Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

La esposa del difunto expresidente Chun pide disculpas por los 'dolores y cicatrices' infligidos durante su presidencia

Últimas noticias 28/11/2021 10:44
La foto, tomada el 25 de noviembre de 2021, muestra a Lee Soon-ja (frente), la viuda del expresidente Chun Doo-hwan, y sus familiares, en el altar fúnebre de Chun, establecido en el Hospital Severance, en Seúl. (Foto del cuerpo de prensa. Prohibida su reventa y archivo)

Seúl, 28 de noviembre (Yonhap) -- La esposa del expresidente Chun Doo-hwan, criticado por su represión sangrienta sobre el levantamiento prodemocrático de 1980 en la ciudad suroccidental de Gwangju, ha emitido una disculpa, el sábado, por los "dolores y cicatrices" infligidos durante su presidencia.

Lee Soon-ja realizó la disculpa -la primera emitida por parte de la familia de Chun- mientras la familia afligida se preparaba para trasladar su ataúd fuera del hospital en Seúl. Chun falleció el martes, a los 90 años de edad, por enfermedades crónicas.

Lee dijo, en el Hospital Severance, en el centro de Seúl, que, en nombre de su marido, quería pedir disculpas profundamente, en especial a aquellos que sufrieron dolores y cicatrices durante su mandato.

Lee también recordó que Chun solía decir: "Todo fue por mi culpa y mi falta de virtud".

Sin embargo, la disculpa no fue considerada como una dirigida a las víctimas de la represión brutal sobre el levantamiento del 18 de mayo de 1980, ya que Lee lo limitó al período en que Chun fue presidente, de septiembre de 1980 a febrero de 1988. Chun, un exgeneral del Ejército, tomó el poder mediante un golpe de Estado, en 1979.

Un exasesor de Chun dijo a los periodistas que Lee no hizo los comentarios con respecto al levantamiento del 18 de mayo.

Agregó que, durante su presidencia, hubo estudiantes que fueron torturados hasta la muerte por la policía, aludiendo al régimen despótico de Chun mientras estuvo en el cargo.

En sus comentarios, la viuda también dijo que Chun le pidió a su familia que minimizara el proceso del funeral, que nunca le hicieran una tumba, y que lo incineraran y esparcieran sus cenizas en áreas con vistas a Corea del Norte.

El mismo día, Cho Jin-tae, un alto cargo de la Fundación Conmemorativa del 18 de Mayo, dedicada a conmemorar el movimiento de 1980, rechazó la disculpa de Lee como "comentarios sin sentido pronunciados por cortesía".

Cho dijo, durante una llamada telefónica con la Agencia de Noticias Yonhap, que los comentarios individuales de Lee no darán consuelo a las personas que han sufrido dolor.

Agregó que si desean pedir perdón genuinamente, deben demostrar una acción más tarde, en la medida en que aquellos que sufrieron puedan aceptarla.

hana@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir