Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

KDI: La economía surcoreana crecerá un 3 por ciento en 2022 por el fuerte gasto privado

Últimas noticias 11/11/2021 15:58
La foto, tomada el 7 de noviembre de 2021, muestra a personas caminando por una calle del barrio comercial de Myeongdong, en Seúl, a medida qe se está celebrando un festival de ventas organizado por el Estado.

Seúl, 11 de noviembre (Yonhap) -- Se prevé que la economía surcoreana crezca un 3 por ciento, el próximo año, a medida que el gasto privado podría registrar una fuerte recuperación en medio del despliegue de las vacunas, dijo, este jueves, el Instituto de Desarrollo de Corea del Sur (KDI, según sus siglas en inglés).

La perspectiva de crecimiento del KDI para 2022, que se mantuvo sin cambios frente a la estimación realizada en mayo, está en consonancia con las estimaciones de crecimiento del 3 por ciento del Gobierno y el Banco de Corea (BOK). El Fondo Monetario Internacional pronosticó un crecimiento del 3,4 por ciento para Corea del Sur.

"A raíz de la campaña de vacunación contra el COVID-19, se espera que el gasto privado registre una fuerte recuperación el próximo año, liderado por un aumento en el consumo de servicios", dijo el KDI, en un comunicado.

El instituto estatal revisó al alza su perspectiva de crecimiento de la economía surcoreana para este año del 3,8 al 4 por ciento.

La cuarta economía de Asia se encuentra en una senda de recuperación gracias a las sólidas exportaciones de chips.

Sin embargo, su ímpetu de recuperación se debilitó en el tercer trimestre, debido a que el sector manufacturero, la columna vertebral de la economía, se desaceleró debido, en gran parte, a las interrupciones de las cadenas mundiales de suministro, según el KDI.

El gasto privado disminuyó un 0,3 por ciento intertrimestral en el tercer trimestre, lo que supuso una desaceleración frente al incremento intertrimestral del 3,6 por ciento en el segundo trimestre, debido al resurgimiento de los casos de COVID-19.

El KDI dijo que, a medida que el país comenzó un regreso gradual a la vida normal, en consonancia con el despliegue de las vacunas, es probable que el gasto privado se recupere rápidamente, liderado por una recuperación en los sectores de servicios presenciales.

Corea del Sur comenzó a aliviar las restricciones antivirus en noviembre, en la primera etapa de su estrategia "living with COVID-19" (vivir con el coronavirus), ya que el 77 por ciento de sus 52 millones de habitantes han sido completamente vacunados.

Se prevé que el gasto privado crezca un 3,9 por ciento el próximo año, en comparación con la estimación de una subida del 3,5 por ciento para este año.

Se pronostica que las exportaciones de bienes aumentarán un 2,6 por ciento, lo que supone un ritmo más lento frente al crecimiento del 8,5 por ciento previsto para este año.

Mientras tanto, el KDI pronosticó que los precios al consumidor del país aumentarán un 1,7 por ciento en 2022, lo cual es menor que el 2,3 por ciento estimado para este año. El BOK apunta a mantener la inflación anual en un 2 por ciento a medio plazo.

Los precios al consumidor de Corea del Sur crecieron un 3,2 por ciento interanual en octubre, lo que representa el aumento más rápido en casi una década, debido al efecto base y el alza de los precios del petróleo. La inflación subió más del 2 por ciento por séptimo mes consecutivo.

El instituto dijo que el impacto de los altos precios del petróleo y otras materias primas probablemente será moderado en la segunda mitad del próximo año.

El KDI dijo que los principales riesgos económicos bajistas del exterior serán el impacto de las interrupciones de la cadena mundial de suministro y una posible desaceleración económica global.

Hur Jin-wook, becario de investigación del KDI, dijo, a los reporteros, que si no se lidia con la escasez de suministro de solución acuosa de urea (UWS) en una fecha temprana, podría terminar representando un riesgo bajista significativo para la economía surcoreana.

Corea del Sur ha estado haciendo frente a la escasez de UWS y sus crecientes precios, en las últimas semanas, a medida que China restringió, en octubre, las exportaciones de urea, en medio de una crisis energética provocada por la escasez de suministro de carbón.

El KDI dijo que el BOK no debería aumentar el tipo de interés de referencia a un ritmo rápido, considerando su impacto negativo en la frágil recuperación económica.

Se espera, de forma generalizada, que el BOK suba el tipo de interés clave, este mes, para controlar la inflación y frenar la deuda de los hogares. El BOK lo elevó en 0,25 puntos porcentuales, a un 0,75 por ciento, en agosto, lo que representó el primer incremento desde noviembre de 2018.

El instituto de investigación dijo que, el próximo año, el Gobierno debe administrar la política fiscal con un enfoque en brindar apoyo específico a las personas vulnerables.

El KDI dijo que, a medio plazo, el Gobierno debería ser proactivo en frenar un fuerte aumento de la deuda nacional.

Ante la propuesta de un presupuesto récord para el próximo año, se prevé que la deuda soberana de Corea del Sur supere, por primera vez, los 1.000 billones de wones (843.000 millones de dólares), según el Ministerio de Economía y Finanzas. El coeficiente de endeudamiento nacional alcanzará, probablemente, el 50,2 por ciento en 2022, frente a la estimación del 47,3 por ciento para este año.

La foto, tomada el 7 de noviembre de 2021, muestra los precios de la gasolina en una gasolinera de Seúl.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir