Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Las escuelas decidirán si cambian a la educación remota según su propia situación del virus

Últimas noticias 07/02/2022 16:29
El 7 de febrero de 2022, los estudiantes se dirigen a una escuela, en Seúl.

El 7 de febrero de 2022, los estudiantes se dirigen a una escuela, en Seúl.

Seúl, 7 de febrero (Yonhap) -- Las escuelas decidirán si se ciñen a las clases presenciales o cambian a la educación remota, dependiendo de su propia situación del virus durante el próximo semestre, ha anunciado, este lunes, el Ministerio de Educación surcoreano.

En virtud de un nuevo plan de respuesta al COVID-19, que entrará en vigor en marzo para el próximo semestre, se concederá a las escuelas la libertad de elegir de un sistema de cuatro fases, desde todas las clases presenciales hasta las clases completamente en línea, dependiendo de sus circunstancias del virus.

No se recomienda a las escuelas que cambien a la educación remota por completo según el nuevo sistema, a menos que el 3 por ciento de los estudiantes de la escuela dieran positivo o el 15 por ciento del alumnado esté sometido a la autocuarentena, debido a la infección por el virus o el contacto estrecho con pacientes infectados, informó el ministerio.

El cambio a las clases totalmente en línea será adoptado bajo las condiciones preestablecidas por cada escuela y mediante consultas estrechas con el Ministerio de Educación, así como con las autoridades educativas regionales y de prevención epidemiológica.

Se requerirá también que las escuelas detecten los casos del virus y efectúen el rastreo de contactos en sus recintos por su propia cuenta, aprovechando los kits de prueba rápida de antígenos y los laboratorios móviles de las pruebas de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR, según sus sigla en inglés), explicaron los funcionarios.

Se entregará una cantidad suficiente de pruebas rápidas de antígenos a las escuelas de nivel superior al primario para el 20 por ciento de sus alumnos, mientras que los jardines de infancia y las escuelas primarias recibirán kits de prueba rápida de antígeno adicionales para cubrir al 30 por ciento del alumnado.

Asimismo, se aconsejará a las universidades que mantengan las clases presenciales durante el nuevo semestre, mientras se recomendará elaborar un plan de contigencia de dos etapas para cambiar a la educación remota, en caso de que se produzca una situación de crisis, con el consentimiento de los estudiantes.

Las medidas se produjeron dado que Corea del Sur se está preparando para una mayor propagación de la variante ómicron. Corea del Sur reportó, este lunes, 35.286 casos de COVID-19, superando los 35.000 casos por tercer día consecutivo.

Las autoridades sanitarias dijeron que el número de pacientes nuevos con COVID-19 podría alcanzar entre 130.000 y 170.000 para fines de este mes, a causa de la rápida propagación de la ómicron.

A fecha de fines de enero, los pacientes con COVID-19 menores de 19 años representaron el 26,9 por ciento de los casos de COVID-19 por cada 100.000 habitantes, lo que supone un aumento en comparación con el 25,1 por ciento registrado en diciembre del año pasado.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir