Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(5ª AMPLIACIÓN) JCS: Corea del Norte dispara un supuesto ICBM y un SRBM hacia el mar del Este y falla el lanzamiento de un misil

Últimas noticias 25/05/2022 14:13
En esta fotografía, publicada por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA, según sus siglas en inglés), se muestra un misil balístico intercontinental (ICBM) Hwasong-17, siendo lanzado, el 24 de marzo de 2022, desde el Aeropuerto Internacional de Pyongyang. (Uso exclusivo dentro de Corea del Sur. Prohibida su distribución parcial o total)

Seúl, 25 de mayo (Yonhap) -- Corea del Norte ha lanzado, este miércoles, tres misiles balísticos hacia el mar del Este, incluido lo que parece ser un misil balístico intercontinental (ICBM, según sus siglas en inglés), según ha anunciado el Estado Mayor Conjunto (JCS) surcoreano, solo un día después de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, concluyera su viaje a Asia destacando el compromiso de seguridad de Estados Unidos con Seúl y Tokio.

El JCS dijo que detectó los lanzamientos desde el área de Sunan, en Pyongyang, alrededor de las 6:00 a.m., 6:37 a.m. y 6:42 a.m., respectivamente, lo que supuso la 17ª demostración de fuerza del Norte en lo que va de año.

El primero de los tres disparos involucró un presunto ICBM, que voló alrededor de 360 kilómetros a una altitud máxima de 540 kilómetros, según el JCS. Las autoridades militares surcoreanas están considerando la posibilidad de que el misil sea el ICBM Hwasong-17 más moderno del Norte.

El segundo misil, que se supone que es un misil balístico de corto alcance (SRBM), llegó a una altitud de alrededor de 20 kilómetros, y "desapareció" -una aparente señal de un lanzamiento fallido-, según el JCS. El último misil, que se cree que es un SRBM, voló alrededor de 760 kilómetros a una altitud máxima de unos 60 kilómetros.

El lanzamiento de misiles de corto alcance parece haber involucrado el misil KN-23 del Norte, que se basa en el misil balístico ruso Iskander, dijo una fuente bien informada.

Los lanzamientos tuvieron lugar tras la especulación de que Corea del Norte podría efectuar el disparo de prueba de un ICBM o un ensayo nuclear para reforzar su presencia militar y fortalecer la unidad nacional, en medio de los brotes de COVID-19 y los problemas económicos.

El lanzamiento del ICBM del Norte es otro caso de la ruptura de su moratoria autoimpuesta sobre los disparos de ICBM, que había prometido ante la comunidad internacional, y el lanzamiento es una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) y un grave acto provocativo, dijo el JCS en un mensaje de texto enviado a los reporteros.

Asimismo, señaló que el Ejército surcoreano está monitorizando los movimientos relacionados en preparación ante la posibilidad de otras provocaciones por parte de Pyongyang, y está manteniendo una postura de preparación plena para garantizar una victoria aplastante en todo momento.

Este año, Corea del Norte ha llevado a cabo una serie de lanzamientos de lo que parecen ser ICBM, que incluyen la que afirma ser la prueba de desarrollo de un satélite de reconocimiento, y el disparo realizado el 24 de marzo, que puso fin a su moratoria, autoimpuesta durante varios años, sobre los ensayos de misiles de largo alcance.

El lanzamiento de misiles de largo y corto alcance del Norte, realizado este miércoles, parece estar destinado a dificultar los esfuerzos de Corea del Sur para fortalecer su escudo de defensa contra misiles, según los analistas.

Justo después de los lanzamientos, el jefe del JCS, el general Won In-choul, y el general Paul LaCamera, jefe del Comando de Fuerzas Combinadas (CFC) de Corea del Sur-EE. UU., sostuvieron una reunión virtual y reafirmaron su resolución de consolidar, aún más, la defensa combinada de los dos aliados.

El martes, la Fuerza Aérea de Corea del Sur llevó a cabo el entrenamiento "Elephant Walk" (caminata de elefante), que involucra alrededor de 30 aviones de combate F-15K totalmente armados, como parte de los esfuerzos para disuadir las provocaciones norcoreanas.

En otra respuesta rápida a las provocaciones del Norte, Corea del Sur y EE. UU. dispararon un misil balístico Hyunmoo-II y un misil del Sistema de Misiles Tácticos del Ejército (ATACMS) hacia el mar del Este, respectivamente, con el fin de subrayar sus capacidades de ataque rápido, según el JCS.

El Comando Indopacífico de EE. UU. dijo que los lanzamientos de misiles de este miércoles subrayan el "impacto desestabilizador del programa de armas ilícito de la RPDC".

La RPDC son las siglas del nombre oficial de Corea del Norte: la República Popular Democrática de Corea.

El comando expresó, en un comunicado de prensa, que son conscientes de los múltiples lanzamientos de misiles balísticos llevados a cabo este miércoles por Corea del Norte y se encuentran evaluando y consultando estrechamente con sus aliados y socios. Agregó que el compromiso de EE. UU. con la defensa de Corea del Sur y Japón permanece férreo.

Biden concluyó, el martes, su primer viaje a Asia desde su investidura, a principios del año pasado.

Durante una cumbre con el presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, celebrada el sábado, Biden reafirmó el compromiso de la "disuasión extendida" de EE. UU. para Corea del Sur, utilizando "la gama completa de capacidades de defensa estadounidenses, incluidas las capacidades de defensa nuclear, convencional y de misiles".

Para hacer frente al aumento de las amenazas norcoreanas, los dos líderes acordaron expandir los ejercicios militares combinados entre los aliados y reactivar un diálogo de disuasión clave. Biden también reafirmó el compromiso de EE. UU. para desplegar sus activos militares estratégicos "de manera oportuna y coordinada, según sea necesario".

Corea del Norte lanzó anteriormente, este mes, lo que parece haber sido un ICBM y luego un supuesto misil balístico de lanzamiento submarino (SLBM), una medida considerada como un esfuerzo para diversificar sus vectores nucleares.

La foto, proporcionada por el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur, muestra los aviones de combate F-15K de la Fuerza Aérea llevando a cabo un entrenamiento "Elephant Walk" en una base aérea no identificada, el 24 de mayo de 2022, para mostrar la preparación de combate del país. (Prohibida su reventa y archivo)

felicidades@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave
Inicio Subir