Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Los próximos ejercicios combinados con EE. UU. incluirán maniobras para repeler ataques y lanzar contraataques

Últimas noticias 01/08/2022 14:51
La foto de archivo, tomada el 13 de abril de 2022, muestra helicópteros militares de EE. UU. estacionados en el Campamento Humphreys, una extensa base militar estadounidense en Pyeongtaek, a 70 kilómetros al sur de Seúl.

Seúl, 1 de agosto (Yonhap) -- Corea del Sur y Estados Unidos planean realizar una serie de maniobras, que incluyen repeler ataques y lanzar contraataques, como parte de su importante entrenamiento combinado que comenzará a finales de este mes, ha dicho, este lunes, el Ministerio de Defensa surcoreano.

En una sesión informativa parlamentaria por escrito, el ministerio dijo que las maniobras Ulchi Freedom Shield (UFS) constan de tres partes principales: la capacitación del personal de gestión de crisis, el primer segmento sobre repeler ataques y defender el área metropolitana de Seúl, y el segundo segmento sobre operaciones de contraataque.

Los ejercicios UFS, programados del 22 de agosto al 1 de septiembre, fueron organizados ya que los aliados se están esforzando para fortalecer la defensa combinada a través de medidas, incluidas la expansión y divulgación de los programas de entrenamiento militar, en medio de las preocupaciones de que el Norte pueda hacer aumentar las tensiones mediante la realización de una prueba nuclear u otros actos de provocación.

El ministro de Defensa, Lee Jong-sup, dijo, en la sesión del comité de defensa de la Asamblea Nacional, que, mientras avanza en sus capacidades nucleares y de misiles, el Norte amenaza seriamente la seguridad no solo en la península coreana, sino también en la región.

Advirtió que, si el Norte lanza una provocación "directa", el Sur "respondería con severidad, amparado en el derecho a la autodefensa".

Según el ministerio, durante el entrenamiento, las fuerzas aliadas también planean practicar medidas operativas de disuasión de guerra, combinando elementos "DIME", cuyas siglas significan diplomacia, información, ejército y economía, y se refieren a los esfuerzos multifacéticos para disuadir las amenazas de Corea del Norte. La edición de este año combinará el entrenamiento de contingencia civil Ulchi, del Gobierno surcoreano, y busca mejorar las capacidades generales de los aliados para hacer frente a una posible "guerra total" en la península coreana.

Para tal fin, las maniobras incluirán varios supuestos de la vida real, incluidos el descubrimiento de artefactos explosivos improvisados en plantas de energía nuclear, un incendio en una fábrica de semiconductores y la paralización de la red bancaria, dijo el ministerio.

El entrenamiento de campo también se llevará a cabo bajo escenarios como el terrorismo en aeropuertos o ataques con drones.

Otra parte clave del próximo entrenamiento será la evaluación de la capacidad operativa plena (FOC), la segunda parte del programa de tres etapas diseñado para examinar las capacidades de Seúl para liderar las fuerzas combinadas de los aliados.

La evaluación de la FOC es un procedimiento clave para la transferencia prevista, de EE. UU. a Corea del Sur, del control operativo (OPCON) en tiempos de guerra. Ambas partes acordaron, el año pasado, realizar la evaluación de la FOC durante los diálogos de defensa a nivel ministerial, en Seúl.

En la evaluación, los aliados planean verificar 49 del total de 73 elementos en la "lista de tareas esenciales de la misión combinada".

elias@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir