Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(2ª AMPLIACIÓN) Los casos graves alcanzan un máximo histórico en medio de temores de la nueva variante

Últimas noticias 30/11/2021 11:45
Las personas esperan en fila para someterse a las pruebas del nuevo coronavirus, el 26 de noviembre de 2021, en una clínica provisional frente a la Estación de Seúl.

Seúl, 30 de noviembre (Yonhap) -- Los casos nuevos de coronavirus en Corea del Sur se han mantenido, este martes, por debajo de 4.000, por tercer día consecutivo; sin embargo, la alta cifra de pacientes en estado grave alcanzó un nuevo máximo, en medio de preocupaciones sobre la propagación mundial de una nueva variante del virus.

Corea del Sur informó de 3.032 casos nuevos de COVID-19, incluidas 3.003 infecciones locales, lo que elevó el número total de casos a 447.230, según la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés). El país reportó la mayor cifra de infecciones diarias el miércoles pasado, con 4.115 casos.

El país registró 44 muertes más por COVID-19, este martes, lo que elevó el número de fallecidos a 3.624. La tasa de mortalidad se situó en el 0,81 por ciento. El país también registró la primera muerte por coronavirus de un niño menor de 10 años.

La cifra de pacientes en estado crítico también alcanzó un máximo histórico de 661, lo que supone el séptimo día consecutivo en que estos casos se mantienen por encima de 600.

El Gobierno decidió, el lunes, suspender el alivio adicional de las normas de distanciamiento social, dado que las autoridades sanitarias continúan lidiando con el aumento de casos diarios.

Asimismo, decidió acelerar la administración de vacunas de refuerzo y adquirir más camas hospitalarias durante las próximas cuatro semanas.

La KDCA dijo que el nivel de riesgo de la pandemia ha alcanzado su nivel más alto en el área metropolitana de Seúl. El nuevo sistema de evaluación de riesgo, de cinco niveles, fue implementado la semana pasada.

Los funcionarios sanitarios dijeron que se ha vuelto imposible pasar a la segunda fase del plan ambicioso del país para regresar gradualmente a la normalidad.

Corea del Sur había planeado inicialmente un alivio adicional de las restricciones antivirus a mediados de diciembre, después de pasar cuatro semanas en la primera fase del alivio de las reglas de distanciamiento social.

La nueva variante Ómicron, detectada alrededor del mundo, ha puesto en alerta a Corea del Sur, suscitando que las autoridades prohíban la entrada al país a todos los extranjeros procedentes de ocho países africanos, al objeto de bloquear la variante potencialmente más transmisible.

A fecha de este martes, la tasa de ocupación de las camas hospitalarias en las unidades de cuidados intensivos para los pacientes de COVID-19 llegó al 91 por ciento en Seúl y al 88,5 por ciento en el área metropolitana de Seúl. La cifra correspondiente para todo el país fue del 78,5 por ciento.

Las autoridades sanitarias dijeron, anteriormente, que una tasa de ocupación de camas hospitalarias del 75 por ciento es el umbral crítico.

A fecha de este martes, alrededor de 3,03 millones de personas recibieron vacunas de refuerzo, según datos de la KDCA.

De los casos nuevos de transmisión local, Seúl informó de 1.176 casos y la provincia de Gyeonggi, que rodea la capital, identificó 907.

Se añadieron 29 casos importados.

Un total de 42,54 millones de personas, o el 82,9 por ciento de la población del país, han recibido sus primeras dosis de las vacunas contra el COVID-19, y 41 millones, o el 79,9 por ciento, han sido completamente vacunadas.

felicidades@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir