Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(ANÁLISIS) La primera cumbre entre Yoon y Biden se centrará en Corea del Norte y la seguridad económica

Nacional 18/05/2022 13:55
La imagen compilada muestra al presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol (dcha.), y el presidente de EE. UU., Joe Biden.

Seúl, 18 de mayo (Yonhap) -- Se espera que la primera cumbre entre el presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que tendrá lugar esta semana, se centre en las formas de disuadir las amenazas nucleares y de misiles de Corea del Norte y mejorar la seguridad económica de los aliados.

Está previsto que Biden llegue a Seúl, el viernes, en su primera visita al país desde que asumió el cargo y solo 10 días después del lanzamiento de la Administración Yoon, sentando las bases para la reunión cumbre celebrada más pronto entre Seúl y Washington tras la investidura de un presidente de Corea del Sur.

La cumbre, programada para el sábado, el segundo de los tres días de la visita de Biden, se llevará a cabo en el contexto de una recalcitrante Corea del Norte realizando alardes militaristas, con pruebas sucesivas de misiles y aparentes preparativos para una prueba nuclear.

Se espera que Corea del Norte ocupe un lugar destacado en el orden del día de la cumbre, ya que Yoon busca reafirmar el compromiso de EE. UU. con la defensa de su aliado asiático.

Un funcionario presidencial dijo, a los periodistas, previamente esta semana, que la cumbre tendrá como objetivo "normalizar la alianza", al reafirmar la promesa de EE. UU. de proteger a Corea del Sur y "reconstruir la postura de defensa combinada".

La reconstrucción de la alianza ha sido una piedra angular de la política exterior de Yoon, ya que la nueva Administración cree que la asociación militar sufrió bajo el Gobierno del presidente previo, Moon Jae-in, debido a sus intentos de facilitar el diálogo con el Norte, incluso a través de la reducción de los ejercicios militares entre Seúl y Washington.

El funcionario presidencial dijo que la parte más importante de la cumbre es que los dos líderes establezcan una relación de confianza en una fecha temprana y sienten las bases para que la alianza entre Corea del Sur y EE. UU. "vuelva a encarrilarse".

Como parte de tal esfuerzo, los dos líderes podrían discutir la cuestión de reanudar los ejercicios militares a gran escala y reactivar el Grupo de Estrategia y Consulta de la Disuasión Extendida (EDSCG, según sus siglas en inglés), un mecanismo bilateral que se suspendió durante el mandato de Moon.

La disuasión extendida se refiere al despliegue de la gama completa de activos militares de EE. UU., incluidas las capacidades nucleares, para defender a un aliado.

Es probable que el tema de Corea del Norte no se limite a sus programas nucleares y de misiles.

La semana pasada, Corea del Norte reconoció un brote de COVID-19, por primera vez desde que comenzó la pandemia, lo que generó preocupaciones sobre una crisis humanitaria emergente.

El país no tiene un programa de vacunación conocido, pero, hasta ahora, no ha mostrado interés en las reiteradas ofertas de Yoon de enviar vacunas y otros suministros médicos.

Washington expresó su apoyo a la iniciativa del Gobierno surcoreano, aunque no llegó a proponer su propia ayuda.

Es probable que la cumbre también aborde la iniciativa de los dos países para fortalecer la cooperación en "seguridad económica", con un enfoque en el establecimiento de cadenas de suministro estables en semiconductores, baterías y otros materiales críticos.

Durante un discurso ante el Parlamento, esta semana, Yoon dijo que discutirá con Biden el marco económico del Indopacífico (IPEF), el cual es una iniciativa propuesta por EE. UU., que busca reestructurar las cadenas mundiales de suministro en EE. UU. y sus países socios, con la exclusión de China.

Se espera que la participación en el IPEF ayude a Corea del Sur a liderar discusiones globales sobre sectores críticos, como la economía digital, la neutralidad de carbono y la energía limpia, pero podría resultar contraproducente si perjudica su relación con China.

Yoon ha instado reiteradamente a expandir la "alianza estratégica integral" entre Corea del Sur y EE. UU., más allá de la esfera militar, a áreas que incluyen la economía, la industria y el comercio. La cumbre será importante para establecer el tono de su relación personal y laboral con Biden, durante, al menos, los próximos dos años y medio.

Los funcionarios de Corea del Sur también esperan que la cumbre sea el primer paso hacia el surgimiento del país como un "Estado central global", una visión en la que Seúl juega un papel activo para resolver los desafíos regionales y globales.

Según se informa, el viaje de Biden comenzará con una visita a la planta de semiconductores de Samsung, en Pyeongtaek, a 70 kilómetros al sur de Seúl, que podría incluir una gira realizada personalmente por el vicepresidente de Samsung Electronics, Lee Jae-yong.

Se ha mencionado la posibilidad de que Yoon también acompañe a Biden, dado que supondría un mensaje de solidaridad sobre la cooperación en semiconductores.

Durante su paso por Pyeongtaek, Biden también podría visitar a las tropas estadounidenses, en el Campamento Humphreys, la instalación militar estadounidense más grande en el extranjero y hogar de las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK), integradas por 28.500 soldados.

Se espera que el segundo día consista, principalmente, en la cumbre y una conferencia de prensa, las cuales se llevarán a cabo en la nueva oficina presidencial, en Yongsan, en el centro de Seúl, seguidas de una cena en el Museo Nacional de Corea.

Según se informa, los invitados incluyen a los líderes de todos los principales grupos de presión empresarial de Corea del Sur y jefes de conglomerados, como Lee de Samsung y los presidentes del Grupo SK, Chey Tae, del Grupo Hyundai Motor, Euisun Chung, y del Grupo LG, Koo Kwang-mo.

Biden también está considerando una visita a la Zona Desmilitarizada (DMZ) en la frontera intercoreana, antes de partir hacia Japón, el domingo, en la segunda etapa de su gira asiática, según fuentes.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir