Agencia de Noticias Yonhap Go to Contents Go to Navigation

(2ª AMPLIACIÓN) Los casos nuevos de coronavirus caen al nivel de 20.000

Hora de publicación06/05/2022 14:53

기사 본문 인쇄 및 글자 확대/축소
La foto, tomada el 5 de mayo de 2022, muestra una estación temporal de pruebas de COVID-19 desolada, en Seúl.
La foto, tomada el 5 de mayo de 2022, muestra una estación temporal de pruebas de COVID-19 desolada, en Seúl.

Seúl, 6 de mayo (Yonhap) -- Los casos nuevos de coronavirus han caído al nivel de 20.000, este viernes, en comparación con los más de 40.000 registrados el día previo, en medio de las reglas antivirus aliviadas, cuyo fin es regresar a la "normalidad".

El país añadió 26.714 casos nuevos de COVID-19, incluidos 28 casos importados, elevando el número total de infecciones a 17.464.782, según informó la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés).

La cifra de este viernes supone una caída drástica frente a los 42.296 casos reportados el día previo y los 50.556 registrados hace una semana.

Las infecciones diarias han experimentado una tendencia a la baja en las últimas semanas, después de superar las 620.000, a mediados de marzo, debido a la rápida propagación de la variante ómicron, altamente trasmisible. La cifra casi iguala a la cantidad más baja en tres meses, de 20.076 casos, registrada el lunes.

La tasa de ocupación de las camas hospitalarias para pacientes con COVID-19 en estado grave llegó al 21,5 por ciento, a fecha de este viernes. El número de pacientes que reciben tratamiento domiciliario cayó en unos 2.300, hasta los 249.664, dijo la KDCA.

Corea del Sur añadió, este viernes, 48 fallecimientos por coronavirus, elevando el total a 23.206. La tasa de mortalidad alcanzó el 0,13 por ciento.

El número de pacientes en estado crítico se situó en 423, descendiendo ligeramente con respecto a los 441 del día previo.

A fecha de la medianoche del jueves, la cifra de personas totalmente vacunadas se situó en 44,55 millones, o el 86,8 por ciento de la población del país, de 52 millones de habitantes, mientras que 33,16 millones, o el 64,6 por ciento, habían recibido la primera dosis de refuerzo, según la KDCA.

Un total de 2,6 millones de personas a nivel nacional, o el 5,1 por ciento de la población, ha recibido la segunda dosis de refuerzo.

En consonancia con el reciente declive gradual de las infecciones, el Gobierno ha eliminado la mayoría de las reglas antivirus para apoyar el regreso a la normalidad del pueblo.

El Gobierno eliminó, el lunes, el uso obligatorio de mascarillas al aire libre, después de más de 18 meses de aplicación, excepto en las congregaciones de 50 o más personas.

También retiró, el mes pasado, los límites sobre las reuniones privadas y los toques de queda sobre el horario comercial.

Aun así, se recomienda el uso de mascarillas cuando sea difícil mantener una distancia de un metro entre las personas en reuniones y en circunstancias en que podría haber una expulsión significativa de gotículas de saliva, como al gritar o cantar.

Las autoridades también aclararon que, por el momento, es necesario que siga impuesto el uso obligatorio de las mascarillas bajo techo.

Señalaron que se espera que la tendencia bajista de infecciones continúe, al menos durante un mes, aunque se mantienen vigilantes sobre un posible repunte debido a la confirmación del primer caso de la BA.2.12.1, una subvariante de la ómicron aún más transmisible.

La nueva subvariante de la ómicron ha provocado el reciente incremento de las infecciones en Nueva York y otros lugares.

El primer ministro, Kim Boo-kyum, dijo que la crisis todavía no ha terminado, señalando que muchos expertos han advertido, reiteradamente, sobre la posibilidad de otra ola provocada por el surgimiento de nuevas variantes y factores estacionales. Sugirió que hay que tomar en cuenta tales advertencias.

Citando las probabilidades de un resurgimiento del virus en la segunda mitad del año, el Gobierno dijo que tratará de elaborar medidas de "vía rápida" para brindar tratamiento rápidamente a los grupos vulnerables al virus.

También planea ajustar el sistema de gestión de las camas hospitalarias, enfocándose más en lidiar con los casos críticos, mientras se reduce el número de camas hospitalarias reservadas para pacientes con COVID-19, en consonancia con el reciente incremento de infectados con síntomas leves.

La cifra de camas hospitalarias para pacientes con COVID-19 superó las 33.000, en marzo, pero ha caído, actualmente, a 17.749, con una tasa de ocupación de alrededor del 15,7 por ciento, según la KDCA.

El Gobierno también está considerando extender el sistema actual de exámenes de coronavirus, que permite a las personas someterse a una prueba rápida de antígenos en clínicas locales y hospitales, para verificar su infección de forma oficial.

Previamente, las autoridades solo reconocían como registros oficiales los resultados de las pruebas de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR), realizadas en estaciones de exámenes designadas. Sin embargo, introdujeron el nuevo sistema, a mediados de marzo, y lo extendieron por un mes para que su vigencia llegase al 13 de mayo.

La foto, tomada el 5 de mayo de 2022, muestra una playa abarrotada de personas, en la ciudad costera oriental de Sokcho, en la provincia de Gangwon.
La foto, tomada el 5 de mayo de 2022, muestra una playa abarrotada de personas, en la ciudad costera oriental de Sokcho, en la provincia de Gangwon.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave