Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Se elaboran medidas preventivas para minimizar los riesgos de los crecientes tipos de interés

Últimas noticias 04/07/2022 14:50
En la imagen, tomada el 4 de julio de 2022, se muestra al ministro de Economía y Finanzas, Choo Kyung-ho (centro), posando ante la cámara con el gobernador del banco central, Rhee Chang-yong (segundo por la dcha.), y los reguladores financieros, antes de su reunión sobre la situación económica surcoreana. Los participantes son el vicepresidente de la Comisión de Servicios Financieros, Kim So-young (izda.); el jefe secretario presidencial para asuntos económicos, Choi Sang-mok (segundo por la izda.); y el jefe del Servicio de Supervisión Financiera, Lee Bok-hyun.

En la imagen, tomada el 4 de julio de 2022, se muestra al ministro de Economía y Finanzas, Choo Kyung-ho (centro), posando ante la cámara con el gobernador del banco central, Rhee Chang-yong (segundo por la dcha.), y los reguladores financieros, antes de su reunión sobre la situación económica surcoreana. Los participantes son el vicepresidente de la Comisión de Servicios Financieros, Kim So-young (izda.); el jefe secretario presidencial para asuntos económicos, Choi Sang-mok (segundo por la izda.); y el jefe del Servicio de Supervisión Financiera, Lee Bok-hyun.

Seúl, 4 de julio (Yonhap) -- El ministro de Economía y Finanzas de Corea del Sur, Choo Kyung-ho; el gobernador del Banco de Corea (BOK, según sus siglas en inglés), Rhee Chang-yong, y los reguladores financieros han dicho, este lunes, que intensificarán la coordinación de políticas para minimizar las repercusiones del creciente tipo de interés tanto dentro como fuera del país.

En una reunión, presidida por Choo, los formuladores de políticas discutieron la situación económica y financiera, en medio de la elevada incertidumbre económica externa ante la prolongada guerra entre Rusia y Ucrania, y el enérgico ajuste de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).

Además del gobernador del banco central, a la reunión asistieron el jefe del Servicio de Supervisión Financiera (FSS), Lee Bok-hyun; el subdirector de la Comisión de Servicios Financieros, Kim So-young; y el jefe secretario presidencial para asuntos económicos, Choi Sang-mok.

Los funcionarios compartieron la postura de que deberían realizar esfuerzos conjuntos para abordar los riesgos económicos, dado que se estima que la actual crisis económica "compleja" a la que se enfrenta la cuarta economía asiática se prolongará por un período de tiempo considerable.

Los participantes estuvieron de acuerdo en responder a las situaciones, de forma preventiva, en un intento de prevenir la materialización de factores de riesgo macroeconómicos, en medio de un aumento de los tipos de interés en el país y el extranjero, según dijo el ministro en un comunicado.

En la imagen, tomada el 16 de junio de 2022, se muestra información sobre los programas de préstamos de un banco en Seúl.

En la imagen, tomada el 16 de junio de 2022, se muestra información sobre los programas de préstamos de un banco en Seúl.

Los bancos centrales de todo el mundo han puesto en marcha iniciativas de ajuste de la política monetaria, a fin de controlar la inflación causada por los altos costos energéticos y un repunte de la demanda tras la relajación de las normas de distanciamiento social por la pandemia.

En junio, la Fed elevó su tipo de interés en 0,75 puntos porcentuales, el mayor incremento desde 1994, y señaló que podría elevar el tipo, en una magnitud similar, en julio.

Asimismo, se prevé, de forma generalizada, que el BOK incremente el tipo de interés durante su reunión para la fijación del tipo de interés de referencia, programada para el 13 de julio. Algunos expertos estiman que el BOK podría llevar a cabo un "gran salto", sin precedentes, de la tasa, de 50 puntos base, para mitigar la inflación.

Desde agosto del año pasado, el BOK ha elevado en cinco ocasiones el tipo de interés clave -en 0,25 puntos porcentuales de cada vez-, hasta el 1,75 por ciento.

Probablemente, la inflación del país crecerá, en junio, al nivel del 6 por ciento, después de alcanzar el 5,4 por ciento interanual, en mayo, el más rápido en casi 14 años.

En cuanto a la posibilidad del "gran salto", el gobernador del BOK dijo, en junio, que el banco central tendrá en cuenta, de forma integral, la situación económica, incluidas la volatilidad monetaria y la deuda de los hogares.

Un aumento de la tasa está destinado a controlar la inflación, pero podría aumentar la carga del servicio de la deuda y ralentizar la expansión económica.

El crédito a los hogares alcanzó un máximo histórico, de 1.859,4 billones de wones (1,4 billones de dólares) a finales de marzo.

Posteriormente, este lunes, el jefe del FSS, Lee, celebró una reunión de emergencia de gestión de riesgos con su personal y ordenó impulsar la monitorización de las firmas financieras locales, que podrían enfrentarse a más deudores morosos frente al aumento de los tipos de interés.

Lee también instó a su personal a mantenerse alerta y elaborar contramedidas ante la posibilidad de un deterioro de la solvencia de los activos de las firmas financieras, que pueden convertirse en un mayor riesgo y extenderse al sistema financiero general.

La economía surcoreana está en riesgo de perder impulso, dado que las deterioradas condiciones económicas externas podrían socavar el crecimiento de la inversión y las exportaciones.

El ministro de Finanzas prevé que el crecimiento económico se ralentice al 2,6 por ciento, este año, con respecto al crecimiento del 4 por ciento registrado en 2021. El Gobierno estima que la inflación aumente a la cifra más alta en 14 años, del 4,7 por ciento, en 2022, en comparación con el 2,5 por ciento de 2021.

El BOK pronosticó que el crecimiento nacional de este año será del 2,7 por ciento y estimó que los precios al consumidor se incrementen al 4,5 por ciento este año.

La volatilidad del mercado se ha incrementado, recientemente, presa de la perspectiva de aumento enérgico del tipo de interés clave de la Fed y los temores sobre la recesión mundial.

La moneda surcoreana cayó, el 23 de junio, por debajo del nivel de los 1.300 wones frente al dólar estadounidense, por primera vez en casi 13 años. El won ha descendido más de un 8 por ciento frente al dólar en lo que va de año.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir