permanece "férreo".

Pyongyang realizó, el 3 de noviembre, el lanzamiento de prueba de un ICBM. Aunque se cree que involucró un Hwasong-17, no tuvo éxito, ya que no pudo volar según lo previsto, luego de la separación del cohete de segunda fase, según fuentes.

Los observadores dijeron que Corea del Norte ha avanzado en su programa de ICBM, pero aún persisten dudas sobre si ha dominado la tecnología de reentrada atmosférica.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave
Inicio Subir