Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(5ª AMPLIACIÓN) Los casos diarios de coronavirus superan los 4.000 por 2º día consecutivo

Últimas noticias 13/01/2022 22:44
Una persona camina hacia un centro de pruebas del coronavirus instalado en el Aeropuerto Internacional de Incheon, al oeste de Seúl, al llegar a Corea del Sur, el 13 de enero de 2022.

Seúl, 13 de enero (Yonhap) -- Corea del Sur ha dicho, este jueves, que prohibirá a todos los que entren en el país utilizar el transporte público ordinario, tratando así de detener la entrada de la variante ómicron del coronavirus desde el extranjero, ya que el número de casos importados alcanzó un máximo histórico.

La Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés) dijo que todos los entrantes deben usar sus vehículos privados o taxis, autobuses o trenes oficialmente designados a prueba de infecciones.

También deberán presentar resultados negativos de la prueba del coronavirus emitidos dentro de las 48 horas anteriores a su partida hacia Corea del Sur, en lugar de las 72 horas actuales.

Las medidas reforzadas, que entrarán en vigencia el 20 de enero, se producen cuando la cantidad de casos importados ha aumentado en los últimos días hasta alcanzar un máximo histórico de 391 este jueves.

Se detectó que más del 80 por ciento de los casos importados fueron de la variante ómicron, por término medio.

Corea del Sur informó de 4.167 casos nuevos de COVID-19, incluidas 3.776 infecciones locales, lo que elevó el total a 679.030, según la KDCA.

La situación del virus ha mostrado señales de una desaceleración en las últimas semanas, gracias a las restricciones antivirus más estrictas y la campaña activa para las vacunas de refuerzo, pero las autoridades sanitarias han permanecido vigilantes debido a la rápida propagación de la variante ómicron.

Son Young-rae, un funcionario del Ministerio de Salud y Bienestar Social, dijo a los periodistas, que se espera que la variante ómicron se convierta en la cepa dominante del COVID-19 en Corea del Sur dentro de una o dos semanas.

Actualmente, alrededor del 12 por ciento del total de casos fueron causados por la variante ómicron.

Hasta las 9:00 p.m., el país había sumado 3.993 nuevos casos del virus, 508 más que a la misma hora del día anterior y 697 más con respecto a la semana anterior, según las autoridades sanitarias y los Gobiernos locales. El área metropolitana de Seúl representó el 68 por ciento de las infecciones.

Los casos diarios se cuentan hasta la medianoche y se anuncian a la mañana siguiente.

La KDCA se comprometió a continuar con el plan que suspende los vuelos internacionales durante una semana en caso de que reporten más de tres casos confirmados entre sus pasajeros no surcoreanos.

Durante el mes pasado, el Gobierno activó la medida 24 veces para 16 rutas de vuelo que unen a Corea del Sur con 11 países, incluidos Estados Unidos y Vietnam.

El Gobierno también planea asegurar más alojamientos para el autoaislamiento obligatorio de los entrantes, dijo la KDCA.

Son dijo que es más crucial reducir las exenciones de autocuarentena al nivel mínimo, en lugar de buscar la prohibición de entrada a los viajeros entrantes procedentes de naciones específicas.

El país añadió 44 muertes más por coronavirus, lo que elevó el total a 6.210, indicó la KDCA. La tasa de mortalidad se situó en el 0,91 por ciento.

El número de pacientes en estado grave alcanzó los 701, permaneciendo por debajo de 800 por cuarto día consecutivo.

El mismo día, el primer lote de Paxlovid, las píldoras orales del gigante farmacéutico estadounidense Pfizer Inc., llegó a Corea del Sur, según las autoridades.

Las píldoras, para 21.000 personas empezarán a ser administradas, a partir del viernes, a los pacientes con un sistema inmunitario comprometido y aquellos mayores de 65 años de edad. El segundo lote, para 10.000 personas, será enviado para fines de este mes.

Un funcionario, utilizando equipamiento de protección sanitaria, espera a los viajeros entrantes, el 12 de enero de 2022, en el Aeropuerto Internacional de Incheon, al oeste de Seúl.

Corea del Sur ha adquirido el medicamento de Pfizer para 762.000 personas, así como píldoras orales para 242.000 personas de la farmacéutica estadounidense MSD.

A fecha de este jueves, un total de 43,30 millones de personas, o el 84,4 por ciento de la población nacional, de 52 millones de habitantes, han sido completamente vacunados, y alrededor de 22,1 millones, o el 43,1 por ciento, han recibido vacunas de refuerzo, dijo la KDCA.

Corea del Sur también autorizó, el miércoles, el uso de la vacuna contra el coronavirus de la compañía biotecnológica estadounidense Novavax Inc., la cual se espera que empiece a ser utilizada el próximo mes, como muy pronto. Las autoridades dijeron que este tipo "clásico" de vacuna podría alentar a más personas no vacunadas a considerar ser inoculadas y aumentar, aún más, la tasa de vacunación general del país.

Los trabajadores mueven cajas que transportan las píldoras de tratamiento antiviral para el coronavirus Paxlovid, del gigante farmacéutico estadounidense Pfizer Inc., en el Aeropuerto Internacional de Incheon, al oeste de Seúl, el 13 de enero de 2022. Las píldoras orales comenzarán a administrarse al día siguiente a pacientes con un sistema inmunológico comprometido y mayores de 65 años. (Foto del cuerpo de prensa. Prohibida su reventa y archivo)

Mientras tanto, las autoridades están considerando aliviar las restricciones antivirus a un límite de reuniones de seis personas, de las cuatro actuales, manteniendo el horario del toque de queda a las 9:00 p.m. en horario comercial en cafeterías y restaurantes durante tres semanas a partir del lunes, según una fuente.

El viernes, el Gobierno planea anunciar su decisión sobre si extender o no las normas actuales de distanciamiento social, las cuales entraron en vigor a mediados de diciembre, a raíz de un drástico aumento de las infecciones, y está previsto que expiren el domingo.

El 66,9 por ciento de los casos nuevos de transmisión local fueron detectados en el área metropolitana de Seúl. La capital reportó 868, mientras que la provincia de Gyeonggi, que rodea la capital, registró 1.444, y la ciudad portuaria occidental de Incheon informó de 224.

Un trabajador médico se prepara para realizar exámenes de coronavirus, el 12 de enero de 2022, en una clínica provisional, en Seúl, en medio de una ola de frío.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir