Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

La Guardia Costera se disculpa por la especulación controvertida sobre la muerte de un funcionario de pesca

Últimas noticias 16/06/2022 18:20
Park Sang-chun, jefe de la Guardia Costera de Incheon, celebra una conferencia de prensa, el 16 de junio de 2022, en Incheon, al oeste de Seúl, para anunciar el resultado de una investigación sobre la muerte de un funcionario de pesca en aguas de Corea del Norte, en el año 2020.

Seúl, 16 de junio (Yonhap) -- La Guardia Costera se ha disculpado, este jueves, por haber supuesto previamente que un funcionario de pesca surcoreano, asesinado por el Ejército de Corea del Norte cerca de la frontera marítima occidental, en 2020, estaba intentando desertar voluntariamente al Norte.

Retractándose de su propia suposición previa, sobre la posible intención del funcionario de pesca de desertar a Corea del Norte, la Guardia Costera dijo que no ha encontrado ningún hecho que sugiera que estaba intentando desertar.

El funcionario de pesca, de 47 años de edad, identificado solo por su apellido, Lee, fue muerto a tiros por el Ejército de Corea del Norte, el 22 de septiembre de 2020, tras desaparecer, el día anterior, mientras estaba de servicio cerca de la isla surcoreana de Yeonpyeong.

El Ejército y la Guardia Costera de Corea del Sur, citando las deudas de juego de Lee y otra información de inteligencia, anunciaron, en ese momento, que parecía estar tratando de desertar al Norte, aunque el anuncio fue rotundamente negado por la familia del difunto.

La Guardia Costera de Incheon, que estuvo a cargo del caso hace dos años, dijo que no encontró ninguna prueba para concluir que Lee estuviese tratando de desertar a Corea del Norte.

Park Sang-chun, jefe de la Guardia Costera de Incheon, dijo, en una conferencia de prensa, mientras ofrecía una disculpa a la familia del funcionario, que se llevaron a cabo investigaciones de campo sin descartar varias posibilidades, incluida la deserción a Corea del Norte del funcionario fallecido, pero no se encontraron pruebas para confirmar su intención de desertar.

Un funcionario de alto rango del Ministerio de Defensa también asistió a la conferencia de prensa y dijo que su ministerio no ha detectado ninguna evidencia sobre la deserción voluntaria del funcionario de pesca hacia el Norte.

Agregó, disculpándose por la confusión causada por la suposición del ministerio sobre el posible intento de deserción del funcionario, que puede decir claramente que hubo circunstancias en las que el Ejército norcoreano disparó y quemó a un ciudadano surcoreano.

Se espera que las disculpas de la Guardia Costera y el Ministerio de Defensa generen repercusiones políticas significativas, ya que el Gobierno previo, de Moon Jae-in, se había mostrado reacio a revelar toda la información sobre la muerte de Lee, excepto para decir que parecía estar tratando de desertar al Norte. La Administración Moon incluso desafió una orden judicial para proporcionar información no revelada a su familia.

Las disculpas se produjeron horas después de que la Oficina de Seguridad Nacional (NSO, según sus siglas en inglés) presidencial dijera que había suspendido un procedimiento judicial, llevado a cabo por el Gobierno de Moon, para bloquear la divulgación de información confidencial sobre la muerte de Lee.

La NSO dijo que, junto con la Guardia Costera, han retirado una apelación presentada por la Administración Moon contra la orden del Tribunal Administrativo de Seúl, en noviembre del año pasado, para la divulgación de información clasificada sobre la muerte de Lee.

La solicitud por escrito para la cancelación de la apelación fue presentada ante el tribunal de Seúl esta mañana, agregó la oficina.

Asimismo, dijo que se espera que la decisión de desestimar la apelación ayude a corregir las medidas injustas del pasado, que restringieron la información a pesar de que un ciudadano surcoreano fue asesinado por el Ejército norcoreano.

La familia del difunto ha exigido constantemente la verdad detrás de su muerte y ha iniciado un litigio para la divulgación de toda la información gubernamental pertinente. El Tribunal Administrativo de Seúl ordenó, en noviembre del año pasado, a la NSO de Moon y a la Guardia Costera, que ofrecieran información clasificada sobre la muerte de Lee a su familia, pero los dos órganos apelaron el fallo.

Sin embargo, a pesar del litigio de la familia Lee y otros esfuerzos, la información clave sobre el caso no se puede divulgar, ya que ha sido archivada como parte de los registros presidenciales clasificados de Moon, que no se divulgan al público durante 15 años.

Ha persistido la controversia sobre si las respuestas de la oficina presidencial de Moon y el Ejército fueron apropiadas, después de que el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, enviara un comunicado, el 25 de septiembre de 2020, y se disculpara por la muerte del funcionario.

También surgieron sospechas de que las contramedidas del Gobierno surcoreano a la desaparición de Lee se retrasaron, debido, posiblemente, a que Moon pronunció un discurso de apertura, por videoconferencia, en la 75ª Asamblea General de las Naciones Unidas, el 23 de septiembre (hora surcoreana), en Nueva York, pidiendo el apoyo internacional para la declaración del fin de la Guerra de Corea de 1950-53.

La familia del funcionario difunto ha dicho que la divulgación de la información acerca de cuándo y cómo recibió Moon el informe sobre el caso, en ese momento, y qué instrucciones dio, será muy útil para descubrir la verdad.

Esta fotografía, proporcionada por la familia de un funcionario de pesca asesinado, en 2020, por el Ejército de Corea del Norte, muestra su tarjeta de identificación. (Prohibida su reventa y archivo)

elena@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir