Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(3ª AMPLIACIÓN) Los casos diarios de coronavirus caen por debajo de 4.000 mientras las muertes y casos críticos alcanzan niveles récord

Últimas noticias 28/11/2021 15:27
Los ciudadanos esperan en fila, el 28 de noviembre de 2021, para someterse a las pruebas del COVID-19 en un centro médico estatal en el sur de Seúl.

Seúl, 28 de noviembre (Yonhap) -- Los casos nuevos de coronavirus en Corea del Sur han caído, este domingo, por debajo de 4.000, pero el número de muertes y pacientes en estado crítico ha alcanzado nuevos máximos, generando preocupaciones sobre una mayor propagación del COVID-19 bajo las restricciones antivirus aliviadas, destinadas a regresar gradualmente a la vida normal.

Corea del Sur informó de 3.928 casos nuevos de COVID-19, incluidas 3.893 infecciones locales, lo que eleva el número total de casos a 440.896, según la Agencia para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KDCA, según sus siglas en inglés).

El cómputo disminuyó con respecto a los 4.068 casos del sábado, pero fue superior a los 3.901 del viernes. El país reportó la mayor cifra de infecciones diarias el miércoles, con 4.115 casos.

El descenso se debió, en gran parte, a que se realizaron menos pruebas del virus durante el fin de semana.

Los esfuerzos de prevención epidemiológica de Corea del Sur se encuentran en una coyuntura crítica, ya que el país ha visto un aumento de las muertes relacionadas con el COVID-19 y de pacientes críticamente enfermos desde que comenzó, el 1 de noviembre, a aliviar las restricciones contra el virus bajo su plan de tres fases "living with COVID-19" (vivir con el coronavirus).

Este domingo se registró un récord diario de 56 muertes más por COVID-19, lo que elevó el número de fallecidos a 3.548. La tasa de mortalidad se situó en el 0,8 por ciento.

Los pacientes en estado crítico también alcanzaron un máximo histórico de 647, lo que supone el quinto día consecutivo en que estos casos se mantienen por encima de 600.

De los 634 pacientes gravemente enfermos, los mayores de 60 años representaron el 84,5 por ciento, dijo la KDCA. Los casos de infecciones posvacunación se dispararon en los sanatarios y asilos para los ciudadanos de la tercera edad, a medida que la eficacia de la vacunación ha disminuido para aquellos que recibieron las dosis a principios de este año.

El aumento de las infecciones y los casos críticos ha agotado rápidamente las camas hospitalarias disponibles en todo el país. De las 714 camas aseguradas para los cuidados intensivos en el área metropolitana de Seúl, el 85,4 por ciento estaban ocupadas a las 5:00 p.m. del sábado.

Las autoridades sanitarias se mantienen alerta sobre un posible aumento de los casos del virus durante la temporada de invierno y el impacto de la aparición de la nueva variante Omicron, detectada por primera vez en Sudáfrica. La Organización Mundial de la Salud (OMS) designó recientemente la Omicron como una variante de preocupación.

Corea del Sur planeaba pasar a la segunda etapa, de menos restricciones, a mediados de diciembre, pero las autoridades sanitarias advirtieron de que es posible que el país no pueda hacerlo si continúa la tendencia actual del virus.

El Gobierno planea revelar, el lunes, una serie de medidas de prevención epidemiológica para hacer frente al aumento de los casos de coronavirus. Las autoridades sanitarias están considerando establecer, en seis meses, el período de validez de los pasaportes de vacunación, en un intento de alentar a las personas a recibir, más tarde, las vacunas de refuerzo. Para usar instalaciones de alto riesgo o multiusos, se podría requerir que las personas de 18 años o menos tengan un pasaporte de vacunación, el cual demuestra que una persona ha sido completamente vacunada contra el COVID-19.

Las personas no vacunadas también pueden tener que asumir los costos del tratamiento si se infectan con el virus. Actualmente, el Gobierno asume todos los costos del tratamiento para los pacientes con COVID-19.

A partir de este domingo, Corea del Sur ha impuesto una prohibición de entrada al país a todos los extranjeros procedentes de ocho países africanos, incluidos Sudáfrica y Botsuana, en un intento de bloquear la variante Omicron, potencialmente más transmisible.

Los ciudadanos surcoreanos que procedan de esos países deben someterse a una cuarentena obligatoria de 10 días en las instalaciones designadas, independientemente de si han recibido las vacunas contra el COVID-19.

La KDCA dijo que las autoridades sanitarias continuarán monitorizando los riesgos de la variante Omicron y considerarán expandir una lista de países sujetos a reglas de cuarentena más estrictas.

De entre los casos de transmisión local, Seúl informó de 1.668 casos nuevos y la provincia de Gyeonggi, que rodea la capital, identificó 1.083 casos más.

El número de casos importados llegó a 35.

Un total de 42,5 millones de personas, o el 82,8 por ciento de la población del país, han recibido sus primeras inyecciones de las vacunas contra el COVID-19, y 40,9 millones, o el 79,7 por ciento, han sido completamente vacunados.

Esta fotografía, tomada el 28 de noviembre de 2021, muestra a unos trabajadores sanitarios en un centro de pruebas estatal en Songpa, en el sur de Seúl.

elena@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir