Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) Los casos diarios de coronavirus caen por debajo de 4.000 por 3er. día consecutivo

Últimas noticias 04/01/2022 10:39
La foto, tomada el 3 de enero de 2022, muestra a una trabajadora médica guiando a las personas que esperan para someterse a las pruebas del nuevo coronavirus, en una clínica provisional, en la ciudad sudoriental de Gwangju.

Seúl, 4 de enero (Yonhap) -- Los casos nuevos de coronavirus en Corea del Sur se han mantenido por debajo de 4.000, este martes, por tercer día consecutivo, en medio de las reglas de distanciamiento social estrictas, pero las autoridades sanitarias están en alerta máxima después de que se reportaran, el día anterior, los primeros fallecimientos ligados a la variante ómicron.

Corea del Sur informó de 3.024 casos nuevos de COVID-19, incluidas 2.889 infecciones locales, lo que elevó el total a 645.226, según la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés).

La cifra diaria supuso una disminución de 105 en comparación con el día anterior, y una reducción de 840 con respecto al martes de la semana pasada. La cifra también representó el tercer día ininterrumpido en que los casos nuevos diarios han caído por debajo de 4.000, tras los 3.833 y 3.126 reportados el domingo y lunes, respectivamente.

El país añadió 51 muertes más por coronavirus, lo que elevó el total a 5.781, indicó la KDCA. El número fue mayor que los 36 fallecimientos del día anterior.

El número de pacientes en estado grave se situó en 973, lo que constituye un descenso de 42 con respecto al día previo. Los casos graves se han reducido por debajo de 1.000 por primera vez en 15 días.

Los casos diarios están mostrando señales de desaceleración recientemente, mientras el Gobierno mantiene en vigor las restricciones antivirus estrictas.

A principios de noviembre, el Gobierno alivió las restricciones, implementadas, durante mucho tiempo, en la era de la pandemia, como parte de los esfuerzos para regresar gradualmente a la normalidad, bajo el plan "living with COVID-19" (vivir con el COVID-19).

Sin embargo, los casos diarios aumentaron a un récord de 7.848, el 15 de diciembre, provocando que el Gobierno volviera a implementar las restricciones antivirus por dos semanas, que estaba previsto que terminasen el domingo pasado.

El Gobierno extendió las restricciones hasta el 16 de enero, incluidos el límite máximo en las reuniones privadas, de cuatro personas, a nivel nacional, y el toque de queda, de las 9:00 p.m., sobre el horario de operación en las cafeterías y restaurantes.

Las autoridades sanitarias aún se mantienen alerta, dado que el país reportó los primeros casos de muerte por la variante ómicron.

Se reportó que dos pacientes nonagenarios fallecieron en Gwangju, a 330 kilómetros al sur de Seúl, y se confirmó, póstumamente, que uno de ellos estaba infectado con la variante ómicron y se sospecha que el otro paciente también estaba infectado con la variante del COVID-19, potencialmente más transmisible.

Ellos supusieron los primeros casos de muerte ligada a la variante ómicron desde que se reportó el primer caso en el país, el 1 de diciembre.

En la foto de archivo, las personas esperan en fila para someterse a las pruebas del COVID-19, el 24 de diciembre de 2021, en una clínica provisional, frente a la Estación de Seúl, en el centro de la capital surcoreana.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir