Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(2ª AMPLIACIÓN) Los casos críticos de coronavirus alcanzan un récord histórico en medio de los crecientes temores por la ómicron

Últimas noticias 03/12/2021 14:38
Los extranjeros que ingresan en el país se suben a un autobús, el 2 de diciembre de 2021, en el Aeropuerto Internacional de Incheon, que los llevará a una instalación designada por el Gobierno para realizar una cuarentena obligatoria de 10 días, la cual fue impuesta después de que el país reportase, la misma semana, sus primeros casos de la variante ómicron.

Seúl, 3 de diciembre (Yonhap) -- Los casos diarios de coronavirus han caído, este viernes, por debajo de 5.000; sin embargo, el número de pacientes en estado crítico ha vuelto a alcanzar un récord histórico, en medio de los preparativos del país para limitar las reuniones privadas ante los crecientes temores por la nueva variante ómicron.

Corea del Sur informó de 4.944 casos nuevos de COVID-19, incluidas 4.923 infecciones locales, lo que elevó el número total de casos a 462.555, según la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés).

La cifra de pacientes en estado crítico alcanzó los 736, lo que supone un incremento frente al récord histórico previo de 733, apenas registrado el jueves.

La cifra de infecciones de este viernes supone una disminución frente a las 5.266 informadas el día previo, lo que constituyó la cifra más elevada de casos desde que el país reportó su primera infección por COVID-19, en enero del año pasado. Los casos diarios se habían mantenido por encima de 5.000 por dos días consecutivos.

El país registró 34 muertes más por COVID-19, lo que elevó el número de fallecidos a 3.739. La tasa de mortalidad se situó en el 0,81 por ciento.

Un visitante procedente del extranjero recibe instrucciones por parte de las autoridades de prevención epidemiológica del Aeropuerto Internacional de Incheon, al oeste de Seúl, el 3 de diciembre de 2021, en el primer día de implementación de la medida del Gobierno que exige una autocuarentena obligatoria de 10 días sobre todas las personas que lleguen al país desde el extranjero, con el fin de prevenir la propagación de la variante ómicron. Asimismo, se prohíbe el ingreso de extranjeros de 9 países africanos, incluida Sudáfrica.

El surgimiento de una variante potencialmente más transmisible es un lastre para los esfuerzos del país para volver a la normalidad con un alivio gradual de las restricciones antivirus, bajo la estrategia "living with COVID-19" (vivir con el coronavirus), que comenzó el mes pasado.

Esta semana se han confirmado seis infecciones con la variante ómicron, y están creciendo los temores de que los casos aumenten rápidamente.

Las autoridades sanitarias señalaron que el número de pacientes en estado crítico, la mayoría de los cuales son de edad avanzada, está creciendo rápidamente, provocando preocupaciones de que el sistema médico del país alcance su límite.

A fecha de las 5:00 p.m. del jueves, la tasa de ocupación de las camas hospitalarias en las unidades de cuidados intensivos en todo el país llegó al 79,2 por ciento y la cifra correspondiente para Seúl fue del 89,9 por ciento.

Más de 900 pacientes se encontraban en lista de espera para una cama en la unidad de cuidados intensivos y 12.396 pacientes estaban sometidos a un tratamiento en el hogar.

Para contener la propagación de la variante ómicron, el Gobierno dijo que limitará las reuniones privadas a seis personas en el área metropolitana de Seúl y a ocho en el resto del país, durante cuatro semanas, a partir del próximo lunes. El límite actual es de 10 y 12, respectivamente.

Asimismo, las autoridades extendieron la lista de instalaciones que demandarán un certificado de vacunación o un resultado negativo en la prueba del COVID-19 para permitir el ingreso. Entre los lugares recién incluidos se encuentran restaurantes, cafeterías, escuelas de estudios intensivos, cines, salas públicas de estudio y museos.

El Gobierno otorgará un período de gracia de una semana antes de aplicar las reglas. Las excepciones se aplicarán para un cliente no vacunado que use la instalación solo.

El ministro de Salud y Bienestar Social surcoreano, Kwon Deok-cheol, dijo, en una sesión informativa sobre las medidas de respuesta antivirus, que, con las medidas, suspenden temporalmente el plan de regreso a la normalidad y determinarán si pueden seguir adelante con la próxima fase del plan, ya que tratan de manejar la tendencia de manera estable.

El ministro añadió que los efectos de las restricciones antivirus más estrictas empezarán a surgir tras un par de semanas.

Los jóvenes de 12-17 años de edad necesitarán presentar el pase de vacunación para entrar en tales instalaciones, a partir de febrero del próximo año, dado que la tasa de vacunación entre tal grupo etario aún es baja.

El primer ministro, Kim Boo-kyum, subrayó la necesidad de que las personas, en particular los ancianos y adolescentes, reciban la vacuna, diciendo que las vacunas son la "barrera más esperanzadora que puede bloquear el COVID-19" y tales grupos etarios tienen la llave para contener la propagación del virus.

El país había planeado aliviar aún más las restricciones antivirus este mes, pero el Gobierno decidió suspender el plan, citando los altos riesgos de la pandemia y las preocupaciones por la variante.

A partir de este viernes, las autoridades han comenzado a requerir que todos los viajeros que lleguen al país procedentes del extranjero se sometan a una cuarentena obligatoria de 10 días, durante las dos próximas semanas, independientemente de si están vacunados.

Entre los casos nuevos de transmisión local, Seúl informó de 2.094 casos, y la provincia de Gyeonggi, que rodea la capital, identificó 1.464.

Se añadieron 21 casos importados.

La KDCA dijo que un total de 42,61 millones de personas, o el 83 por ciento de la población nacional, han recibido la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19, mientras que 41,19 millones, o el 80,2 por ciento, han sido completamente vacunados.

Alrededor de 3,57 millones de personas, o el 7 por ciento de la población, han recibido la vacuna de refuerzo.

felicidades@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir