Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Un ejecutivo de Moderna dice que la empresa prepara un enfoque trilateral para enfrentar la variante ómicron

Entrevistas 06/12/2021 10:38

Seúl, 6 de diciembre (Yonhap) -- La compañía biotecnológica de Estados Unidos, Moderna Inc., está preparando tres estrategias para combatir la variante ómicron, la cual es más transmisible que las variantes anteriores del COVID-19, ha explicado Randall N. Hyer, vicepresidente ejecutivo superior de la compañía.

A medida que la nueva variante ómicron suscita el temor global de que la pandemia está volviendo a ganar ímpetu, los fabricantes de las vacunas contra el COVID-19 más usadas se están apresurando para encontrar soluciones a los problemas relacionados con la gravedad, transmisibilidad y efectividad de la ómicron ante las vacunas actuales.

Hyer dijo, en una entrevista realizada recientemente para la Agencia de Noticias Yonhap en Seúl, que es evidente que la ómicron tiene una tasa de transmisión más alta, agregando que aún desconocen la resiliencia de la variante ante las vacunas contra el COVID-19.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) designó la ómicron como una "variante preocupante", diciendo que posee un riesgo global "muy alto", con una alta probabilidad de una transmisión mayor en comparación con las variantes anteriores.

La semana pasada, Corea del Sur reportó el sexto caso de la variante ómicron, agravando las preocupaciones de que la nueva variante podría exacerbar la pandemia, mientras el país lidia con el repunte de los casos del virus.

Entre una lista de gigantes farmacéuticas globales -Pfizer Inc., Johnson & Johnson y AstraZeneca- que revelaron planes para abordar la amenaza que plantea la ómicron, Moderna ha proporcionado la estrategia más detallada para hacer frente a la variante.

Hyer indicó que tienen tres líneas de defensa contra la variante ómicron en paralelo y todavía no saben cuál será la más exitosa.

En virtud de la primera estrategia, Moderna ha completado un estudio de seguridad e inmunogenicidad sobre la administración de una alta dosis de su existente vacuna de ARN mensajero (ARNm) como refuerzo.

El vicepresidente ejecutivo indicó que ya tienen datos clínicos sobre las vacunas de refuerzo y desean saber si funcionan con la ómicron, añadiendo que se espera que los datos iniciales estén disponibles en las próximas dos o tres semanas.

Agregó que la segunda etapa es el estudio de dos candidatos a refuerzo polivalente, que están diseñados para anticipar las mutaciones que se han surgido con la variante ómicron.

La tercera estrategia, que Moderna y sus rivales persiguen actualmente, consiste en desarrollar vacunas específicas para la ómicron que puedan ser administradas como una vacuna de refuerzo después de una vacunación completa.

El experto de vacunación también mencionó que dichas vacunas de refuerzo pueden ser administradas con las vacunas contra el COVID-19 de otros fabricantes, señalando que dicho régimen de combinación es seguro y efectivo.

Cuando se le preguntó sobre cuándo sería lo más pronto en que se obtendrían los resultados, Hyer respondió que Moderna se está moviendo lo más rápido posible teniendo en cuenta las tres estrategias por igual.

Como un planteamiento a largo plazo, expresó que una vigilancia cautelosa es importante en la lucha contra la pandemia, ya que el virus continuará mutando.

Hyer dijo que es claro que las endémicas son posibles, añadiendo es necesario realizar más estudios para saber si la ómicron es más grave que las previas, a pesar del hecho de que un virus, en general, reduce su gravedad a medida que muta.

En cuanto a la creciente preocupación sobre los efectos secundarios de las vacunas ARNm de Moderna, incluidos algunos reportes sobre problemas cardíacos, el ejecutivo aseguró de que la compañía biotecnológica considera muy seriamente la seguridad y efectividad de sus productos.

Ha habido reportes globales que están siendo examinados por las autoridades de fármacos tanto en Estados Unidos como en Europa por casos de enfermedades, como miocarditis y pericarditis, que surgieron después de la administración de las vacunas de Moderna.

El experto en vacunas también compartió el temor entre el público en general sobre la vacunación, urgiendo a las personas a realizar más preguntas tanto a los fabricantes de vacunas como a los funcionarios gubernamentales para que puedan determinar la necesidad de vacunarse completamente y recibir las vacunas de refuerzo.

Hyer opinó que cree que las personas necesitan obtener información y que la vacunación es importante, agregando que se trata de una enfermedad grave con consecuencias severas.

La foto, proporcionada por Moderna Inc., muestra a Randall N. Hyer, vicepresidente ejecutivo de la compañía, hablando durante una entrevista, realizada el 2 de diciembre de 2021, en la Agencia de Noticias Yonhap, en Seúl. (Prohibida su reventa y archivo)

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir