Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

El embajador británico enfatiza la unidad para que Rusia pague por la invasión 'inaceptable' de Ucrania

Últimas noticias 25/02/2022 16:02
El embajador del Reino Unido ante Corea del Sur, Colin Crooks, habla durante una entrevista con la Agencia de Noticias Yonhap, el 24 de febrero de 2022, en la sede de la agencia, en Seúl.

Seúl, 25 de febrero (Yonhap) -- El embajador del Reino Unido ante Seúl, Colin Crooks, ha hecho, el jueves, un llamamiento enfático a Corea del Sur y otros países socios, para que "aumenten colectivamente el costo" por la invasión "inaceptable" de Rusia a Ucrania, acogiendo con agrado la decisión de Seúl de unirse a las sanciones contra Moscú.

En una entrevista exclusiva con la Agencia de Noticias Yonhap, Crooks comentó sobre el ataque en varios frentes de Rusia contra el vecino pro-Occidente, calificándolo de un acto "terrible".

"Tenemos que mostrarle al presidente (Vladímir) Putin y su régimen que estas actividades son completamente inaceptables", dijo Crooks, en su primera entrevista con los medios de comunicación desde su llegada a Corea del Sur, a principios de este mes, para comenzar su período como embajador.

"Tenemos que aumentar colectivamente el costo que Rusia tiene que pagar", agregó, describiendo el conflicto actual como un "momento muy peligroso y triste" para el mundo.

El Reino Unido ha estado realizando consultas estrechas con varias naciones, incluida Corea del Sur, para coordinar respuestas y sanciones conjuntas contra Rusia, según el embajador.

"Estamos trabajando con todos nuestros socios en todo el mundo y países amantes de la libertad, como Corea del Sur, para defender los derechos de Ucrania como cualquier otro país", dijo.

Sus comentarios se produjeron después de que Seúl anunciara un plan para unirse a las sanciones internacionales contra Rusia.

Crooks, quien habla coreano con fluidez, es el primer embajador británico que ha desempeñado el cargo en las dos Coreas, que técnicamente siguen en guerra. La Guerra de Corea de 1950-53 terminó solo con un armisticio, en lugar de con un tratado de paz.

El enviado británico es conocido por sus publicaciones periódicas en Twitter sobre la vida en uno de los Estados más herméticos del mundo, durante su paso por Pyongyang, entre diciembre de 2018 y mayo de 2020. Es el último ciudadano británico en poner pie en Corea del Norte, que ha impuesto estrictos controles fronterizos debido al COVID-19.

El diplomático ahora espera con ansia poder desempeñar un rol en la promoción de la paz en la península coreana al compartir su experiencia de crecer en Irlanda del Norte, que sufrió un conflicto etnonacionalista, desde finales de la década de 1960 hasta 1998.

"La situación en Corea del Norte es obviamente muy diferente, pero hay algunos puntos que creo que son iguales", dijo. "Hay una necesidad de diálogo, de tolerancia y de negociación".

Refiriéndose a su tiempo en Pyongyang, Crooks relató sus encuentros con norcoreanos que anhelaban un "futuro más brillante a la vuelta de la esquina", luego de una serie de cumbres diplomáticas con las dos Coreas, Estados Unidos y China, en 2018.

Sin embargo, dijo que tal esperanza se desvaneció después de que la cumbre de Hanói, entre el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, y el entonces presidente estadounidense, Donald Trump, colapsara, en febrero de 2019, sin ningún acuerdo.

"Creo que el régimen norcoreano perdió una gran oportunidad en Hanói. Allí tuvieron la oportunidad de hacer un pacto que habría garantizado su seguridad y prosperidad", dijo. "En cambio, manejaron mal la cumbre".

Pese a la renuencia de Pyongyang a volver a interactuar, desde aquel entonces, Crooks dijo que Seúl debería dejar abierta la puerta del diálogo y que el Reino Unido está listo para usar la influencia de su capacidad diplomática, a fin de desempeñar un rol de puente entre las dos Coreas.

Sin embargo, señaló que, mientras tanto, las sanciones internacionales contra Corea del Norte deben seguir vigentes, como parte de los esfuerzos de interacción hacia el objetivo final de la desnuclearización de la península coreana.

"Las sanciones son parte de la negociación y parte de la discusión. Y todo esto tiene que ver con un marco de desnuclearización", dijo. "No veo que el levantamiento de las sanciones ayude en este momento".

Crook expresó su preocupación por los derechos humanos en Corea del Norte debido a las restricciones provocadas por la pandemia, que han agravado su ya débil economía.

El enviado deseó ver que el Norte coopere con la ONU para recibir vacunas contra el COVID-19 y abordar los desafíos en la infraestructura médica para vacunar a su pueblo y prepararse para reabrir su economía.

"El estricto cierre fronterizo ha tenido un costo muy alto para el pueblo norcoreano y su economía", dijo. "Me preocupa la situación humanitaria en Corea del Norte".

Aparte de los esfuerzos de paz, Crooks espera con ansia contribuir a la profundización de las relaciones económicas entre Corea del Sur y el Reino Unido, dado que Seúl fue uno de los primeros países en firmar un nuevo tratado de libre comercio (TLC) con el Reino Unido, luego de la salida de Londres de la Unión Europea (UE), en 2020.

El embajador dijo que quiere que los dos países amplíen aún más el comercio y la inversión en varias áreas, como la tecnología digital, el crecimiento verde, la energía eólica marina y el sector servicios.

Crooks, quien trabajó en la embajada surcoreana a fines de la década de 1990, quedó impresionado por la transformación de Corea del Sur en un país con más confianza, una economía vibrante, tecnologías avanzadas y una cultura popular amada a nivel global.

Agregó que, durante su servicio en Corea del Sur, quiere contribuir a mejorar los intercambios entre los pueblos de los dos países a través de su diplomacia pública activa y que Twitter será intrínseco en tal esfuerzo.

"Regresar a Corea del Sur era mi sueño desde hace mucho tiempo", dijo Crooks sonriendo, en coreano fluido. "Es mi segundo hogar".

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir