Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(3ª AMPLIACIÓN) JCS: Corea del Sur y EE. UU. disparan 4 misiles hacia el mar del Este en respuesta a la provocación de Corea del Norte

Últimas noticias 05/10/2022 18:37
La foto, revelada, el 5 de octubre de 2022, por el Estado Mayor Conjunto surcoreano, muestra a Corea del Sur y EE. UU. llevando a cabo un ejercicio conjunto de disparo de misiles en una ubicación no identificada. (Prohibida su reventa y archivo)

Seúl, 5 de octubre (Yonhap) -- Corea del Sur y Estados Unidos han disparado, este miércoles, cuatro misiles tierra-tierra, hacia el mar del Este, durante unas maniobras militares conjuntas, un día después del lanzamiento de un misil balístico de alcance intermedio (IRBM, según sus siglas en inglés) de Corea del Norte, ha dicho el Estado Mayor Conjunto (JCS) surcoreano.

Los dos aliados lanzaron dos misiles del Sistema de Misiles Tácticos del Ejército (ATACMS), que acertaron precisamente los blancos simulados y demostraron la capacidad de los aliados para disuadir más provocaciones, según el JCS.

Corea del Norte disparó, el martes, un IRBM desde Mupyong-ri, en la provincia norteña de Jagang, lo que supone su primer lanzamiento de un IRBM en ocho meses. El misil voló unos 4.600 kilómetros, sobrevolando Japón, y cayó en el océano Pacífico.

Los aliados están manteniendo una postura firme de preparación en medio de la posibilidad de más provocaciones norcoreanas, dijo el JCS, en un comunicado de prensa, sin especificar la ubicación y hora exactas de las maniobras. Los residentes de la ciudad costera oriental de Gangneung y sus alrededores dijeron que vieron un fogonazo brillante y escucharon un estruendo fuerte, al parecer por el entrenamiento, en torno a la 1:00 a.m.

Mientras tanto, el Ejército surcoreano disparó un misil tierra-tierra Hyunmoo-2; sin embargo, cayó dentro de la base después de un vuelo anormal. Su ojiva fue hallada a un kilómetro atrás del punto de lanzamiento, a tan solo 700 metros de la residencia civil más cercana, dijo un funcionario del JCS bajo la habitual condición del aninomato.

El Ejército dijo que no hubo víctimas en aquel momento y está averiguando la causa exacta del incidente.

Un oficial militar dijo, en segundo plano, que el propelente se quemó, mientras que la ojiva en sí no explotó. Las autoridades pertinentes planean revisar todos los misiles Hyunmoo-2C en operación, para asegurarse de que no tengan defectos.

Es "muy lamentable" que los residentes locales fueran sorprendidos por ello, agregó el oficial.

Los altos mandos militares de Corea del Sur y EE. UU. sostuvieron consultas telefónicas, esta madrugada, sobre las formas de responder a las amenazas nucleares y de misiles en evolución del Norte.

El general Kim Seung-kyum, jefe del JCS surcoreano, y su homólogo estadounidense, el general Mark A. Milley, condenaron el lanzamiento del IRBM y advirtieron que Corea del Norte se enfrentaría a una postura de combate más fuerte por parte de los aliados si continúa con sus provocaciones, dijo la oficina de Kim.

Seúl y Washington celebraron un ejercicio aéreo, el martes por la tarde, y un avión de combate surcoreano F-15K disparó dos Municiones de Ataque Directo Conjunto (JDAM) en un campo de tiro en una isla del mar Amarillo.

elias@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave
Inicio Subir