Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) El excanciller Chung dice que Corea del Norte se abstuvo de solicitar la repatriación de pescadores

Últimas noticias 17/07/2022 15:29
Esta fotografía, proporcionada, el 12 de julio de 2022, por el Ministerio de Unificación, muestra a un pescador norcoreano (centro, de gris), que fue capturado cerca de la frontera oriental del mar intercoreano, resistiéndose mientras es entregado a las autoridades norcoreanas en la aldea de la tregua intercoreana de Panmunjom, en noviembre de 2019. (Prohibida su reventa y archivo)

Seúl, 17 de julio (Yonhap) -- El exministro de Asuntos Exteriores y exasesor de seguridad nacional, Chung Eui-yong, ha rechazado, este domingo, las acusaciones de que Corea del Sur envió a dos pescadores norcoreanos de regreso a su tierra natal, en 2019, después de que Corea del Norte solicitara primero su repatriación.

Chung hizo el comentario en un comunicado emitido a través del legislador Yoon Kun-young, del principal partido opositor, el Partido Democrático, y enfatizó que Corea del Sur le preguntó primero al Norte si estaba dispuesto a aceptar a los dos pescadores antes de deportarlos.

El comunicado tuvo lugar después de que un informe periodístico alegara que el Norte informó a la entonces oficina presidencial, Cheong Wa Dae, de que un barco pesquero que transportaba a norcoreanos se dirigía a Corea del Sur y que la notificación podría interpretarse como una orden para que el Sur los capturara y repatriara.

Chung dijo que no se recibió ninguna solicitud de Corea del Norte para que los "brutales criminales" fueran repatriados, pero agregó que sondearon las intenciones de Corea del Norte porque primero necesitaban verificar su disposición en caso de deportación.

Chung fungía, en ese momento, como jefe de la Oficina de Seguridad Nacional presidencial.

En 2019, los norcoreanos fueron capturados cerca de la frontera marítima, en el mar del Este. Confesaron haber matado a 16 miembros de la tripulación y expresaron su deseo de desertar a Corea del Sur, pero el entonces Gobierno de Moon Jae-in consideró que sus intenciones no eran sinceras y los envió de regreso al Norte.

La repatriación es uno de los casos sospechosos que involucran a la Administración previa y que el Gobierno del presidente Yoon Suk-yeol está revisando, junto con el asesinato por parte del Norte de un funcionario de pesca surcoreano, cerca de la frontera marítima occidental, en 2020.

Las críticas sobre la repatriación se intensificaron la semana pasada, después de que el Ministerio de Unificación publicara 10 fotos de los norcoreanos siendo arrastrados a través de la frontera intercoreana y entregados al Norte, aparentemente en contra de su voluntad.

Los críticos han acusado a la entonces Administración Moon Jae-in de enviarlos de vuelta a su tierra natal en un esfuerzo para tratar de ganarse el favor de Pyongyang, a fin de ayudar a hacer avanzar el proceso de paz intercoreano estancado.

Chung también descartó como "extremadamente absurdas" las acusaciones de que el Gobierno de Moon los deportó para crear un ambiente favorable para invitar al presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, a una cumbre especial entre Corea del Sur y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, según sus siglas en inglés).

Agregó que el Gobierno determinó que, teniendo en cuenta el momento y el método de expresión de su deseo de desertar, sus intenciones no eran sinceras y que, de ninguna manera, podrían considerarlo como un proceso normal de deserción.

Chung dijo que los pescadores no eran "simples asesinos que mataron a una o dos personas, sino asesinos raros y grotescos".

Añadió que algunos afirman que tenían que aceptarlos en la sociedad surcoreana como desertores, de acuerdo con la Constitución; sin embargo, la ley nacional estipula que los delincuentes apolíticos, como ellos, deben ser deportados sin que se les permita ingresar en el país. Los delincuentes apolíticos graves tampoco son considerados refugiados según el derecho internacional.

elena@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir