Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

El presidente expresa preocupación sobre el aumento repentino de los casos de coronavirus y advierte contra la complacencia

Últimas noticias 22/11/2021 08:22
El presidente, Moon Jae-in, habla, el 21 de noviembre de 2021, en una reunión pública televisada.

Seúl, 22 de noviembre (Yonhap) -- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha dicho, el domingo, que está preocupado por un aumento reciente en los casos nuevos de COVID-19, mientras la nación alivió algunas reglas de distanciamiento social, e instó a las personas a cumplir estrictamente las reglas de distanciamiento a pesar de las tasas de vacunación más altas.

"El número de pacientes confirmados está aumentando a medida que suben las tasas de vacunación. Deben seguirse las reglas de distanciamiento, incluido el uso de mascarillas", dijo Moon en una reunión pública televisada a nivel nacional.

Los casos nuevos de coronavirus en la nación se mantuvieron, el domingo, por encima de 3.000 por quinto día consecutivo, en medio de las preocupaciones sobre la reapertura total de las escuelas y el resurgimiento del virus antes del invierno.

Los casos diarios no han mostrado signos de desaceleración en las últimas semanas, mientras el país comenzó a aliviar las restricciones del virus el 1 de noviembre, en la primera del plan de tres fases "living with COVID-19" (vivir con el coronavirus), para un regreso gradual a la normalidad.

El reciente resurgimiento del virus ha generado preocupaciones por el inicio del invierno, especialmente antes de la apertura total de las clases presenciales en las escuelas, esta semana.

Moon dijo que se ha estado esperando, de forma generalizada, el aumento de los casos diarios de coronavirus a medida que las autoridades sanitarias aliviaron algunas reglas de distanciamiento, pero expresó su preocupación por la escasez de camas en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales, mientras el número de pacientes en estado crítico aumenta a un ritmo más rápido.

Agregó que las autoridades sanitarias ayudarán a los hospitales a manejar a los pacientes en estado grave o crítico, al proporcionar camas hospitalarias suficientes.

La semana pasada, el Gobierno acortó el intervalo entre las dosis regulares de las vacunas y las inyecciones de refuerzo para los ciudadanos de la tercera edad y otros grupos de personas.

El presidente dijo que se precisa aumentar la eficacia de la vacunación mediante la administración rápida de dosis de refuerzo.

Bajo la primera fase, se permiten las reuniones de hasta 10 personas en la región metropolitana de Seúl, independientemente de su vacunación. Se levantaron por completo los toques de queda en las horas de operación de los negocios, como restaurantes, cafeterías y cines, a excepción de las instalaciones de entretenimiento para adultos, como clubs y bares.

Corea del Sur planeaba pasar a la segunda etapa a mediados de diciembre, después de un período de evaluación de dos semanas, pero las autoridades sanitarias advirtieron de que es posible que el país no pueda hacerlo si continúa la tendencia actual.

El presidente dijo que las autoridades sanitarias podrían endurecer las reglas de distanciamiento social si el número creciente de pacientes críticamente enfermos plantea una seria amenaza para el sistema de asistencia sanitaria del país.

Sin embargo, Moon dijo que Corea del Sur podría proceder con el regreso gradual a la vida normal, ya que se espera que el Gobierno consiga camas hospitalarias y personal médico suficientes para tratar a los pacientes críticamente enfermos.

La reunión pública, de 100 minutos de duración, se centró, principalmente, en las situaciones del coronavirus y los medios de vida de las personas.

Mientras describía el aumento galopante de los precios de la vivienda como el asunto más lamentable durante su Administración, Moon dijo que el Gobierno continuará haciendo esfuerzos para estabilizar los precios de la vivienda hasta el último día de su mandato.

Los precios de la vivienda no han mostrado señales de disminuir, ya que más personas han obtenido préstamos bancarios para comprar viviendas, en previsión de los precios más altos, a pesar de una serie de restricciones gubernamentales.

El gobernante Partido Democrático y el Ministerio de Economía y Finanzas han estado en desacuerdo sobre la provisión de fondos de ayuda de emergencia universales.

El ministro de Finanzas, Hong Nam-ki, ha dicho que los fondos se proporcionarán a las personas vulnerables afectadas por la pandemia.

Moon dijo que apoya la decisión del Gobierno de otorgar fondos de ayuda a las personas vulnerables.

elena@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir